Francia insta a China a utilizar su influencia con Rusia para promover la paz en Ucrania

El Ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, a la derecha, y el Ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Stéphane Sejourne, en China, el 1 de abril de 2024.
El Ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, a la derecha, y el Ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Stéphane Sejourne, en China, el 1 de abril de 2024. Derechos de autor Ken Ishii/AP
Derechos de autor Ken Ishii/AP
Por Euronews con AP
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

El ministro de Asuntos Exteriores francés también ha presionado al Gobierno de Pekín sobre cuestiones comerciales durante una reunión en la capital china.

PUBLICIDAD

El ministro de Asuntos Exteriores de Francia, Stéphane Séjourné, presionó a China este lunes sobre cuestiones comerciales y la guerra en Ucrania, poco antes de la visita del líder chino, Xi Jinping, a Francia, prevista para esta primavera. 

Durante la reunión, Séjourné dijo que espera que China, como país importante, envíe mensajes claros a Rusia. China, sin embargo, tiene una postura diferente sobre la guerra en Ucrania que Europa o Estados Unidos, los cuales respaldan a Kiev, pero no está claro qué mensaje Pekín está transmitiendo al Kremlin.

En los últimos años, China ha incrementado el comercio con Rusia y ha criticado las sanciones occidentales contra el Kremlin. Sin embargo, el ministro de Asuntos Exteriores francés dijo que su país está decidido a mantener un diálogo estrecho con China para contribuir a encontrar un camino hacia una paz duradera en Ucrania.

Preocupación por los vehículos chinos

En su conversación con su homólogo chino, Wang Yi, también se hizo eco de las posiciones expuestas por diferentes líderes europeos, incluido el primer ministro holandés, Mark Rutte, sobre cuestiones comerciales.

Los funcionarios europeos han expresado su preocupación por una posible "avalancha de vehículos eléctricos fabricados en China", de bajo precio, que pueda alterar la producción y desplazar puestos de trabajo en Europa. La UE está investigando si los subsidios del Gobierno chino a los vehículos eléctricos otorgan una ventaja injusta a los exportadores de automóviles chinos. 

"El reequilibrio de nuestra asociación económica es una prioridad, como lo es para nuestros socios europeos", dijo Séjourné en una rueda de prensa conjunta con Wang. "La Unión Europea es un mercado muy abierto, el más abierto del mundo, pero los déficits actuales con un cierto número de países, incluida China, no son sostenibles para nosotros", añadió.

Las empresas europeas que operan en China se quejan de que los recientes cambios en las leyes de seguridad nacional han hecho que sea más riesgoso invertir y hacer negocios en el país.

China "comprende" la posición europea

Del lado chino, los funcionarios han expresado su preocupación por la estrategia de "eliminación de riesgos" que está implementando la UE para garantizar que el bloque no dependa demasiado de ningún país para obtener suministros vitales. Wang expresó comprensión por la posición europea, pero dijo que espera que no afecte negativamente al sentimiento empresarial.

"Creo que los hechos han demostrado y seguirán demostrando que China constituye oportunidades para Europa, mucho más que riesgos. Las dos partes somos socios, no oponentes", dijo.

Wang también afirmó que China está dispuesta a importar más "productos y servicios franceses de alta calidad" y está trabajando para resolver las preocupaciones planteadas por las empresas europeas, incluidas las restricciones a la transferencia de datos al extranjero.

El ministro de Asuntos Exteriores francés insistió en que Europa no se está volviendo proteccionista y permanece abierta a la inversión extranjera, una posible referencia a los intentos de cortejar a los fabricantes de automóviles chinos y otras empresas para que creen empleos mediante la construcción de fábricas en Europa, en lugar de exportar sus productos desde China.

Ninguno de los ministros de Asuntos Exteriores mencionó una investigación 'antidumping' china sobre las importaciones de brandy francés que, junto con otra investigación de la UE sobre vehículos eléctricos, podría ser un precursor de una guerra comercial.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Los Gobiernos de EE. UU. y Reino Unido sancionan a piratas chinos por ciberataques

Ejercicios navales conjuntos de China, Irán y Rusia en el golfo de Omán

Bruselas propone ampliar el libre comercio UE-Ucrania. Pero será más fácil imponer restricciones a los cereales