Guerra Israel-Hamás| Matanzas, caos y tragedia en la Franja de Gaza

Guerra Israel-Hamás| Matanzas, caos y tragedia en la Franja de Gaza
Derechos de autor euronews
Por Ahmed Deeb
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La desesperación se apodera de sus habitantes. Sin un lugar seguro donde refugiarse de las bombas de Israel, con los hospitales cerrados o colapsados y sin que entre apenas ayuda.

PUBLICIDAD

Israel continúa su campaña de bombardeos en Gaza día y noche, en represalia por el ataque terrorista de Hamás del 7 de octubre.

A mediados de noviembre, responsables de Sanidad de Gaza dijeron que más de 13 000 personas habían muerto, incluidos 5600 niños.

Tras un nuevo bomabradeo, ambulancias y civiles acuden al lugar con la esperanza de rescatar a quienes puedan. Una escena que se repite todos los días.

Los residentes de Gaza excavan entre los escombros de un edificio destruido. Sacan a los heridos y a los que no sobrevivieron.

"Pensábamos que éramos los únicos afectados, pero salimos de la casa y vimos cadáveres en el suelo, que volaron más de 40 metros desde la casa de la familia Al Ghoul", explica Abu Ibrahim, habitante del campo de refugiados de Al Shati, en el norte de Gaza.

"Había unas siete niñas. Y algunos cadáveres y partes de ellos estaban sobre el tejado de un mercado. Más tarde, un incendio provocado por el ataque aéreo prendió fuego a los cuerpos", añade.

Abu Ibrahim, residente del campo de refugiados de Al Shati, en el norte de Gaza.
Abu Ibrahim, residente del campo de refugiados de Al Shati, en el norte de Gaza.Euronews

Los hospitales de Gaza, al límite

Hasta bien entrada la noche, los habitantes de Gaza heridos siguen siendo trasladados de urgencia a los hospitales. En el interior, médicos y enfermeras luchan frenéticamente para salvar a niños y adultos heridos.

Los aviones israelíes arrojaron millones de octavillas sobre la ciudad de Gaza, instando a los residentes a huir hacia el sur, unos días antes del inicio de la ofensiva terrestre de Israel, el 27 de octubre.

Después de entrar en Gaza, las tropas israelíes comenzaron, lenta y metódicamente, a rodear Gaza, aislándola completamente del resto de la franja.

"La situación sanitaria en la Franja de Gaza ha colapsado".
Doctor Ahmad Moghrabi
Jefe de cirugía plástica del hospital Nasser

Según las Naciones Unidas, más de la mitad de los hospitales de Gaza se vieron obligados a cerrar desde que Israel declaró la guerra, después de que Hamas asesinara o tomara como rehenes a sus propios civiles.

El bloqueo israelí de la Franja de Gaza ha significado que los medicamentos básicos y el combustible para los generadores de energía se estén agotando rápidamente. En los pocos hospitales que aún funcionan, las enfermeras y los médicos están sobrepasados.

"La situación sanitaria en la Franja de Gaza ha colapsado. Ni siquiera podemos describirla. La mayoría de los hospitales están fuera de servicio o no funcionan en absoluto", señala el doctor Ahmad Moghrabi, jefe de cirugía plástica del hospital Nasser.

El doctor Moghrabi es el jefe de cirugía plástica del hospital Nasser de Jan Yunis. Su personal incluye médicos de la ONG internacional Médicos Sin Fronteras.

Los médicos se enfrentan a decisiones imposibles debido a la falta de suministros médicos. Deben elegir a quién tratar y, esencialmente, quién vive.

Doctor Moghrabi, jefe de cirugía plástica del hospital Nasser, Jan Yunis.
Doctor Moghrabi, jefe de cirugía plástica del hospital Nasser, Jan Yunis.Euronews

El personal del hospital Nasser ha recurrido al uso de vinagre y champú para desinfectar las heridas. Incluso realizan algunas cirugías sin anestesia.

"Recibimos heridos que no son una prioridad para la cirugía, pero no tenemos espacio en las camas de los hospitales, por eso los ponemos en los pasillos y galerías hasta que llega su turno para la cirugía. Pero los casos urgentes, intentamos de tratarlos tan pronto como podemos, pero a veces el tratamiento se retrasa y su situación se vuelve catastrófica", cuenta el doctor Moghrabi a Euronews.

En los pocos hospitales de Gaza que aún funcionan, enfermeras y médicos están sobrepasados.
En los pocos hospitales de Gaza que aún funcionan, enfermeras y médicos están sobrepasados.Euronews

¿Huir o quedarse?

Cada día, el ejército israelí abre una carretera durante varias horas para permitir que los civiles huyan hacia el sur.

Sin embargo, el camino no fue totalmente seguro para la familia Al Nimnim. Un ataque israelí alcanzó el camión en el que viajaban y mató a 36 miembros de la familia. Solo tres sobrevivieron. Los supervivientes están siendo tratados en una tienda de campaña proporcionada por la Agencia de Ayuda Internacional de la Unión Europea en el hospital de Al Aqsa.

