Señales contradictorias: ¿apoyan o no los rusos de a pie la guerra en Ucrania?

La policía rusa detiene a una manifestante contraria a la guerra en octubre 2015.
La policía rusa detiene a una manifestante contraria a la guerra en octubre 2015. Derechos de autor Pavel Golovkin/AP
Por Joshua Askew
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

¿Se trata de una invasión impopular impuesta a la sociedad rusa indefensa o esto es solo una ilusión? ¿Podemos creernos todo lo que vemos en las encuestas rusas?

PUBLICIDAD

Una gran paradoja rodea la invasión rusa de Ucrania.

Por un lado, los observadores de toda Europa insisten en que esta es la guerra del presidente Vladímir Putin, impuesta a los ciudadanos rusos, que tienen poco voz y voto al respecto.

Pero, ¿es esto solo una ilusión?

Otros sugieren que la guerra de Rusia no podría librarse sin un apoyo popular significativo, recordando las encuestas que indican un alto nivel de apoyo público, además de una destacada ausencia de disidencia.

"Cuando estalló la guerra, el apoyo era realmente alto", aseguraba Elena Koneva, investigadora de la empresa rusa de encuestas de opinión ExtremeScan, en un evento reciente organizado por Open Democracy.

Citó encuestas que mostraban una división del cincuenta/ cincuenta entre los que estaban a favor del conflicto y los que estaban en contra, mientras que otros sugerían que dos tercios de la población la apoyaban.

"Puedo entender por qué la gente pueda apoyar a Putin o aceptar, sin protestar, la injusticia o la crueldad… pero es muy difícil entender cómo pueden respaldar esta guerra", decía Koneva, calificando los resultados  como "muy dolorosos".

Un tema importante para el mundo entero

Sin embargo, existen problemas evidentes con las encuestas. En los sistemas autoritarios, donde los ciudadanos a menudo no puede expresar libremente lo que piensa, rara vez se ven opiniones públicas reales.

La mayoría de las encuestas de opinión rusas no solo son realizadas por institutos de investigación controlados por el Estado -lo que significa que los resultados pueden ser manipulados-, sino que el Kremlin reprime ferozmente la disidencia contra la guerra en Ucrania.

La versión del Kremlin sobre el desarrollo de la guerra en Ucrania

Los críticos de la "operación especial", como se la conoce en Rusia, han sido objeto de numerosas multas, arrestos y violencia. Por ejemplo, un padre fue detenido por los supuestos dibujos contra la guerra de su hija en la escuela.

Incluso si los rusos comunes respaldan la invasión, Elena Koneva afirma que hay dudas sobre lo que significa este apoyo en la práctica. Señala que las encuestas en las que dicen estar a favor, cuando se hacen preguntas secundarias como si entrarían en el ejército o donarían dinero a la causa, la respuesta de los participantes es un rotundo NO.

Entonces, ¿qué significa ese apoyo?, se pregunta.

Conformidad silenciosa

Cuestiones más profundas dentro de la sociedad rusa, especialmente la indiferencia política, están aquí en juego, según Oleg Zhuravlev, investigador del Laboratorio de Sociología Pública de Rusia.

Lo que esto significa es que aunque podrían respaldar la invasión, es más una conformidad silenciosa que un apoyo activo.

“En Rusia, mucha gente dice algo como 'está bien, para ser honesto, odiamos cualquier guerra, incluida esta, pero tampoco nos gustan mucho los que están en el poder y no los entendemos', señalaba  Zhuravlev a los participantes en el evento de Open Democracy.

Al verse a sí mismos como "demasiado incompetentes" e "incapaces de entender la política", Zhuravlev cree  que los ciudadanos comunes y corrientes esperan que sus líderes, aparentemente más ilustrados, tengan motivos para comenzar la guerra, creyendo que "es imposible comenzar algo así sin una razón".

Muchos rusos sufrieron terriblemente bajo el régimen de la Unión Soviética. Millones perecieron en las purgas de Iósiv Stalin durante la década de 1930. La sociedad ha permanecido totalmente controlada a partir de entonces, con la libertad de expresión y la disidencia severamente reprimidas.

Al mismo tiempo, Zhuravlev comenta que existe "una sensibilidad moral" hacia la violencia que puede poner a las personas en un aprieto.

PUBLICIDAD

"No pueden apoyar con entusiasmo la guerra porque es inmoral", explicaba. "Pero no pueden convertirse en oponentes fuertes… porque está demasiado politizada. Es por eso que a menudo desarrollan un argumento de que esta guerra era inevitable. Lo ven como un desastre natural".

El Kremlin ha afirmado repetidamente que si Rusia no hubiera atacado a Ucrania, Kiev u Occidente habrían atacado a Rusia primero, una idea, dice Zhuravlev, que los rusos comunes repiten continuamente."Lo que están haciendo es buscar muy activamente argumentos y justificaciones a favor del carácter inevitable de la contienda".

Justificaciones para todo

A pesar de que el derramamiento de sangre continúa produciendo un sufrimiento incalculable tanto a Rusia como a Ucrania, el apoyo a la guerra en las encuestas de Rusia se ha mantenido estable.

La investigadora Koneva atribuye esto a cómo se representa la guerra dentro del país.

“Estoy muy impresionada con los propagandistas rusos”, comenta, explicando que lograron crear una "percepción distorsionada que mata los hechos objetivos".

PUBLICIDAD

Lo han hecho describiendo cada evento negativo, ya sea una muerte o una retirada, como un intento de proteger al pueblo ruso. Aunque el apoyo todavía depende en gran medida del éxito militar, esto ha creado una dinámica en la que "cuantas más pérdidas sufren, más se consolidan bajo la bandera de Putin".

En las áreas fronterizas, hay niveles más altos de apoyo a la invasión. Los habitantes de estas zonas consideran que el país está bajo una mayor amenaza que los de las más alejadas de los enfrentamientos.

Pero nada es inamovible

"La gente puede cambiar su actitud y ser más radical o más moderada", cree Zhuravlev, aunque advierte contra el intento de forzar un cambio de opinión:

"Incluso si pierdes un hijo o un esposo, puedes indignarte más con los que están en el poder, pero al mismo tiempo puedes llegar a la conclusión: si pagamos este precio, necesitamos una victoria para justificarlo… De lo contrario, cómo podremos seguir viviendo".

"Nunca sabes exactamente cómo afectará todo esto a la mente de las personas".

PUBLICIDAD
Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Rusos en Europa: ¿Oportunistas o minoría incomprendida?

El Kremlin ve la entrada de Finlandia en la OTAN como "un ataque a la seguridad de Rusia"

Protestas en la ciudad rusa de Orsk tras las inundaciones por el colapso de una presa