EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

Una ola de residuos tóxicos se dirige hacia el mar Negro

Florin Timofte, Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Marino "Grigore Antipa"
Florin Timofte, Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Marino "Grigore Antipa" Derechos de autor Euronews Rumanía
Derechos de autor Euronews Rumanía
Por Euronews
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Tras el desastre de la presa Kajovka, una gigantesca ola de residuos tóxicos se dirige hacia el mar Negro, lo que preocupa a países ribereños como Rumanía o Bulgaria. La ola que se avecina, también puede arrastrar minas marinas, poniendo en peligro a los barcos que navegan por sus aguas.

PUBLICIDAD

La rotura de la presa de Nova Kajovka no solo ha inundado decenas de pueblos y ciudades a ambas orillas del río Dniéper, ha liberado también millones de metros cúbicos de agua que arrastran hacia el mar Negro gigantescas cantidades de escombros, sedimentos, hidrocarburos y lodos contaminados con pesticidas. Una enorme marea negra que fluirá hacia los países ribereños justo con la llegada del verano.

Caerá la calidad de las aguas de las playas

"Cuando esas aguas lleguen, cargadas de sedimentos y sustancias, a la zona norte de la costa, en la desembocadura del río Danubio, en Chilia, Sulina y San Jorge, veremos sedimentos arrastrados por las corrientes hacia el sur de la costa. Asimismo, el agua contaminada de Ucrania llegará y se mezclará con las aguas del Danubio, bajando al sur de la costa. Esas sustancias estimularán las algas fitoplanctónicas, generando eutrofización. Caerá la calidad de las aguas de las playas, tal vez con una disminución de la salinidad. Tendremos agua opaca, agua verde o marrón, dependiendo de las especies que proliferen.", explica Florin Timofte, presidente del Consejo Científico del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Marino "Grigore Antipa".

Temores y recelos en la costa rumana

En países como Rumanía, la preocupación es evidente. Algunos piensan ya en las consecuencias a largo plazo.

"Creo que es un auténtico desastre medioambiental", dice un entrevistado que asegura no se atreve a bañarse en el mar.

Bulgaria ve poco probable que la ola de contaminación llegue a sus costas

En la vecina Bulgaria, el Instituto de Oceanología ve poco probable que la ola de escombros y contaminación alcance concentraciones importantes en sus costas. La gente parece confiada.

"Sabemos que viene una mancha, suponemos que no llegará a Bulgaria, dijeron que se quedaría en algún lugar en Rumanía", decía una mujer en la playa.

El riesgo de las minas marinas

La contaminación por desechos tóxicos no es el único riesgo para estas zonas costeras. La ola que se avecina, también puede arrastrar minas marinas, poniendo en peligro a los barcos que navegan por sus aguas.

Fuentes adicionales • Escarlata Sánchez (Texto y voz en español)

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Polonia | Un gran incendio en un vertedero revela negligencia en el tratamiento de residuos

La ONG neerlandesa Healthy Seas recupera de las costas griegas decenas de toneladas de residuos

EURONEWS HOY | Las noticias del martes 14 de mayo