Olaf Scholz explica su cambio de postura sobre los tanques Leopard ante el Parlamento alemán

Access to the comments Comentarios
Por Amaranta Zermeno Jimenez  con AP, AFP
El canciller alemán Olaf Scholz habla a los legisladores en el Parlamento alemán Bundestag en Berlín, miércoles, 25 de enero de 2023.
El canciller alemán Olaf Scholz habla a los legisladores en el Parlamento alemán Bundestag en Berlín, miércoles, 25 de enero de 2023.   -   Derechos de autor  Markus Schreiber/Copyright 2023 The AP. All rights reserved

Por fin ha caído la resistencia del canciller de Alemania, Olaf Scholz, a entregar sus deseados tanques Leopard a Ucrania. Tras semanas de presiones desde dentro y fuera del país, Scholz ha explicado ante el Bundestag su cambio de postura y sus objetivos en el envío de estos tanques:

"Nuestro objetivo es suministrar rápidamente dos batallones de tanques (Leopard) junto con nuestros aliados. Hay muchos países a los que les gustaría suministrar, y vamos a coordinarlo e involucrarlos para que eso ocurra paso a paso", dijo el canciller. "Proporcionaremos formación, logística, municiones y mantenimiento de los sistemas, y como he dicho, permitiremos que los países aliados puedan suministrar".

Scholz ha asegurado que quiere evitar una escalada militar. En Kiev, el anuncio ha sido muy bien acogido.

El presidente ucraniano, que llevaba meses pidiendo tanques occidentales, ha expresado en Twitter su gratitud al canciller y a todos "los amigos en Alemania."

El primer ministro polaco, que llegó a presionar con entregar sus tanques a Ucrania incluso sin permiso alemán, también ha expresado su agradecimiento.

La reacción rusa no se ha hecho esperar: 

"Lo principal es una sobreestimación completamente obvia del potencial que (el suministro de tanques) añadiría a las Fuerzas Armadas de Ucrania. Se trata de otra falacia, bastante profunda. Reiteramos que estos tanques se quemarán como todos los demás", declaró el portavoz del presidente ruso Dimitry Peskov.

El embajador ruso en Alemania ha acusado a Berlín de abdicar de su responsabilidad histórica en la Segunda Guerra Mundial. El presidente ruso, Vladimir Putin, ha puesto en duda que Alemania sea un país soberano.