Reino Unido | Los voluntarios que buscan devolver un histórico bosque a su tamaño original

Hay Wood es un bosque en Luton al que algunos voluntarios están tratando de dar un futuro mejor.
Hay Wood es un bosque en Luton al que algunos voluntarios están tratando de dar un futuro mejor. Derechos de autor Screenshot AP Video
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Esta historia de resiliencia es resultado del esfuerzo de una organización británica que trabaja con comunidades locales

PUBLICIDAD

Hay Wood es uno de los innumerables bosques de todo el mundo que han sido talados por los humanos. Un antiguo bosque en Luton, Reino Unido, que se reducido a la mitad desde la década de 1940.

Ante tal destrucción natural, es fácil sentirse impotente y experimentar ansiedad climática. Una forma de combatirla es adentrándose en la naturaleza y ofriendo voluntariamente el tiempo y energía para marcar la diferencia. Así lo aseguran unos voluntarios de la ONG Wildlife Trust, que gestiona comunidades locales para que participen en el mantenimiento y la restauración del medio ambiente.

Programas comunitarios

Al estudiante de zoología Aaron Matthew le apasiona apoyar a la naturaleza.

Ha renunciado a su mañana de domingo para plantar árboles jóvenes bajo la llovizna, pero dice que no hay ningún lugar donde preferiría estar.

"Puede ser muy sombrío y, como personas, siento que tenemos una desconexión, como saben, al vivir en un entorno más urbano. A veces es extraño salir e interactuar realmente con el medio ambiente", dice. "Y también está el beneficio que aportas al medio ambiente, al mantener y simplemente crear ese espacio para que la naturaleza prospere".

Matthew dice que el voluntariado en la naturaleza puede ayudar a restaurar una sensación de positividad.

"Como todo el mundo, me siento que a veces ansioso, pero siento que la ansiedad se caracteriza por un sentimiento de impotencia. Y creo que cuando se trata del cambio climático, tenemos que romper ese molde de impotencia, ya que hay cosas que podemos hacer", afirma.

"Podemos marcar la diferencia, podemos lograr un cambio. Y está bien invertir en las áreas que le apasionan, saber que personas con ideas afines en otros lugares están haciendo lo mismo".

Wildlife Trust es una organización benéfica del Reino Unido que tiene como objetivo marcar una diferencia positiva a través de programas comunitarios.

Con casi un millón de miembros y más de 35.000 voluntarios, es una forma de unir a las personas para empezar a realizar un cambio positivo. Por ejemplo, han mejorado la calidad del agua a lo largo de 4.600 kilómetros de ríos y arroyos y han restaurado más de 43.000 hectáreas de turberas.

Matt Sutcliffe, director comunitario y educativo de Wildlife Trust en Bedfordshire, organizó la plantación de árboles. Es muy consciente del papel vital que pueden desempeñar los voluntarios para mejorar nuestros entornos locales.

"Nuestros sitios y los de tantos otros propietarios no estarían en las buenas condiciones en las que se encuentran sin la ayuda de voluntarios. Sé que tenemos cientos inscritos", dice.

"No tenemos cientos de personas en cada sesión, pero en algunas tenemos entre 20 y 25 que vienen para ayudarnos a administrar".

Algunos voluntarios llevan años restaurando Hay Wood. Los árboles plantados hace 10 ya se han establecido y están prosperando.

 Sutcliffe habla regularmente ante escuelas y jóvenes que se sienten ansiosos por el cambio climático y el daño que los humanos están causando a su mundo natural. Cree que hacer una contribución, como este plan voluntario de plantación de árboles, es una buena manera de combatir esa ansiedad.

"Es bastante preocupante y deprimente, obviamente, pero si estás ahí afuera haciendo algo, entonces puedes aliviarlo un poco", señala.

Plantar árboles es un trabajo físico, pero no demasiado agotador, por lo que es una buena forma de empezar a implicarse.

Hay voluntarios de todas las edades, jóvenes y mayores.

PUBLICIDAD

Además de plantar árboles, también deben cuidar la madera. Las zarzas pueden crecer demasiado, por lo que es necesario podarlas y quemarlas para que puedan establecerse nuevos árboles jóvenes.

Hay Wood todavía tiene un largo camino por recorrer antes de alcanzar sus antiguos límites, pero un trabajo como este garantiza un futuro mejor para este pequeño trozo de bosque.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

El descanso eterno en los bosques, una alternativa a los cementerios cada vez más extendida

Un adolescente detenido en Inglaterra por talar de manera "deliberada" el famoso árbol Sycamore Gap

Abaten en Italia un gran oso pardo en libertad y provoca la ira de los animalistas