El desafío de la innovación de las máquinas eléctricas: un avance para el objetivo ecológico

En colaboración con The European Commission
El desafío de la innovación de las máquinas eléctricas: un avance para el objetivo ecológico
Derechos de autor euronews
Por Andrea Bolitho
Compartir esta noticia
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

"En el 2019 cuando empezamos a adquirir máquinas libres de emisiones, estas no existían, así que había que reconstruir las máquinas fósiles en eléctricas; pero ahora empiezan a fabricarse más en serie", Marit Hepsø, Ayuntamiento de Oslo.

El avance hacia las obras con cero emisionesha obligado a los proveedores de equipos a innovar casi en tiempo real, para seguir el ritmo de la demanda de máquinas no contaminantes.

Oslo fue pionera en el empleo de máquinas de construcción eléctricas. Con el uso de su poder adquisitivo logró impulsar esta innovación ecológica.

"Al principio, el reto era poner la maquinaria y el transporte en el mercado, porque en el 2019 cuando empezamos a adquirir máquinas libres de emisiones no existían, no había máquinas eléctricas", explica Marit Hepsø, especialista en edificios y construcción sostenible, Ayuntamiento de Oslo

"Así que había que reconstruir las máquinas fósiles en eléctricas, pero ahora empiezan a fabricarse más en serie", agrega Marit Hepsø. 

Contratación pública y cooperación internacional

Para lograr este objetivo, la contratación pública ha sido una herramienta poderosa. La cooperación a nivel internacional es importante para reforzar el músculo de la contratación. 

Existen proyectos como Big Buyers, de la UE, que coopera con Barcelona, Copenhague, Finlandia; se necesitas tener más compradores yendo en la misma dirección, para conseguir más máquinas libres de emisiones.

Dentro de esta innovación todavía existen varios retos. "El suministro eléctrico ha sido un gran reto para nosotros porque en algunos lugares de Oslo, y probablemente en otros lugares, la red no es lo suficientemente fuerte, no es del todo capaz para suministrar suficiente potencia para la maquinaria", cuenta Marit Hepsø.

"Tenemos que pensar de otra manera, quizá también empezar a usar contenedores de baterías para encontrar soluciones temporales a la red eléctrica; así que es un gran reto, y vemos que otras ciudades también están haciendo frente a lo mismo ahora, como Barcelona", agrega. 

Para esta especialista y todos los que están involucrados en este proyecto, hay muchas oportunidades al disminuir la contaminación del aire y el ruido; hay enormes beneficios al tomar el camino de lo eléctrico y estar libre de emisiones.

Fuentes adicionales • Angélica Parra Hernández (Traducción y texto en español)

Compartir esta noticia