EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Igualdad de género en los hogares europeos| Una encuesta muestra que aún queda mucho camino por recorrer

El trabajo doméstico sigue siendo una cuestión de género en muchos países europeos
El trabajo doméstico sigue siendo una cuestión de género en muchos países europeos Derechos de autor Euronews/Canva
Derechos de autor Euronews/Canva
Por Saskia O'Donoghue
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Una nueva encuesta revela que las tareas domésticas y el cuidado de los niños en el Reino Unido siguen estando desigualmente repartidos entre hombres y mujeres, y el panorama es a menudo más sombrío en toda Europa.

PUBLICIDAD

A nadie le gusta hacer las tareas domésticas, pero una nueva encuesta ha revelado que en el Reino Unido las mujeres siguen realizando una cantidad desproporcionada de estas tareas, a menudo ingratas, en comparación con los hombres.

La Encuesta Británica de Actitudes Sociales (BSA) reveló que más de tres cuartas partes de los encuestados afirmaron que las tareas domésticas deberían repartirse, pero unos dos tercios de las mujeres siguen haciendo más de lo que les corresponde en limpieza y cocina.

Los resultados de la encuesta dan esperanzas a quienes luchan por la igualdad de género.

A mediados de 1980, el 48 % estaba de acuerdo con la afirmación "el trabajo del hombre es ganar dinero y el de la mujer cuidar de la casa". Este año, solo el 9 % está de acuerdo, y el 32 % de los hombres encuestados admite que se ocupa menos de la casa de lo que debería.

En 1983, cuando se inició la encuesta de la BSA, la tasa de empleo femenino entre las mujeres de 16 a 64 años era solo del 54 %; ahora ha subido al 72 % y muchas madres que tradicionalmente se habrían quedado en casa ahora optan por volver a trabajar después de dar a luz.

Diferencias en Europa

En la Europa continental, sin embargo, la situación es muy distinta a la del Reino Unido.

Según las estadísticas publicadas por el Instituto Europeo de la Igualdad de Género (EIGE) en 2021, las tareas domésticas, el cuidado de los niños y de las personas con discapacidad u otras enfermedades crónicas siguen siendo las más desigualmente repartidas en el continente.

El EIGE constató que alrededor del 91 % de las mujeres con hijos dedican al menos una hora diaria a las tareas domésticas, cifra que desciende al 30 % entre los hombres con hijos.

La investigación reveló que gran parte de ese reparto desigual del trabajo se debe a los arraigados roles de género transmitidos de madres a hijas y de padres a hijos.

El nivel de estudios también influye.

Las mujeres con más estudios dedican menos tiempo a las tareas domésticas, pero en el caso de los hombres ocurre lo contrario.

El EIGE descubrió que las mujeres empleadas altamente cualificadas subcontratan con frecuencia las tareas domésticas para reducir el tiempo que dedican a ellas, mientras que los hombres parecen reacios a gastar dinero en tareas que aparentemente pueden hacer ellos mismos.

En toda Europa, muchos países han experimentado recientemente un aumento del equilibrio de género en la toma de decisiones y la asunción de responsabilidades en las tareas domésticas.

En la última década, Francia, Luxemburgo, Italia, Alemania y España han experimentado un notable aumento de la igualdad en el hogar.

PUBLICIDAD
AP
Marcha en París en el Día Internacional de la Mujer, 8 de marzo de 2023.AP

En el otro extremo de la escala, República Checa, Hungría, Rumanía, Eslovenia y Bulgaria han retrocedido en cuanto a la igualdad de condiciones en el equilibrio de poder entre géneros.

En toda Europa, las estadísticas muestran que, por término medio, el 79 % de las mujeres (con o sin hijos) realizan tareas domésticas y cocinan a diario, frente a sólo el 34 % de los hombres.

Esa diferencia es menor en Suecia. En el país escandinavo, el 74 % de las mujeres realizan estas tareas con regularidad, pero el 56 % de los hombres también colaboran.

En la otra cara de la moneda de la igualdad de género está Grecia.

PUBLICIDAD

Allí, el 85 % de las mujeres realizan tareas domésticas, mientras que solo el 16 % de los hombres ayudan alguna vez.

El cuidado de los niños, ¿un "trabajo" de mujeres?

Por lo que respecta a los padres, quizá no resulte sorprendente que el porcentaje de mujeres que se ocupan de sus hijos sea mucho mayor que el de hombres.

Alrededor del 93 % de las mujeres de entre 25 y 49 años que tienen hijos menores de 18 años cuidan de sus hijos a diario, frente a sólo el 69 % de los hombres.

PUBLICIDAD

En Grecia, la disparidad es excepcionalmente amplia, con un 95 % de mujeres que se hacen cargo de sus hijos frente a un 53 % de hombres.

Malta presenta cifras similares, mientras que Suecia (96 % de mujeres y 90 % de hombres) y Eslovenia (88 % y 82 %) están mucho más igualadas en cuanto al equilibrio de género en el cuidado de los hijos.

En general, hay una marcada diferencia en todo el continente y en determinadas regiones.

Parece como si los países escandinavos -seguidos de cerca por muchos del este de Europa- se sintieran más cómodos compartiendo funciones tradicionalmente femeninas, con los países occidentales ligeramente por detrás. Es el sur de Europa el que se queda atrás en esta clasificación. Las razones no están del todo claras, aunque una de ellas parece ser que cuanto más religioso es un país, más arraigado está el desequilibrio entre hombres y mujeres.

PUBLICIDAD
Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Eurocopa 2024: "Inglaterra no llegaría a la final sin los inmigrantes"

NO COMMENT: Una calabaza gigante despierta la curiosidad en un parque de Londres

El caracol Jeff gana la gran carrera de caracoles en el Reino Unido