EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Suiza pierde el 10% de sus glaciares en dos años extremos

Se ha formado un lago de agua de deshielo en la lengua del glaciar del Ródano, cerca de Goms, Suiza, martes 13 de junio de 2023.
Se ha formado un lago de agua de deshielo en la lengua del glaciar del Ródano, cerca de Goms, Suiza, martes 13 de junio de 2023. Derechos de autor Matthias Schrader/Copyright 2023 The AP. All rights reserved.
Derechos de autor Matthias Schrader/Copyright 2023 The AP. All rights reserved.
Por Euronews
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Tras perder un 6% de su volumen en 2022, los glaciares suizos se redujeron otro 4% en 2023, el segundo mayor descenso desde que comenzaron las mediciones.

PUBLICIDAD

Los glaciares suizos se derriten cada vez más rápido. La aceleración es dramática: en dos años hemos perdido tanto hielo como entre 1960 y 1990. Según la Comisión Suiza para la Observación de la Criosfera de la Academia Suiza de las Ciencias (SCNAT), el volumen de hielo ha caído un 10% solo en los dos últimos años.

Tras perder un 6% de su volumen en 2022, los glaciares suizos se redujeron otro 4% en 2023, el segundo mayor descenso desde que comenzaron las mediciones. Esto está provocando la desintegración de lenguas glaciares y la desaparición de muchos glaciares pequeños. Las mediciones en el St. Annafirn (UR), por ejemplo, han tenido que interrumpirse.

La pérdida masiva de hielo es el resultado de un invierno con muy poca nieve y altas temperaturas en verano. El deshielo de los glaciares ha afectado a toda Suiza. 

En el sur y el este de Suiza, los glaciares se han derretido casi en la misma medida que en el año récord de 2022. En el sur del Valais y en la Engadina, se han vuelto a medir varios metros de hielo derretido en altitudes superiores a los 3200 metros, mientras que los glaciares aún estaban en equilibrio a esta altitud hace unos años. 

La pérdida de espesor alcanzó hasta 3 metros (por ejemplo, en el glaciar de Gries (VS), el glaciar de Basòdino (TI), el glaciar de Pers (GR)), mucho más que durante la ola de calor del verano de 2003. La situación entre el Oberland bernés y el Valais (por ejemplo, en el Gran Glaciar de Aletsch (VS), el glaciar de Plaine Morte (BE)) es menos dramática, debido a la mejor cobertura de nieve del invierno pasado, pero sigue habiendo una pérdida media de más de dos metros. 

Récord de falta de nieve en invierno

Durante el invierno de 2022/2023 cayó muy poca nieve a ambos lados de los Alpes, y el tiempo fue muy cálido. Como consecuencia, hubo mucha menos nieve de lo habitual en todas las estaciones. 

Por encima de los 1.000 metros, la situación varió en febrero y principios de marzo: en la primera quincena de febrero, las profundidades de nieve medidas fueron en general ligeramente superiores a las de los inviernos sin nieve de 1964, 1990 y 2007. Pero el deshielo alcanzó nuevos récords en la segunda quincena de febrero, con alturas de nieve de sólo alrededor del 30% de la media plurianual. También por encima de los 2000 metros, más de la mitad de las estaciones automáticas con series de medición de al menos 25 años establecieron nuevos récords mínimos.

En primavera, la situación volvió brevemente a la normalidad. Pero el mes de junio, seco y muy cálido, provocó el deshielo de la capa de nieve entre 2 y 4 semanas antes de lo habitual. Con el tercer verano más caluroso desde que hay registros y una cota récord justo por debajo de los cero grados hasta septiembre, las pocas nevadas estivales se derritieron en general con rapidez y, por tanto, no pudieron reforzar los glaciares.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

El Parlamento suizo da un giro a la derecha

La derecha populista gana las elecciones parlamentarias en Suiza