EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

Rusia | La eficacia de la propaganda en la invasión de Ucrania

Una proporción significativa de ciudadanos considera que lo que ocurre es una guerra justa contra el "Occidente colectivo".
Una proporción significativa de ciudadanos considera que lo que ocurre es una guerra justa contra el "Occidente colectivo". Derechos de autor Dmitri Lovetsky/Copyright 2023 The AP. All rights reserved
Derechos de autor Dmitri Lovetsky/Copyright 2023 The AP. All rights reserved
Por euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

En Occidente, la guerra de Ucrania se percibe como agresiva, invasiva y acompañada de crímenes contra la humanidad. Y al principio algunos rusos compartían abiertamente sentimientos similares. Las protestas contra la guerra en Rusia fueron relativamente destacadas en los primeros meses.

PUBLICIDAD

En Occidente, la guerra de Ucrania se percibe como agresiva, invasiva y acompañada de crímenes contra la humanidad.

Y al principio algunos rusos compartían abiertamente sentimientos similares. Las protestas contra la guerra en Rusia fueron relativamente destacadas en los primeros meses tras el inicio de la invasión a gran escala, pero fueron sofocadas con bastante rapidez.

Una proporción significativa de ciudadanos considera que lo que ocurre es una guerra justa contra el "Occidente colectivo".

Al menos esa puede ser la impresión que se tiene si se sigue la narrativa de la propaganda estatal.

¿Cómo es posible que la sociedad rusa, que aparentemente se hizo inmune a la propaganda y en particular a la soviética-, se haya vuelto receptora de la nueva propaganda?

Según algunos expertos en comunicaci'on, no puede decirse que la era soviética haya inculcado inmunidad alguna contra la propaganda como tal.

Evgeniya Pyatovskaya, estudiante de doctorado en la Universidad del Sur de Florida explica:"La era soviética desempeñó un papel enorme a la hora de no enseñar a la gente a pensar por sí misma y a ser crítica. Así que la gente no tuvo tiempo de aprender a pensar críticamente, a pensar por si mismos. No tuvieron tiempo de darse cuenta de que se puede cuestionar a los que están en el poder, y que eso es lo normal".

Además, la propaganda rusa contemporánea es sorprendentemente diferente de la soviética. Aunque utiliza muchos esquemas tradicionales, el enfoque técnico es completamente diferente, por lo que, aunque se tenga experiencia en contrarrestar la propaganda soviética, ésta simplemente no funciona.

Para Anton Shirikov, politólogo de la Universidad de Columbia:"La propaganda moderna en Rusia es en muchos aspectos más eficaz que la soviética. Entre otras cosas, tiene en cuenta que la gente puede obtener información de distintas fuentes, e intenta presentar una imagen que no es la que necesariamente beneficiaría a las autoridades, sino la que a los propios ciudadanos les gustaría ver".

"La propaganda moderna en Rusia es en muchos aspectos más eficaz que la soviética".
Anton Shirikov
Politólogo de la Universidad de Columbia

Según los expertos con los que habló Euronews, es posible que en realidad muchos rusos no hayan caído de lleno en la propaganda y de hecho no apoyen la guerra, sino que simplemente teman expresar su postura y sus sentimientos, amedrentados por la represion y persecuciones.

Pero no es sólo el miedo lo que impide a los ciudadanos rusos expresarse abiertamente contra la guerra,-acostumbrados por la propaganda a considerar su país como "el más pacífico"-

Dos graves decepciones en poco tiempo -primero la del régimen soviético y despu'es de lo que se llamó "democracia" en Rusia en los años noventa- han conformado el persistente escepticismo o apoliticismo de los ciudadanos rusos.

Muchos no sólo se desvinculan del gobierno, sino que viven "en una realidad paralela" a él.

De este modo, la invasi'on decidida por los dirigentes rusos parece estar ocurriendo "en paralelo" a sus vidas, siempre y cuando, por supuesto, no afecte directamente a sus familias.

Para Shirikov, politólogo de la Universidad de Columbia_"La situación parece ser que una parte significativa de los ciudadanos -mayoritaria o no, es difícil decirlo- no quiere la guerra. Pero, al mismo tiempo, la guerra no les preocupa lo suficiente como para oponerse activamente a ella."_

Fuentes adicionales • Enrique Barrueco (Voz en off)

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La periodista rusa Marina Ovsiannikova es condenada a 8 años de prisión en rebeldía

The Cube | Un vídeo falso de Euronews sobre ucranianos en Alemania se difunde en Internet

La presidenta de Georgia, Salomé Zourabichvili, vetará la 'ley rusa' por "inaceptable"