El judo vuelve a Georgia para un apasionante Grand Slam de Tiflis

Las medallistas de menos de 57 posan con sus preseas en el primer día de competición
Las medallistas de menos de 57 posan con sus preseas en el primer día de competición Derechos de autor FIJ/Tamara Kulumbegashvili
Derechos de autor FIJ/Tamara Kulumbegashvili
Por Jose Nunez TenaEuronews en español
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Los locales suman de momento una medalla, la plata conseguida por Giorgi Sardalashvili en menos de 60 kilos.

PUBLICIDAD

El judo regresó a uno de sus escenarios favoritos, Georgia, para la celebración del Grand Slam de Tiflis. Como cada año, las gradas se llenaron de apasionados hinchas georgianos dispuestos a ayudar a los suyos a subir a lo más alto del podio.

La primera final del primer día de competición, la de menos de 48 kilos, enfrentaba a dos serbias, Milica Nikolic y Andrea Stojadinov, con victoria de la primera de manera muy ajustada.

El director Deportivo de la Federación Internacional de Judo, Vladimir Barta, fue el encargado de entregar las medallas.

En menos de 60, el azerbaiyano Turan Bayramov aplastó las esperanzas georgianas de alzarse con su primer oro, gracias a un sorprendente y poco ortodoxo ataque sorpresa ante el que nada pudo hacer Giorgi Sardalashvili.

Shengeli Pitsikhelauri, jefe adjunto del Servicio de Seguridad Estatal de Georgia, colgó su oro a un encantado Bayramov.

Proeza de Keldiyorova

En menos de 52, Diyora Keldiyorova, todo un talismán para Uzbekistán, lograba una de las mayores victorias de su carrera, al derribar a la campeona olímpica de menos de 48, Distria Krasniqi, no una, sino dos veces. Toda una proeza que le valía un más que merecido oro.

Michael Tamura, Director Deportivo de la FIJ, fue la autoridad encargada de colgárselo.

"Este es el resultado del trabajo técnico y táctico que he hecho con mis entrenadores", contaba después Keldiyorova. "Derrotar a la campeona olímpica supone un gran paso adelante para mí, y otro paso más hacia mis sueños".

Kubanychbek Aibek Uulu se encargó por su parte de situar el judo de Kirguistán en el mapa, con una actuación excepcional. Su increíble juego de pies le ha convertido en el primer medallista de oro de su país en un Grand Slam.

Las medallas de menos de 66 fueron entregadas por el director de Educación y Entrenamiento de la FIJ, Mohammed Meridja.

"Mi equipo y yo estamos muy contentos, y vamos a celebrarlo", decía un pletórico Aibek Uulu. "Pero a partir de mañana toca volver a entrenar, y la semana que viene volveré a competir sobre el tatami. También me gustaría expresar mi gratitud a mis padres, siempre me están apoyando y me ven desde casa por la televisión".

En menos de 57, victoria para la serbia Marica Perisic, que derrotaba a la campeona olímpica kosovar, Nora Gjakova.

El director de arbitraje de la Federación Internacional de Judo, Florin Daniel Lascau, le entregó la medalla de oro.

Los georgianos cuentan sin duda con un estilo de judo particular, casi propio. Poderosos golpes y apasionadas muestras de emoción caracterizan a esta nación de luchadores. Y si bien el medallista de plata olímpico Vazha Margvelashvili no llegó a la final, sí que ofreció al público local todo lo que este esperaba: pasión, entrega, e ippones explosivos. Georgia sigue esperando su oro. Este sábado, nueva oportunidad.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Francia domina la primera jornada del Grand Slam de Antalya

Francia arrasa con 11 medallas, cuatro de ellas de oro, en el Grand Slam de Judo de París

Leyendas del judo en Georgia brillan en el cierre del Grand Slam de Tiflis