EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

¿Es un globo? ¿Es un ovni? No, es la carrera hacia la estratosfera

Recreación de un dron Boeing X-51A Waverider.
Recreación de un dron Boeing X-51A Waverider. Derechos de autor AFP/US AIR FORCE/HANDOUT
Derechos de autor AFP/US AIR FORCE/HANDOUT
Por euronews
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

¿Estamos ante el desarrollo de nuevas armas hipersónicas que suben a la alta atmósfera para no ser interceptadas?

PUBLICIDAD

¿Estamos ante el desarrollo de nuevas armas hipersónicas que suben a la alta atmósfera, a la estratosfera,  para no ser interceptadas, se preguntan algunos expertos?

Como en las películas, Estados Unidos fue el primer país objetivo. La historia comienza con un globo - "espía", dice Washington, "meteorológico" replica Pekín- que acabó en aguas de la costa de Carolina del Sur. 

El Departamento de Estado estadounidense explica que, antes de ser derribado, el aparato fue analizado en pleno vuelo por aviones U-2, que supuestamente fotografiaron equipos de vigilancia como antenas, revelando "su verdadera misión". Estados Unidos no ha difundido imágenes de la operación.

China mantiene que se trata simplemente de un aparato meteorológico fuera de rumbo y recuerda que los globos estadounidenses han entrado en el espacio aéreo chino más de una docena de veces en el último año.

Lo más insólito vino después, también en el aire: en los tres días siguientes, tres objetos voladores no identificados -tres ovnis, por tanto- fueron destruidos sobre Norteamérica, sin que nadie supiera, ni quisiera revelar, su naturaleza. Sobrevolaban Alaska, la región canadiense del Yukón y el lago Hurón, en Michigan, cuando fueron destruidos. Las especulaciones sobre la confirmación flagrante de actividad extraterrestre vuelan por todas partes. 

La Casa Blanca descarta la posibilidad; de hecho, el tema provocó risas en la sala de prensa mientras hablaba la portavoz Karine Jean-Pierre, que no ocultó su incredulidad.

¿Cuestión de altura?

Hay muy pocos hechos confirmados. Uno de ellos es que el supuesto globo espía volaba a 18 kilómetros de altura, en plena estratosfera. Para Jean-Vincent Brisset, experto del Instituto de Relaciones Internacionales y Estratégicas (IRIS), esto puede tener una explicación inmediata. "Actualmente, Estados Unidos, pero también China, Francia, sin duda Rusia, y otros grandes países, investigan para intentar desarrollar nuevas armas, los llamados planeadores hipersónicos. Gran parte del vuelo de estos artefactos tiene lugar en la estratosfera. Sabemos muy poco de la estratosfera, en términos de composición, en términos de los vientos que circulan", dice Brisset. Entonces, ¿es el globo chino un dispositivo de exploración con la misión de descubrir una estratosfera estratégica donde cualquier arma de guerra será muy difícil de interceptar?

Iain Boyd, director del Centro de Iniciativas de Seguridad Nacional de la Universidad de Colorado, explica que "esta región de la atmósfera está por encima del cinturón donde vuelan los aviones y por debajo del espacio. Es una región que no conocemos del todo". Y, por tanto, una ventaja para quien pueda hacerlo.

Los procedimientos han cambiado y los objetos también

Lo cierto es que NORAD, el organismo de defensa aeroespacial de Norteamérica, reforzó la precisión del sistema de radar tras el primer globo, lo que puede explicar el aumento en la detección de dispositivos.

Los restos del "globo espía" pudieron llegar a territorio poblado, por lo que solo fue derribado sobre el Atlántico. Iain Boyd piensa que era demasiado grande para ser un dispositivo meteorológico, pero también duda de que Pekín envíe material comprometedor de un tamaño fácilmente detectable que pueda caer en manos estadounidenses. El mismo día, otro objeto del mismo tipo sobrevoló Colombia, lo que Bogotá confirmó. Sin embargo, no se tomaron medidas para destruirlo.

El último artefacto interceptado, en Michigan, estaba a seis kilómetros de altura y suponía un peligro real para la aviación civil. Jean-Vincent se pregunta por qué no hay registros fotográficos ni de los aviones que lo derribaron. ¿No era un globo? Según las autoridades estadounidenses, se trataba de una "estructura octogonal con cables colgantes".

El globo canadiense, por ejemplo, era cilíndrico. Brisset señala que todos los días se sueltan innumerables dispositivos aeroestáticos de estudio. 

No existe exactamente un sistema de control internacional. Los dispositivos tienen localizadores. La trayectoria puede ser impredecible, dependiendo de factores como el viento.

Fuentes adicionales • Enrique Barrueco (Voz en off)

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Al menos 25 muertos tras varios ataques israelíes contra tiendas de campaña en Rafah

SpaceX pone en órbita con éxito 22 nuevos satélites Starlink para llevar Internet a todo el mundo

Space X completa con éxito el cuarto vuelo de prueba de su mega cohete Starship