EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Silvio Berlusconi, el nombre y rostro de una era en Italia

Silvio Berlusconi falleció el lunes 12 de junio de 2023 a los 86 años
Silvio Berlusconi falleció el lunes 12 de junio de 2023 a los 86 años Derechos de autor AFP Miguel MEDINA
Derechos de autor AFP Miguel MEDINA
Por Euronews en español
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Empresario arrollador, triunfal presidente de fútbol, incombustible político, asiduo de los juzgados... Berlusconi nunca dejó indiferente a los italianos, para bien o para mal.

PUBLICIDAD

Uno de los muchos momentos de éxito de los que gozó Silvio Berlusconi (1936-2023) a lo largo de su vida fue sin duda su victoria en las elecciones italianas de 1994, con la que se convertía en primer ministro del país. 

Hasta entonces prestigioso hombre de negocios y magnate de los medios, su victoria política le consolidó como uno de los hombres más poderosos del país. Berlusconi había entrado en la arena política tan solo unos meses antes, tras fundar el partido de centro derecha Forza Italia.

Su vida personal también fue ampliamente seguida por la prensa. Divorciado dos veces, ‘Il Cavaliere’ tuvo cinco hijos con sus dos mujeres.

De empresario a político

Nacido en 1936 en Milán, el joven Silvio estudió derecho y rápidamente mostró gran interés por los negocios. No pasó mucho tiempo hasta que se convirtiera en propietario del grupo de comunicación Mediaset y del AC Milan. Bajo su presidentecia, el club vivió una de sus épocas más inolvidables, con la consecución de cinco Champions League y ocho Scudetti, entre otros títulos. 

Su primera experiencia como primer ministro duró menos de un año. Pero en 2001 volvió a ser el elegido después de firmar el simbólico "Contrato con los ciudadanos".

En 2008 se puso por última vez al frente de un Gobierno. Tres años después acabaría dimitiendo tras perder la mayoría en el Parlamento, en medio de crecientes problemas fiscales relacionados con la crisis de la deuda europea.

En total, se alojó en tres etapas diferentes en el Palacio del Quirinal. Su mandato es el más largo de un primer ministro italiano después de la posguerra.

A raíz de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, Berlusconi ejerció de anfitrión de una cumbre que mejoró las relaciones de la OTAN con Rusia y en la que se pactó el compromiso de responder conjuntamente a la amenazas internacionales. Berlusconi siempre trató de ser influyente en la escena internacional.

Un asiduo de los juzgados

Pero no todo fueron luces en la vida y la carrera del italiano. Muchos de sus críticos siempre han sostenido que comprometía la dignidad de su puesto al hacer bromas al límite de lo aceptable. Como ejemplo, sus palabras a un eurodiputado alemán, al que aseguró que lo recomendaría para un papel de kapo en una película sobre los campos de concentración.

Por supuesto, no debemos olvidar su larga serie de procesos abiertos en contra, que año tras año fueron debilitando su credibilidad. Lo mismo puede decirse de los tristemente famosos escándalos sexuales en los que se vio envuelto. 

En el caso denominado como 'Ruby Gate', Berlusconi fue condenado a siete años de cárcel por haber pagado por tener relaciones sexuales con una menor en 2010, y por abusar de su poder para encubrir este hecho. El Tribunal Supremo Italiano acabó absolviéndole. 

El magnate italiano llegó a afirmar que se había gastado más de 200 millones de euros en abogados para sus defensas en diversos juicios en los que fue acusado de malversación de fondos, fraude fiscal, falsa contabilidad, intento de soborno a un juez...

Político hasta el final

De una manera u otra, 'Il Cavaliere' siempre consiguió eludir a la Justicia. Hasta 2012, cuando era condenado a cuatro años de prisión por fraude fiscal. La pena fue sustituida por un año de servicios sociales, al tratarse de alguien mayor de 75 años.

Tras muchas batallas políticas y conflictos con la Justicia, su salud comenzó a deteriorarse. En 2016 sufrió un ataque cardiaco del que sería operado. Con todo, el carismático empresario jamás consideró abandonar la política. En 2019 volvió al ruedo y fue elegido como eurodiputado.

Berlusconi fue, en resumen, el político más destacado de Italia durante casi dos décadas. Deja tras de sí repetidas meteduras de pata y una larga lista de escándalos, enemigos y críticos, pero también un sinfín admiradores que le adoraban con un fervor casi religioso. Berlusconi era amado u odiado, pero jamás ignorado. Con él no existía el término medio. Fue, en definitiva, un hombre extremo.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Juicios, espectáculo y fútbol: cómo Silvio Berlusconi cambió la política italiana

Italia | Silvio Berlusconi ha muerto a los 86 años

En venta la mansión de Berlusconi en Cerdeña por 500 millones