Hungría | Protestas contra una megaplanta china de fabricación de baterías

Protestas contra la planta china de fabricación de baterías
Protestas contra la planta china de fabricación de baterías Derechos de autor Denes Erdos/Copyright 2023 The AP. All rights reserved.
Derechos de autor Denes Erdos/Copyright 2023 The AP. All rights reserved.
Por euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Los vecinos temen el impacto medioambiental que tendrá esta megafábrica y otra que ya se está proyectando. Y, sobre todo, denuncian su enorme consumo de agua potable.

PUBLICIDAD

Las obras de un megaproyecto chino avanzan a marchas forzadas en el este de Hungría, pese a la inquietud de la población local.

En esta planta, de más de 220 hectáreas, se producirán baterías para coches eléctricos. Y ya hay planes para construir otra fábrica, lo que ha avivado las protestas.

Además de sus emisiones contaminantes, los manifestantes denuncian el enorme consumo de agua que tendrán estos complejos.

"Estas plantas, estas enormes fábricas de baterías que están instalando aquí, utilizan una enorme cantidad de agua potable y consumen una increíble cantidad de energía. Son esencialmente plantas de ensamblaje y se llevan los beneficios de aquí", afirma Laszlo Lorant Keresztes, Presidente de la Comisión de Desarrollo Sostenible del Parlamento Europeo. 

El Gobierno húngaro espera que la fábrica, de 7 300 millones de euros, convierta al país en un centro mundial de fabricación de baterías de iones de litio. También dice que el proyecto utilizará sobre todo aguas residuales. Pero los vecinos no están convencidos".

"Veamos la situación del agua: Debrecen no tiene río. No confiamos en la tecnología de las aguas grises; no vemos cómo puede aplicarse. Si las fábricas ya tienen permiso para utilizar agua potable, ¿por qué iban a utilizar agua contaminada? Son muchas las preguntas que hemos hecho, pero sólo obtenemos respuestas sin sentido", dice Eva Kozma, residente local y activista.

Organizaciones medioambientales denuncian que faltan estudios de impacto a largo plazo sobre el aire, el suelo y el agua. Y no está claro si los recursos húngaros estarán a la altura de los ambiciosos planes del Gobierno para construir fábricas de vehículos eléctricos.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Hungría | Los profesores y estudiantes vuelven a las calles en contra de la nueva ley de educación

Scholz dice no a desvincularse de China mientras aboga por una cooperación de calidad

Scholz visita China para intentar rebajar la tensión económica con Alemania