Lavrov dice que Rusia y China están alerta ante los "juegos" occidentales

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Lavrov dice que Rusia y China están alerta ante los "juegos" occidentales
Lavrov dice que Rusia y China están alerta ante los "juegos" occidentales   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2023

MOSCÚ, 18 ene – El ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, dijo el miércoles que Estados Unidos está intentando “contener” tanto a Rusia como a China con la ayuda de otros países, pero que estos están alerta ante sus “juegos”.

Lavrov declaró en rueda de prensa que Occidente ve a ambos países como una amenaza: a Rusia en estos momentos y a China a largo plazo como un rival sistémico.

Según Lavrov, Washington no tiene poder suficiente para mantener a raya a ambos países a la vez, por lo que está movilizando a Europa, Japón y otros países para que se unan a él.

Al mismo tiempo, Occidente intenta abrir una brecha entre Rusia y China. “Occidente intenta sembrar la discordia en nuestras relaciones (…) Nosotros y China vemos todos estos juegos”, afirmó.

Sus comentarios subrayaron la importancia estratégica que tiene para Moscú su relación con China en un momento en que su ejército está luchando en Ucrania y sus vínculos económicos con Occidente se han visto arruinados por sucesivas oleadas de sanciones.

Lavrov afirmó que los lazos con Pekín nunca habían sido tan estrechos, y que ambos países están pasando una parte cada vez mayor de su comercio a sus monedas nacionales para reducir la dependencia de Occidente y la exposición a las sanciones.

Rusia y China firmaron una asociación “sin límites” el pasado febrero, y sus vínculos económicos han experimentado un auge a medida que las conexiones de Rusia con Occidente se han ido debilitando.

Lavrov afirmó que Occidente busca cada vez más formas de molestar a China.

“Ya han esbozado sus posiciones sobre Taiwán, que son absolutamente inaceptables para China y para el derecho internacional, buscan cada vez más oportunidades de irritar a China en Tíbet, Xinjiang y Hong Kong”, dijo.

“Por lo tanto, China es muy consciente de que permanecer en el sistema occidental y depender completamente de Occidente entraña riesgos muy graves para los intereses nacionales fundamentales del desarrollo de China”, agregó.