Turquía lanza ataques aéreos contra militantes kurdos en Irak y Siria

La bandera de Turquía ondea en noviembre de 2023
La bandera de Turquía ondea en noviembre de 2023 Derechos de autor Richard Drew/The AP
Por Euronews con AP
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Los ataques se producen después de que el viernes murieran nueve soldados en una base militar de Turquía.

PUBLICIDAD

Turquía ha llevado a cabo ataques aéreos contra militantes kurdos en las vecinas Irak y Siria, según ha informado el Ministerio de Defensa turco. Esto se produce un día después de que un ataque contra una base militar turca en Irak matara a nueve soldados turcos. Turquía lanza a menudo ataques contra objetivos en Siria e Irak que considera afiliados al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), un grupo separatista kurdo prohibido que ha librado una insurgencia contra Turquía desde la década de 1980.

El Ministerio de Defensa dijo que los aviones atacaron objetivos en Metina, Hakurk, Gara y Qandil, en el norte de Irak, pero no especificó las zonas en Siria. Los cazas destruyeron cuevas, búnkeres, refugios e instalaciones petrolíferas "para eliminar los ataques terroristas contra nuestro pueblo y nuestras fuerzas de seguridad [...] y para garantizar la seguridad de nuestras fronteras".

El viernes por la noche, unos atacantes intentaron infiltrarse en una base militar de la región semiautónoma kurda del norte de Irak, matando a cinco soldados. Otros cuatro murieron más tarde de heridas críticas. Según el Ministerio de Defensa turco, también murieron 15 militantes.

No hubo comentarios inmediatos del PKK, del gobierno de Bagdad ni de la administración de la región kurda

Turquía lanzó la operación Claw-Lock en el norte de Irak en abril de 2022, durante la cual estableció varias bases en la gobernación de Duhok. Bagdad ha protestado repetidamente por la presencia de tropas turcas y ha pedido su retirada.

El ministro turco de Asuntos Exteriores, Hakan Fidan, expresó sus condolencias por la muerte de los soldados turcos en X, antes Twitter: "Lucharemos hasta el final contra la organización terrorista PKK dentro y fuera de nuestras fronteras".  El presidente Recep Tayyip Erdogan iba a celebrar una reunión de seguridad en Estambul más tarde el sábado, escribió también en X Fahrettin Altun, director de comunicación del presidente. 

Mientras tanto, el ministro del Interior, Ali Yerlikaya, anunció que la Policía había detenido a 113 personas sospechosas de tener vínculos con el PKK tras redadas en 32 provincias turcas. Añadió que cuatro personas habían sido detenidas después de que los agentes identificaran 60 cuentas de redes sociales que "elogiaban a la organización terrorista separatista con fines de provocación" o habían difundido información engañosa.

Hace tres semanas, militantes afiliados al PKK intentaron irrumpir en una base turca en el norte de Irak, según funcionarios turcos, dejando seis soldados muertos. Al día siguiente, otros seis soldados turcos murieron en enfrentamientos. Turquía tomó represalias lanzando ataques contra lugares que, según las autoridades, estaban asociados al PKK en Irak y Siria. El ministro de Defensa, Yasar Guler, declaró entonces que decenas de militantes kurdos habían muerto en ataques aéreos y terrestres.

No estaba claro si el ataque del viernes por la noche y el de tres semanas antes estaban dirigidos contra la misma base. El sitio web de noticias Rudaw, con sede en Erbil, en el norte de Irak, informó de que la base atacada el viernes estaba situada en el monte Zap, en el distrito de Amedi, a 17 kilómetros de la frontera turca. Mientras tanto, la agencia de noticias estatal turca Anadolu afirmó que un alto militante del PKK había sido "neutralizado" en Irak. Faik Aydin fue el objetivo de una operación dirigida por la agencia de inteligencia turca, o MIT, a unos 160 kilómetros (100 millas) dentro de la frontera entre Turquía e Irak, informó Anadolu.

El PKK, considerado una organización terrorista por los aliados occidentales de Turquía, incluido Estados Unidos

El PKK, que mantiene bases en el norte de Irak, es considerado una organización terrorista por los aliados occidentales de Turquía, incluido Estados Unidos. Decenas de miles de personas han muerto desde el inicio del conflicto en 1984. Turquía y Estados Unidos, sin embargo, discrepan sobre el estatus de los grupos kurdos sirios, que se han aliado con Washington en la lucha contra el grupo Estado Islámico en Siria.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Comienzan las conversaciones para el fin de la operación militar contra el Daesh entre Irak y EE.UU.

Meloni y Erdogan se reúnen para hablar de la guerra, inmigración y relaciones comerciales

Tres muertos y al menos seis heridos tras un ataque a un juzgado en Estambul