PUBLICIDAD

"¿Qué han hecho mis hijos para ser destrozados? Quedaron en pedazos. Encontré seis de sus cadáveres intactos, mientras que el resto eran partes de cuerpos en una bolsa de plástico", cuenta Nabeel Al Nimnim, un residente del norte de Gaza, superviviente de un ataque israelí.

Con casi la mitad de Gaza dañada o destruida, muchos no tuvieron más remedio que huir al sur.

Pero otros pensaron que el camino de evacuación era demasiado peligroso. Algunos decidieron no abandonar sus hogares.

El 81 % de los habitantes de Gaza son, de hecho, refugiados y descendientes de refugiados que fueron desplazados durante las guerras con Israel.

"¿Dónde iríamos?", se pregunta Abu Ibrahim, residente del campo de refugiados de Al Shati, en el norte de Gaza. "No hay forma de que abandonemos nuestros hogares. No me iré, incluso si eso significa mi muerte. Esta es mi patria y no la abandonaré".

PUBLICIDAD

A mediados de noviembre, según Israel, la gran mayoría del millón de palestinos que viven en el norte de Gaza habían huido con seguridad hacia el sur. La mayoría se vio obligada a caminar, cargando lo poco que podían a la espalda.

Palestinos del norte de Gaza huyendo hacia el sur.
Palestinos del norte de Gaza huyendo hacia el sur.Euronews

Incluso en las llamadas zonas seguras, los civiles no están seguros. En un edificio, al menos 45 personas murieron en un ataque aéreo israelí contra el campo de refugiados de Al Maghazi, el 5 de noviembre, según responsables de Sanidad de Gaza.

El campamento de Al Maghazi se encuentra en la zona donde el ejército israelí había instado a los civiles palestinos a buscar refugio. Un portavoz del ejército israelí dijo que estaba comprobando si las fuerzas israelíes estaban operando en la zona.

La ayuda y los bienes esenciales siguen siendo escasos

Mientras tanto, en el sur de Gaza, repleto de nuevos refugiados del norte, los bienes básicos, como pan, combustible y agua son escasos. Todos los días, la gente hace cola durante horas con la esperanza de conseguir lo poco que puedan.

"¡Vivíamos con dignidad en nuestros hogares! ¡Pero nos humillan desde que fuimos desplazados!", se lamenta una mujer palestina desplazada en el sur de Gaza.

PUBLICIDAD

"¡Dennos pan y reparen los sistemas de alcantarillado! ¡En las escuelas es probable que contraigamos enfermedades y el coronavirus puede afectar a nuestros hijos! ¡Tengan piedad de nosotros!", dice. 

Una mujer palestina, desplazada en el sur de Gaza.
Una mujer palestina, desplazada en el sur de Gaza.Euronews

Los refugiados del norte de Gaza han establecido nuevos campos de refugiados más al sur. Las tiendas ofrecen poca protección contra los elementos y el campamento no tiene servicios básicos, ni siquiera un retrete.

La ayuda llega con cuentagotas ahora a Gaza. Cada camión solo puede transportar una pequeña fracción de los suministros necesarios. En el lado de gazatí del cruce de Rafah, fronterizo con Egipto, cientos de personas revisan ansiosamente los horarios publicados, esperando su oportunidad de salir.

Los refugiados del norte de Gaza han establecido nuevos campos de refugiados más al sur.
Los refugiados del norte de Gaza han establecido nuevos campos de refugiados más al sur.Euronews

A un número limitado de ciudadanos extranjeros se les ha permitido salir de Gaza. Muchos están atrapados esperando. Una de esas personas es la ciudadana alemana Katya Miess, que llegó una semana antes de que comenzara la guerra para visitar a su marido palestino.

"La gente sufre, llora. La gente tiene miedo. Todo el día, todos los días, hay bombas y misiles", cuenta a Euronews.

PUBLICIDAD

"La gente no sabe adónde ir. Sentimos que nuestro propio país nos ha abandonado. No sabemos qué va a pasar. Todos los días, la gente teme por sus vidas. No es normal", afirma.

Katya Miess, ciudadana alemana atrapasa en Gaza.
Katya Miess, ciudadana alemana atrapasa en Gaza.Euronews

Mientras el sistema de salud de Gaza se desintegra, las ambulancias que transportan a palestinos heridos cruzan a Egipto mientras la frontera aún está abierta.

Sin embargo, no está abierta para que entre combustible a Gaza. La falta de este suministro esencial ha limitado la capacidad de los hospitales para prestar incluso servicios básicos, poniendo en riesgo a muchas personas, incluidos los bebés prematuros.

"Si la situación continúa así, dentro de unos días no podremos continuar, seremos testigos de masacres y crímenes que la historia no ha visto antes", asegura el doctor Ahmad Moghrabi.

La toma del hospital Al Shifa

El 15 de noviembre, el ejército de Israel tomó el control del hospital más grande de Gaza, Al Shifa, alegando que los combatientes de Hamás lo utilizan como su base principal.

PUBLICIDAD

En el momento en que rodamos este reportaje, el centro de mando de Hamás no había sido encontrado.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Gaza | Una situación humanitaria más que catastrófica

El PMA suspende el envío de ayuda al norte de Gaza por motivos de seguridad

EE.UU. veta por tercera vez una propuesta de alto el fuego humanitario en Gaza