Emoción y diplomacia marcan el viaje de cuatro días de Biden a la isla de Irlanda

Joe Biden ante catedral de Ballina, en el último día de su visita a la isla de Irlanda
Joe Biden ante catedral de Ballina, en el último día de su visita a la isla de Irlanda Derechos de autor Patrick Semansky/AP
Por euronews con EFE
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

El presidente de EEUU viajó a la isla de sus antepasados donde tuvo una calurosa acogida en la República de Irlanda y otra más fría y distante en Irlanda del Norte,

PUBLICIDAD

El presidente estadounidense, Joe Biden, concluyó su visita a la isla de Irlanda entre altas dosis de emoción por el regreso a sus orígenes celtas y las celebraciones del 25 aniversario del histórico acuerdo de paz del Viernes Santo.

Pronunció el último discurso de esta gira de cuatro días, ante miles de personas en la catedral de Ballina, en el condado de Mayo, resaltando la fuerza de los lazos entre su país, Estados Unidos, y la que es la tierra de sus antepasados, Irlanda.

"Todo entre Irlanda y Estados Unidos de América  es profundo. Nuestra historia, nuestro patrimonio, nuestras penas, nuestro futuro, nuestra amistad, nuestras alegrías. Pero más que nada, la esperanza es lo que bulle en los corazones de todos nuestros pueblos", declaró el presidente de EEUU.

Biden, cuyo trastatarabuelo Edward Blewitt, huyó de la Gran Hambruna irlandesa en el siglo XIX, fue recibido en la República de Irlanda con todos los honores por el primer ministro, Leo Varadkar, y por el presidente, Michael D. Higgins,, 

Pronunció también un discurso en el Parlamento para pedir a Irlanda y al Reino Unido que estrechen su cooperación. Les instó a que colaboren para lograr que el partido unionista DUP acepte formar Gobierno con el nacionalista Sinn Féin, primera fuerza norirlandesa, reconociendo así que las relaciones entre ambos países se han deteriorado en los últimos años por el Brexit.

Biden llora recordando a su hijo fallecido

Pero la emociones fuertes para Biden, de 80 años, llegaron en el último día de la gira en el condado de Mayo donde tenía actos programados para reencontrase con sus parientes y ahondar en sus raíces.

Lo que no esperaba el mandatario era coincidir en una parada del itinerario en el Santuario de Nuestra Señora de Knock con el sacerdote que impartió los últimos sacramentos a su hijo Beau Biden, quien falleció de cáncer en 2015.

Ese encuentro "espontáneo" hizo llorar al presidente, según explicó el párroco local Richard Gibbons, quien le hizo de guía y contó después que el capellán que atendió a Beau en sus últimos momentos, Frank O'Grady, trabaja ahora en el santuario.

"Me habló de su familia, de su conexión con su fe y también de su hijo. Y de repente, de manera espontánea, nos dimos cuenta de que tenemos trabajando aquí al capellán que administró los últimos sacramentos a su hijo en Estados Unidos", relató Gibbons.

Patrick Semansky/Copyright 2023 The AP. All rights reserved.
Biden durante su visita a Knock que le trajo recuerdos de su hijo fallecidoPatrick Semansky/Copyright 2023 The AP. All rights reserved.

El sacerdote calificó el suceso de "extraordinario", pues reconoció que no tenía conocimiento alguno al respecto "hasta que llegó el presidente", quien tuvo la oportunidad después de saludar a todos los religiosos, incluido O'Grady.

Visita breve y fría en Irlanda del Norte

En Irlanda del Norte la visita fue breve y fría, con fuertes medidas de seguridad por el repunte de la amenaza terrorista y la indiferencia de los unionistas protestantes y probritánicos, que le consideran, por sus antecedentes católicos, más próximo a Dublín que a Londres.

Patrick Semansky/Copyright 2023 The AP. All rights reserved.
Biden con Sunak durante su visita BelfastPatrick Semansky/Copyright 2023 The AP. All rights reserved.

Durante las escasas 15 horas que estuvo en Belfast, Biden se tomó un café con el primer ministro británico, el conservador Rishi Sunak, en una reunión de unos 30 minutos y pronunció un discurso en el nuevo campus de la Universidad del Ulster para defender el proceso de paz e instar a los políticos locales a resolver sus diferencias.

Este clima de tensión le impidió visitar el castillo de Stormont, la sede de la Asamblea autónoma norirlandesa y cuyo Gobierno de poder compartido está suspendido desde hace más de un año por el rechazo del Partido Democrático Unionista (DUP), segunda fuerza, a los arreglos del Brexit para la provincia.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

EEUU | Joe Biden quiere "terminar el trabajo" con una reelección como presidente en 2024

Biden agradece a Irlanda por acoger a casi 80 000 ucranianos durante su visita oficial

Carlingford, el pueblo irlandés de los ancestros de Joe Biden que el presidente visitará en su viaje