EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

¿En qué consiste la estrategia tripwire de la OTAN? ¿Sigue siendo relevante en la actualidad?

Un efectivo de la OTAN en una foto de archivo.
Un efectivo de la OTAN en una foto de archivo. Derechos de autor Andreea Alexandru/Copyright 2022 The AP. All rights reserved.
Derechos de autor Andreea Alexandru/Copyright 2022 The AP. All rights reserved.
Por Euronews
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Las limitadas unidades militares desplegadas en el pasado han sido sustituidas por batallones reforzados. Ante la invasión rusa de Ucrania y las amenazas a la seguridad en Europa, la Alianza Atlántica ha optado claramente por sacar músculo.

PUBLICIDAD

La estrategia de disuasión de la OTAN ha evolucionado considerablemente. Las limitadas unidades militares desplegadas en el pasado han sido sustituidas por batallones reforzados. Ante la invasión rusa de Ucrania y las amenazas a la seguridad en Europa, la Alianza Atlántica ha optado claramente por sacar músculo.

La estrategia Tripwire

Durante la guerra fría y en las décadas posteriores, la OTAN marcó su presencia desplegando fuerzas armadas limitadas en zonas de tensión geopolítica. Estas unidades militares, más que representar una "amenaza ofensiva", dado su tamaño, tenían como principal objetivo disuadir a cualquier agresor potencial. En otras palabras, la Alianza advierte que responderá colectivamente si uno de sus soldados es atacado en territorio de la OTAN. Es la estrategia del Tripwire.

Algunos ejemplos históricos: durante la guerra fría, el ejército norteamericano tenía una brigada en Berlín Occidental para disuadir a las tropas soviéticas de entrar en ese territorio, aunque el número de efectivos presentes no hubiera sido capaz de defender el territorio en caso de una ofensiva del Pacto de Varsovia. En las Malvinas, en la década de 1980, el ejército británico contaba con una pequeña fuerza de defensa, pero esto no impidió que el ejército argentino desembarcara en la isla e iniciara una guerra. Del mismo modo, Estados Unidos desplegó personal militar en Corea del Sur para enviar un mensaje al régimen de Pyongyang.

Tras la anexión rusa de Crimea en 2014, la OTAN recurrió a esta estrategia de disuasión en la Cumbre de Nuevo Puerto. En su flanco oriental, especialmente en los países bálticos, desplegó bases logísticas avanzadas equipadas con material y municiones, y capaces de albergar tropas en caso necesario.

Al mismo tiempo, la Alianza creó una "punta de lanza", una fuerza de reacción "muy rápida" capaz de movilizar 800 hombres en dos días y hasta 7.000 en una semana. Moscú estaba advertido.

2016: en Varsovia, la alianza da un paso más

Tras la cumbre de la OTAN celebrada en Varsovia en 2016, la Alianza Atlántica aceleró el paso creando "grupos de combate multinacionales" en varios países: Estonia, Letonia, Lituania, pero también Polonia, Rumanía, Eslovaquia, Hungría y Bulgaria.

Además del despliegue de más hombres (4.000 soldados), este refuerzo militar supuso también un mayor número de buques y aviones en las zonas vulnerables. "Es el resultado directo del recurrente comportamiento agresivo de Rusia hacia sus vecinos y hacia la comunidad transatlántica en general", fue la justificación de la OTAN. Moscú estaba furioso.

Tripwire", ¿una estrategia obsoleta?

En 2022, la presencia avanzada de las fuerzas de la OTAN en el flanco oriental de Europa no disuadió a Vladimir Putin de enviar sus tropas a Ucrania. "La estrategia de los hilos ya no sirve después de lo que ha hecho Rusia en Ucrania. Esto significa que la primera batalla debe ser la más importante", reconoció un alto funcionario de la Alianza.

La ministra de Asuntos Exteriores de Alemania se mostró de acuerdo: "La anterior lógica del Tripwire, que señala mediante presencias mínimas en los Estados bálticos y Polonia que un ataque contra un país de la OTAN es un ataque contra todos nosotros, ya no será suficiente en su forma actual", escriía en Twitter. 

En julio de 2022, la cumbre de la OTAN celebrada en Madrid adoptó un nuevo modelo que ampliaba la gama de fuerzas de "alta disponibilidad": más equipamiento y reservas de armas preposicionadas, más sistemas integrados de defensa aérea y antimisiles y más tropas. El número de tropas aumentó a 300.000.

La nueva doctrina transatlánticacalifica a Rusia como "la amenaza más significativa y directa para la seguridad de los aliados [...] No podemos descartar la posibilidad de un ataque contra la soberanía o la integridad territorial de los aliados". Por primera vez, además, esta nueva hoja de ruta apunta también a China que, según la OTAN, representa un "desafío" a su "seguridad".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

¿Envía la OTAN suficientes armas a Ucrania? ¿Lo hace suficientemente rápido?

Scholz aumentará el gasto en Defensa según lo acordado con la OTAN

Rusia condena a 16 años de cárcel al periodista estadounidense Gershkovich por espionaje