La UNRWA acusa a Israel de forzar declaraciones falsas mediante torturas

Un grupo de palestinos rescata a supervivientes de un ataque israelí en Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, el pasado 24 de febrero
Un grupo de palestinos rescata a supervivientes de un ataque israelí en Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, el pasado 24 de febrero Derechos de autor Hatem Ali/AP
Derechos de autor Hatem Ali/AP
Por Euronews con AP
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Mientras el Ejército israelí vierte nuevas acusaciones sobre la UNRWA sin aportar pruebas, la agencia de la ONU para las refugiados en Gaza denuncia que Israel ha forzado falsos testimonios de varios empleados mediante torturas.

PUBLICIDAD

Israel intensificó el lunes sus críticas a la agencia de la ONU para los refugiados palestinos, conocida como UNRWA, al decir que 450 de sus empleados eran miembros de grupos milicianos en la Franja de Gaza, aunque no proporcionó ninguna prueba para respaldar su acusación. La UNRWA denuncia que Israel ha detenido a varios de sus empleados y les ha forzado a dar testimonios falsos sobre los supuestos vínculos de la agencia con Hamás, mediante torturas y malos tratos.

Los principales financiadores internacionales han retenidocientos de millones de dólares de la agenciadesde que Israel acusó a 12 de sus empleados de participar en los ataques de Hamás contra Israel del 7 de octubre.

Philippe Lazzarini, director de UNRWA, dijo en una conferencia de prensa el lunes por la noche que “nunca ha sido informado” ni ha recibido ninguna prueba de las afirmaciones de Israel. Cada año, dijo, la UNRWA proporciona a Israel y a la Autoridad Palestina una lista de su personal "y nunca he recibido la más mínima preocupación sobre el personal que hemos estado empleando".

La única acusación que se le comunicó verbalmente fue que aproximadamente 12 empleados de la UNRWA presuntamente participaron en los ataques del 7 de octubre, dijo, que fueron despedidos ante la seriedad de la denuncia, mientras se están llevando a cabo dos investigaciones ordenadas por la ONU.

La UNRWA, que emplea a aproximadamente 13.000 personas en Gaza, es el mayor proveedor de ayuda en el enclave. La ONU y destacadas voces de la UE han dicho de manera reiterada que la labor de la agencia humanitaria en Gaza es "irreemplazable".

Las acusaciones del lunes fueron una escalada significativa en las acusaciones contra la agencia. Daniel Hagari, principal portavoz militar de Israel, no proporcionó nombres ni otras pruebas que respalden el enorme aumento del número de empleados de la UNRWA que, según dijo, tenían vínculos con grupos milicianos. “Más de 450 empleados de la UNRWA son agentes militares de grupos terroristas en Gaza: 450. Esto no es una mera coincidencia. Esto es sistemático. No se puede decir: 'no lo sabíamos'”, dijo Hagari.

La UNRWA acusa a Israel de usar la tortura para forzar declaraciones falsas

En un comunicado, la UNRWA acusó a Israel de detener a varios de sus empleados y obligarlos, mediante tortura y malos tratos, a dar confesiones falsas sobre los supuestos vínculos entre la agencia, Hamás y el ataque del 7 de octubre contra Israel.

"Estas confesiones forzadas como resultado de la tortura están siendo utilizadas por las autoridades israelíes para difundir aún más desinformación sobre la agencia, como parte de los intentos de desmantelar la UNRWA", decía el comunicado. "Esto está poniendo en riesgo a nuestro personal en Gaza y tiene graves implicaciones sobre nuestras operaciones en Gaza y alrededor de la región”.

Después de la acusación inicial de Israel contra la UNRWA, la agencia despidió a los empleados acusados y más de una decena de países suspendieron financiación por valor de unos 450 millones de dólares (unos 415 millones de euros), casi la mitad de su presupuesto para el año.

Juliette Touma, directora de comunicaciones de la UNRWA, no hizo comentarios directos sobre las nuevas acusaciones israelíes. "La UNRWA anima a cualquier entidad que tenga información sobre las acusaciones muy graves contra el personal de la UNRWA a que la comparta con la investigación en curso de la ONU", dijo.

Dos investigaciones de la ONU sobre las acusaciones de Israel ya estaban en marcha cuando la UE comunicó el viernes que pagará 50 millones de euros a la UNRWA después de que la agencia aceptara permitir que expertos designados por el bloque europeo auditaran la forma en que examina al personal para identificar a los extremistas.

Las acusaciones se produjeron cuando Benny Gantz, un alto miembro del Gabinete de guerra de Netanyahu, se reunió con funcionarios estadounidenses en Washington mientras se llevaban a cabo conversaciones en Egiptopara negociar un alto el fuego en Gaza, antes de que comience el mes sagrado musulmán del Ramadán la próxima semana.

Los ataques israelíes sobre la Franja de Gaza han matado a más de 30.000 palestinos. La ofensiva militar ha desplazado a la mayor parte de la población del enclave y ha provocado una catástrofe humanitaria.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Israel no ha acudido a las negociaciones que se iban a celebrar con Hamás en Egipto

La UE seguirá financiando la UNRWA mientras investiga la presunta implicación de algunos empleados en los ataques de Hamás

Sánchez ratifica a Guterres su apoyo a la UNRWA, asediada por Israel