EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

España | Rubiales llega a la Audiencia Nacional para ser interrogado por su beso a Jenni Hermoso

Luis Rubiales, expresidente de la Federación de Fútbol de España.
Luis Rubiales, expresidente de la Federación de Fútbol de España. Derechos de autor AP / Manu Fernandez
Derechos de autor AP / Manu Fernandez
Por Euronews
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

De acuerdo con una ley de consentimiento sexual aprobada en España el año pasado, Rubiales podría enfrentar una multa o una pena de prisión de uno a cuatro años si es declarado culpable de agresión sexual.

PUBLICIDAD

La Fiscalía ha pedido al juez que investiga el beso no consentido de Luis Rubiales a Jenni Hermoso que el ex jefe del Fútbol español no pueda acercarse a la jugadora de la selección española.

También, que no pueda comunicarse con ella durante la instrucción de la causa. Además pide que Rubiales comparezca cada quince días ante el juez. Según fuentes fiscales, el expresidente de la Real Federación Española de Fútbol ha contestado a las preguntas del juez y de todas las partes. 

Ha negado los hechos que se le imputan tanto las coacciones como la falta de consentimiento en el beso. Si finalmente es declarado culpable, Rubiales podría ser condenado a una multa o a una pena de prisión de hasta cuatro años. 

El beso, sobre el que Hermoso ha reiterado varias veces que no fue consentido desató la ira generalizada en España y en el extranjero, e intensificó un debate dentro del país. Las compañeras de la selección han reclamado una reestructuración del organigrama del fútbol femenino español para volver a la Roja.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

España | Jenni Hermoso ha declarado en la Audiencia Nacional por el escándalo del beso en el Mundial

La Roja, camino de Suecia tras los días más convulsos del fútbol femenino español

Ayuso otorga a Milei la Medalla Internacional de Madrid entre dudas sobre su legalidad