EventsEventosPodcast
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

Conspiración y encubrimiento: Nueva investigación sobre los campos de exterminio nazis en una pequeña isla británica

Imagen compuesta que muestra la bandera de Alderney, la costa de la isla y las tropas alemanas durante la Segunda Guerra Mundial.
Imagen compuesta que muestra la bandera de Alderney, la costa de la isla y las tropas alemanas durante la Segunda Guerra Mundial. Derechos de autor Euronews Graphistes / Canva
Derechos de autor Euronews Graphistes / Canva
Por Scott Reid
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

El gobierno británico ha designado a un equipo de expertos para llevar a cabo una investigación para averiguar si el número de muertos en los campos de concentración de Alderney durante la Segunda Guerra Mundial es mucho mayor que la cifra oficial.

PUBLICIDAD

Se ha puesto en marcha una nueva investigación para determinar cuántas personas fueron asesinadas por los nazis en los campos de concentración de la Segunda Guerra Mundial en una pequeña isla británica, ante el temor de que el número de muertos sea muy superior al oficial.

Alderney, una de las Islas del Canal, se encuentra a sólo 13 km de la costa norte de Francia, y albergó cuatro centros de trabajos forzados, entre ellos el campo de concentración de Lager Sylt.

Hoy en día no queda casi nada de Lager Sylt, ya que los alemanes lo incendiaron y destruyeron todos los registros antes de que Alderney fuera retomada por las fuerzas británicas en mayo de 1945.

En los meses que siguieron a la liberación, los soldados británicos y sus prisioneros alemanes trabajaron juntos para retirar las minas de la isla, antes de que los civiles -evacuados antes de la ocupación- pudieran regresar a tiempo para la Navidad de ese año.

Alderney era, en efecto, un gigantesco campo de trabajo, donde los prisioneros -en su mayoría rusos y ucranianos que fueron traídos para construir enormes fortificaciones defensivas en la isla- eran literalmente obligados a trabajar hasta la muerte.

Al menos un transporte con cientos de prisioneros judíos procedentes de Francia fue llevado a la isla, así como norteafricanos y republicanos españoles.

Algunos de los prisioneros de Alderney fueron torturados o fusilados, mientras que los que no podían trabajar eran susceptibles de ser enviados a los campos de exterminio de la Europa continental para ser exterminados.

La cifra oficial de muertos en los campos de Alderney asciende a 389, pero los expertos creen que podría ser aún mayor. Sólo se registraron oficialmente ocho muertes de judíos.

En medio de los interrogantes sobre esa cifra -y a lo largo de los años sobre la falta de condenas relacionadas con esas muertes-, el enviado del Reino Unido para el Holocausto, Lord Pickles, anunció recientemente una investigación gubernamental para atajar lo que denominó "la distorsión de las teorías conspirativas".

Casi 80 años después, sigue siendo un tema muy delicado en la isla, cuya población actual ronda las 2.000 personas, aunque algunos residentes y políticos locales creen firmemente que no es necesario volver al pasado.

"Los muertos merecen la dignidad de la verdad; los habitantes de Alderney merecen cifras exactas que los liberen de la distorsión de los teóricos de la conspiración", declaró Pickles, cuyo panel de destacados académicos publicará un informe en marzo del año que viene y al que ha invitado a la gente a contribuir a la investigación.

"Exagerar el número de muertos, o incluso minimizarlo, es en sí mismo una forma de distorsión del Holocausto y una amenaza crítica para la memoria del Holocausto y para fomentar un mundo sin genocidios", añadió Lord Pickles.

El presidente de Alderney, William Tate, acogió con satisfacción la medida, afirmando que "como isla, nuestra prioridad es mostrar nuestro respeto por quienes sufrieron y murieron aquí, por muchos que fueran".

Señaló que los expertos reunirían todas las pruebas "incluidas las de aquellos que en nuestra isla fueron testigos directos de las atrocidades o de sus descendientes que conservan registros, y decidirán si es posible decir cuántos murieron".

Dame Margaret Hodge, diputada cuyo padre huyó de la persecución nazi en Alemania, declaró al periódico The Guardian que "no puede haber más mentiras ni más encubrimiento".

La especialista Gilly Carr, del Departamento de Arqueología de la Universidad de Cambridge, es una de las personas que forman parte del panel.

En declaraciones a Euronews, reconoció que se habían publicado muchas teorías contradictorias en los periódicos a lo largo de los años, y añadió que "por el bien de los habitantes de Alderney, los fallecidos y sus familias, creo que es importante poder poner fin a esto recurriendo a expertos internacionales para poder dar algún tipo de finalidad a las cifras".

En cuanto a los informes de que el número de muertos podría ascender a decenas de miles, dijo que los últimos trabajos académicos significaban que "no hay pruebas conocidas que indiquen que esas cifras sean viables".

PUBLICIDAD

Sin embargo, instó a la gente a presentar cualquier prueba que tenga para ayudar a la investigación, ya que "algunos registros han sido robados de los archivos desde la guerra, hubo un gran robo o registros en la década de 1990 de los Archivos de Jersey, por ejemplo, algunas personas tienen registros privados transmitidos en las familias, por lo que somos conscientes de que hay otros registros por ahí, además de los archivos a disposición del público ".

Otra de los que están en grupo de trabajo, Caroline Sturdy Colls, catedrática de arqueología de conflictos en la Universidad de Staffordshire, ha utilizado tecnología de imagen para inspeccionar los emplazamientos de dos fosas comunes en la isla.

En declaraciones a Index on Censorship antes de que se confirmara su nombramiento, se mostró cautelosa ante las especulaciones sobre el número de víctimas, pero añadió: "Es evidente, por la amplia gama de testimonios disponibles y por los estudios que hicimos de los campos en los que se alojaba a los judíos, que fueron tratados de forma atroz, y es probable que murieran más judíos de los que sabemos."

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

'Matrix': nueva teoría de la conspiración sobre la película 25 años después de su estreno

Condenada en Alemania una anciana por complicidad con el nazismo

El compromiso alemán de no olvidar: 76 años de la liberación del campo de exterminio de Buchenwald