En el avión de Boeing en el que explotó una puerta en pleno vuelo faltaban varios tornillos

Un avión Boeing 737 Max.
Un avión Boeing 737 Max. Derechos de autor Elaine Thompson/Copyright 2020 The AP. All rights reserved
Por Euronews con AP
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Una investigación confirma la falta de varios tornillos en el avión que perdió una puerta en pleno vuelo el mes pasado. Los pilotos tuvieron que hacer un aterrizaje de emergencia. El accidente podría haber sido catastrófico si el avión de Alaska hubiera alcanzado la altitud de crucero.

PUBLICIDAD

Faltaban tornillos que ayudaban a asegurar un panel al marco de un Boeing 737 Max 9 en el panel volado el avión de Alaska Airlines el mes pasado, según las investigaciones del accidente. 

La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB  en sus siglas en inglés) dijo el martes en un informe preliminar sobre el accidente del 5 de enero que la falta de ciertos daños en el avión indica que faltaban los cuatro pernos antes de que el avión despegara de Portland, Oregon. Sin los tornillos, nada impedía que el panel se deslizara hacia arriba y se separara de las "almohadillas de tope" que lo sujetaban al fuselaje. 

Los pilotos de Alaska Airlines se vieron obligados a realizar un aterrizaje de emergencia

Los pilotos de Alaska Airlines se vieron obligados a realizar un aterrizaje de emergencia con un agujero en el costado del avión, pero no se reportaron heridos graves. El informe de la NTSB incluyó una foto de Boeing, que trabajó en el panel llamado tapón de puerta, que mostraba que faltaban tres de los cuatro pernos que impiden que el panel se mueva hacia arriba. 

El informe preliminar dijo que el avión llegó a la fábrica de Boeing cerca de Seattle con cinco remaches dañados cerca del tapón de la puerta, que había sido instalado por el proveedor Spirit AeroSystems. Un equipo de Spirit reemplazó los remaches, lo que requirió quitar los cuatro pernos y abrir el tapón.

El informe no dice quién quitó los tornillos

El informe no dice quién quitó los tornillos. Dijo que un mensaje de texto entre los empleados de Boeing que terminaron de trabajar en el avión después del trabajo de remachado incluía la foto que mostraba el tapón al que le faltaban pernos.

La senadora Tammy Duckworth, demócrata por Illinois, estaba molesta por la falta de documentación de Boeing sobre quién hizo qué y cuándo desaparecieron los pernos. "No escribieron nada de esto", dijo en una entrevista. "Es en gran medida responsabilidad de Boeing, absolutamente, pero me preocupa que podamos tener múltiples puntos de falla aquí".

La investigación podría durar años: el accidente podría haber acabado en una catástrofe

La NTSB no declaró una causa probable para el accidente; eso se producirá al final de una investigación que podría durar un año o más. "Cualquiera que sea la conclusión final a la que se llegue, Boeing es responsable de lo sucedido", dijo el director ejecutivo, David Calhoun, en un comunicado. "Un hecho como este no debe ocurrir en un avión que sale de nuestra fábrica. Simplemente debemos hacerlo mejor para nuestros clientes y sus pasajeros".

Los investigadores dijeron que todavía estaban tratando de determinar quién autorizó a la tripulación del Boeing a abrir y reinstalar el tapón de la puerta. Los expertos en seguridad han dicho que el accidente podría haber sido catastrófico si el avión de Alaska hubiera alcanzado la altitud de crucero. La descompresión en la cabina después de la explosión habría sido mucho más fuerte, y los pasajeros y asistentes de vuelo podrían haber estado caminando en lugar de estar abrochados a sus asientos.

Otros aviones de Boeing han sido inspeccionados: su calidad de producción, analizada

Cuando Alaska y United Airlines comenzaron inspeccionando sus otros Max 9, informaron haber encontrado piezas  sueltas, incluidos pernos sueltos, en algunos de los tapones de las puertas. Boeing dijo que a ninguno de los otros Alaska y United Max 9 les faltaban los pernos críticos.

El incidente se sumó a las dudas sobre la calidad de fabricación en Boeing que comenzaron con los accidentes mortales de dos aviones Max 8 en 2018 y 2019, que mataron a 346 personas. En 2021, Boeingllegó a un acuerdo con el Departamento de Justicia para evitar un proceso penal por el cargo de conspirar para defraudar a los reguladores gubernamentales al no describir con precisión un sistema de control de vuelo que estuvo implicado en los accidentes.

La Administración Federal de Aviación (FAA) está investigando si Boeing y sus proveedores siguieron los procedimientos de seguridad adecuados en la fabricación de piezas para el Max. La FAA ha prohibido a Boeing acelerar la producción de los 737 hasta que la agencia esté satisfecha con los problemas de calidad.

El administrador de la FAA, Michael Whitaker, dijo el martes que su agencia se encuentra a mitad de camino de una auditoría de seis semanas de los procesos de fabricación en Boeing y Spirit, su proveedor clave del Max, y dijo que la agencia se enfrenta a dos preguntas: "¿Qué le pasa al Max 9?  y ¿qué está pasando con la producción en Boeing?".

Spirit, que Boeing escindió como una compañía independiente hace casi 20 años, dijo en un comunicado que está revisando el informe preliminar de la NTSB y está trabajando con Boeing y los reguladores "en la mejora continua de nuestros procesos y en el cumplimiento de los más altos estándares de seguridad, calidad y y confiabilidad".

El tapón que se rompió en el vuelo 1282 de Alaska se utiliza para sellar los agujeros que quedan para puertas de emergencia adicionales. Alaska y United no tienen suficientes asientos en sus Max 9 para exigir salidas adicionales, por lo que le dicen a Boeing que instale enchufes porque son livianos y más baratos que las puertas.

Alaska Airlines ha estimado que la inmovilización de sus 65 Max 9 e costará a la aerolínea con sede en Seattle 150 millones de dólares (unos 140 millones de euros), y espera ser compensado por Boeing. United dijo que la suspensión de vuelos le haría perder dinero en el primer trimestre y planificar un futuro sin un Max nuevo y más grande. aviones que aún no han sido aprobados por la FAA.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

United Airlines asegura haber encontrado "pernos sueltos" en los Boeing 737 Max 9

¿Son seguros los aviones Boeing 737? Flota en tierra tras la explosión de una parte del fuselaje de un avión de Alaska Airlines

Boeing pide a las aerolíneas que inspeccionen sus 737 MAX por un defecto de fabricación