EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Fútbol | Benfica en Portugal, Bayern en Alemania y PSG en Francia, campeones de Liga

Messi, autor del tanto del empate, que dió la Liga al PSG
Messi, autor del tanto del empate, que dió la Liga al PSG Derechos de autor Jean Francois Badias/Copyright 2023 The AP. All rights reserved
Derechos de autor Jean Francois Badias/Copyright 2023 The AP. All rights reserved
Por euronews con EFE
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Los tres equipos son ganadores habituales de estos títulos, pero es un galardón que le sabe a poco al París Saint-Germain que sigue a la espera de conquistar una ansiada Liga de Campeones

PUBLICIDAD

Benfica campeón de Portugal por 38ª vez, pero tuvo que sudar para conseguir el título y esperar a la última jornada del campeonato, en el estadio de la Luz, donde 'las águilas' vencieron por 3-0 al colista Santa Clara. 

Este triunfo coloca el broche de oro a una temporada dominante, en la que se mantuvo inmóvil en lo alto de la tabla, ya que nunca ha estado fuera del liderato desde la cuarta ronda.

A ello contribuyeron importantes mejoras en la defensa, en la que la irrupción del joven central Antonio Silva, que formó pareja con el veterano argentino Nicolás Otamendi, marcó la diferencia con respecto a la campaña anterior.

Mientras, arriba tuvo un ataque fulminante liderado por el talento de jugadores como el argentino Enzo Fernández (ahora en el Chelsea), João Mário o Ramos, que se adaptaron perfectamente al fútbol ofensivo del entrenador alemán Roger Schmidt.

Pero hubo que esperar hasta la última ronda, ya que una breve crisis de resultados en abril permitió al Oporto recortar distancias y presionar al rival en la recta final.

La fiesta de las gradas se trasladó a la plaza Marqués de Pombal, en el centro de Lisboa, donde se congregaron decenas de miles de aficionados. Los jugadores del Benfica salieron en un autocar descapotable del Estádio da Luz con la copa y llegaron en la madrugada del domingo a la céntrica plaza de Marqués de Pombal, donde una masa de hinchas de todas las edades les vitoreaba entre aplausos tras una animada espera de más de cinco horas.

Bayern, el fénix que renace de sus cenizas

En Alemania, los campeones también tuvieron que esperar la última jornada para celebrarlo. El Bayern de Múnich es campeón por undécimo año consecutivo tras imponerse al Colonia, pero sobre todo gracias al tropiezo del líder de la Liga, el Borussia Dortmund.

La última jornada, dramática, fue un reflejo de lo que ha sido la temporada. El Dortmund llegó como líder, dependiendo de sí mismo. Le bastaba una victoria en casa ante el Maguncia para ser campeón y al final no pasó de un empate (2-2).

Cuatro veces fue líder el Dortmund en la parte final de la temporada. En las cuatro ocasiones perdió su partido en la jornada siguiente a conquistar el liderato y le dio una y otra vez nueva vida al Bayern.

Para el conjunto bávaro la segunda parte de la temporada, después del Mundial, estuvo marcada por diversas crisis y contratiempos.

Primero, sufrió la baja del meta y capitán Manuel Neuer por una lesión en un accidente de esquí. Luego hubo un bajón de rendimiento en el que permitió que el Dortmund le descontara diez puntos de ventaja, lo que hizo que el final de la temporada fuera una lucha permanente.

El cese del entrenador Julian Nagelsmann, que fue relevado por Thomas Tuchel, estuvo lejos de calmar las aguas en el Bayern, que siguió teniendo un rendimiento irregular, incluso a veces dentro de un mismo partido.

El Bayern no parecía el Bayern. El "Mía san mia" -"Somos quienes somos" en dialecto bávaro- pareció haberse perdido.

Sin embargo, había algo que seguía vivo después de la penúltima jornada cuando el Bayern cayó ante el Leipzig y el Dortmund asumió el liderato.

"No entro ahora en el análisis. Tenemos que ganar el partido que nos queda y después veremos si el Dortmund ha podido con la presión. Si lo consigue, lo felicito", dijo Thomas Müller cuando le pidieron que analizara una temporada que parecía que iba ser la primera sin títulos de su equipo en una década.

Al final, Müller tenía razón. El Dortmund no soportó la presión.

Pero, tras conseguir su undécima Bundesliga, el Bayern ha empezado a tratar de ordenar su futuro, cesando al CEO Oliver Kahn y del director deportivo Hasan Salihamidzic.

Un título con sabor agridulce para el PSG

En Francia, el París Saint Germain estableció un nuevo récord al superar al Saint-Étienne como equipo que más veces ha ganado la Liga francesa, 9 de esos 11 títulos se han ganado en los últimos 12 años. 

PUBLICIDAD

El empate a domicilio contra el Estrasburgo por 1-1 dio al equipo parisino su undécimo campeonato, con un gol de Messi, a una jornada del final de la temporada.

La undécima Liga francesa lograda por el París Saint-Germain, la novena de la era catarí, tiene el mismo sabor agridulce de las últimas y no acalla las dudas que sobrevuelan sobre un proyecto diseñado para metas más altas que dominar un campeonato donde no tiene rival a su altura.

Para el PSG este título era previsible desde hace meses. Quizá desde que empezó la competición, por más vaivenes, batacazos o polémicas que ha sorteado en los últimos tiempos, cuando concentró tres derrotas inimaginables en el Parque de los Príncipes, cuando sintió que el Lens o el Olympique Marsella se acercaron demasiado, pero también cuando, ante tal riesgo, reaccionó a golpe de victorias. Ha ganado 28 de sus 37 partidos. Pero ha perdido otros seis.

La pregunta es cuánto, este premio de consolación, reduce el indudable fiasco de esta campaña o la sensación de temporada perdida que le queda a la dirigencia qatarí, al aficionado y hasta los jugadores del PSG. Y cómo afecta a Kylian Mbappe, su activo más expresivo, con su futuro siempre en el aire. O a Lionel Messi, que se aleja de París. A Neymar, a Sergio Ramos, a Vitinha, a Marquinhos, a Verratti... Y, sobre todo, a su entrenador, Christophe Galtier.

La 'Ligue 1' no parece suficiente para sobrevivir en el PSG. Tiene contrato un año más. Es una incógnita si, tarde o temprano, será otro entrenador devorado por la exigencia, las prisas y las circunstancias de un conjunto repleto de individualidades impagables para casi todos en Europa. Como también lo fueron antes Mauricio Pochettino, Thomas Tuchel, Unai Emery... Los tres en este último lustro, en la persecución obsesiva de la 'Champions'.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Thomas Tuchel no seguirá en el banquillo del Bayern la próxima temporada

Fútbol | Aficionados ingleses e italianos invaden Praga para la final de la Conference Ligue

Zlatan Ibrahimovic cuelga las botas a los 41 años de edad