EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

El auge de la extrema derecha pone en peligro los derechos LGBTI, advierte la ONG ILGA

Bandera LGTBI en la sede de la Comisión Europea.
Bandera LGTBI en la sede de la Comisión Europea. Derechos de autor Lukasz Kobus/ EU
Derechos de autor Lukasz Kobus/ EU
Por Aida Sanchez Alonso
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La organización en defensa de los derechos del colectivo pide que se legislen los avances para evitar que desaparezcan.

PUBLICIDAD

Con las elecciones europeas a la vuelta de la esquina, la situación de las personas LGBTI corre el peligro de empeorar si se confirma el ascenso de la extrema derecha. Esta es la señal de alarma que ha lanzado ILGA Europa, la principal organización en defensa del colectivo del continente, tras presentar el Mapa del Arco Iris, en el que analiza los avances legisaltivos en 49 países europeos.

El temor a un estancamiento en las regiones más avanzadas y a un retroceso en aquellos en los que la extrema derecha pueda entrar en el poder ha encendido las alarmas. "Necesitamos que los candidatos estén a la altura del desafío y se comprometan, en estas semanas previas a las elecciones, a legislar realmente el cambio cuando sean elegidos", reclama Chaber, directore ejecutive de ILGA.

Entre los puntos que deberían reforzarse, Chaber destaca que "la libertad de circulación, que es el núcleo de los valores de la UE, sigue sin estar garantizada para las personas trans, para las personas intersexuales, para las personas no binarias, para las familias arco iris".

Un ejemplo es Italia, donde la falta de una legislación clara sobre como registrar a los hijos de parejas del mismo sexo, ha permitido al Gobierno de Giorgia Meloni prohibir a los ayuntamientos la inscripción de parejas homosexuales como progenitores.

Polonia, el peor puntuado de la UE

En el Mapa del Arco Iris hay un país de la Unión Europea que destaca por su mal resultado: Polonia. Con una puntuación de un 17,5% queda lejos de la media de la UE (50,6%) o del continente europeo (42%). Pero el reciente cambio de Gobierno ha dado esperanzas a los activistas, que ya ven "señales decambio".

Uno de ellos ha sido la inclusión de representantes del colectivo en el debate sobre la posible legislación sobre parejas del mismo sexo, explica Dawid Wojtyczka de la Federación Znaki Rownosci. "Después de estos pocos meses, no vemos el cambio, pero sentimos el cambio que se avecina", apunta.

Wojtyczka cree que la sociedad polaca está preparada para nuevas leyes.  "Vemos y sentimos la disposición de la sociedad, sólo falta que se firme el proyecto de ley", explica. El actual primer ministro de Polonia, Donald Tusk, anunció poco después de ser investido que trabajaría para la aprobación de una nueva ley que permitiera las uniones civiles, también para personas del mismo sexo.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La comunidad LGBT en Polonia: entre grandes expectativas y temores frustrantes

Acoso en Internet, peligro y pobreza: Cómo afecta la brecha digital a la comunidad LGBTI

La comunidad trans sufre la persecución del Kremlin