EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

¿La Organización de las Naciones Unidas sigue siendo relevante y eficaz?

La 78 Asamblea General de la ONU se produce en condiciones similares a las del año anterior.
La 78 Asamblea General de la ONU se produce en condiciones similares a las del año anterior. Derechos de autor Fotograma AP
Derechos de autor Fotograma AP
Por Amaranta Zermeno Jimenez
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

En un contexto de desestabilización mundial exacerbada por la invasión rusa de Ucrania, la 78 Asamblea General de las Naciones Unidas replantea la relevancia y eficacia de la institución internacional.

PUBLICIDAD

La 78 Asamblea General de la ONU (UNGA 78) se produce en condiciones similares a las del año anterior: Ucrania sigue defendiéndose de la invasión rusa, que a su vez a provocado o exacerbado otros problemas en el resto del mundo.

En medio de la crisis, la gente espera que los líderes actúen para salir del actual "desastre" mundial, dijo el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, antes de la reunión anual de presidentes y primeros ministros, ministros y monarcas en la Asamblea General.

Dijo que el mundo necesita acción ahora para hacer frente al empeoramiento de la emergencia climática, la escalada de conflictos, las "dramáticas interrupciones tecnológicas" y una crisis mundial del costo de vida que está aumentando el hambre y la pobreza.

Hipocresía y falta de comprensión

Sin embargo, pero no todos creen en que las Naciones Unidas, como institución internacional, sea capaz de hacer frente a estos conflictos, sobre todo cuando una de sus prioridades es equilibrar su neutralidad ante las diferencias entre los estados miembros.

"Creo que donde vemos a mucha gente perder la fe es cuando ven esos momentos de hipocresía o cuando hay una falta de comprensión de la forma en que la ONU es capaz de seguir operando en una vía, mientras que la comunidad global parece estar dirigiéndose hacia un choque en la otra", opina Maya Ungar, de la organización independiente International Crisis Group

El mejor ejemplo de esta hipocresía es el poderoso papel que Rusia todavía tiene en el Consejo de Seguridad de la ONU como miembro permanente, incluso cuando está amenazando la paz y la seguridad internacionales.

Pero Ungar no olvida señalar también el caso de Estados Unidos, que mientras que es capaz de usar su poderoso poder de veto para bloquear las resoluciones sobre Palestina debido a sus relaciones bilaterales, se da la vuelta y trata de aprobar resoluciones sobre la integridad territorial en el caso de Ucrania.

"Las Naciones Unidas actualmente no responden a los intereses de las propias Naciones Unidas, sino que van en función de los intereses de los Estados", dice Raquel Barras Tejudo, doctora en Seguridad Internacional y Relaciones Internacionales en la Universidad Complutense de Madrid.

Idealismo vs. realismo

La visita de Kim Jong-un a Rusia para profundizar lazos militares ha preocupado a Occidente por la posibilidad de un apoyo militar norcoreano a la invasión rusa en Ucrania, y la relevancia y eficacia del rol de las Naciones Unidas vuelve a ponerse en duda.

"La ONU va a utilizar mucha retórica, pero a nivel efectivo no va a poder llevar a cabo ningún tipo de instrumento para frenar este acuerdo entre Rusia y Corea del Norte. (...) Por lo cual también dinamita su propia credibilidad. Porque si no tienes un gendarme o no tienes un un actor que sea capaz de imponer toda la legislación y el corpus que tienes, pues tienes un problema", opina Barras. 

Para Ungar, uno de los principales cambios en los que la ONU debería centrarse es "permitirse ser más plenamente consciente de las opciones que tiene ante sí". 

Un buen ejemplo es la reforma de la iniciativa de veto aprobada en abril del año pasado por Liechtenstein. Cuando se utiliza el veto en el Consejo de Seguridad, se convoca una reunión en la Asamblea General en la que el miembro que ejerce el veto asiste para debatir y justificarlo. "Una manera muy importante de aumentar la responsabilidad", opina Ungar.

"Creo que centrarse en estas medidas que pueden no ser tan significativas para los Estados miembros -como, por ejemplo, añadir un puesto permanente al Consejo - y que pueden tener un impacto real a corto plazo, es donde las Naciones Unidas deberían centrarse en hacer sus cambios ahora mismo, porque es importante mantener un equilibrio entre el idealismo y el realismo de lo que la ONU realmente puede lograr". 

Una reforma necesaria

Ante un contexto de tensiones geopolíticas sin precedentes en décadas, la armonización entre los países parece ser la prioridad de la ONU, pero los expertos piensan que una reforma es más urgente.

"Estamos en un momento de transición sistémica, de cambio a nivel internacional, y la ONU corresponde a un mundo que ya no existe. Qué mundo es ese? El que vino después de la Segunda Guerra Mundial", piensa Barras, referiendose a los miembros permantentes con derecho de veto (Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Reino Unido) del Consejo de Seguridad. 

PUBLICIDAD

Según ella, la ONU el proceso de reforma que la ONU se está intentando desde hace ya muchos años, pero no es un sistema eficaz. 

"(La ONU) conoce sus debilidades en ese sentido, pero obviamente es incapaz de reformarse a sí misma, puesto que los miembros con derecho de veto lo impiden constantemente".

Estamos en un momento de transición sistémica, de cambio a nivel internacional, y la ONU corresponde a un mundo que ya no existe.
Raquel Barras Tejudo
Universidad Complutense de Madrid

"Las Naciones Unidas probablemente deberían cooperar más con los socios regionales para tener éxito. ¿Cómo puede la ONU hacer esto visible? Eso es obviamente una pregunta, pero la ONU es una vieja organización. Está pasando por grandes cambios, el mundo está pasando por grandes cambios. Así que es evidente que las organizaciones, las organizaciones internacionales también deben cambiar y sus prioridades podrían no cambiar", dice a Euronews Zsuzsanna Szelényi, especialista en política exterior de la Universidad Centroeuropea

Aunque sea necesario actualizar la percepción de la ONU en vista del contexto actual, Szelényi insiste en su importancia, dado que es la única institución política global donde a menudo "rivales o enemigos regionales pueden sentarse y hablar entre sí". 

PUBLICIDAD

Pese a considerar la ONU "una institución rota que a veces funciona", Ungar reconoce la eficiencia en sus esfuerzos de ayuda humanitaria. Según ella, en los últimos seis meses fue capaz de dar ayuda a aproximadamente una quinta parte de toda la población de Ucrania. Y en Sudán, aún cuando el organismo se ha visto marginado de tener un papel político significativo,  todavía ha podido desempeñar un papel importante en la prestación de ayuda humanitaria. Del mismo modo, en Afganistán, millones de afganos dependen de las operaciones de ayuda de la ONU. 

"Creo que si bien hay una frustración con los sistemas de la ONU en la forma en que la política a menudo puede funcionar, al final del día, todavía hay elementos, como sus operaciones de ayuda, que hacen lo que se pretende y, por lo tanto, siguen siendo necesarios para recibir la financiación que la UE en particular es tan crítica a la hora de proporcionar", dice Ungar a Euronews.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

EURONEWS HOY | Las noticias del martes 16 de julio

Maniobras conjuntas de China y Rusia en el océano Pacífico mientras aumenta la tensión con la OTAN

Estonia propone a Rusia un estudio conjunto del río Narva para zanjar tensiones en la frontera