EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Crisis de la vivienda: ¿Está dispuesto a esperar 6 meses para alquilar un estudio en París?

Crisis de la vivienda: ¿Está dispuesto a esperar 6 meses para alquilar un estudio en París?
Crisis de la vivienda: ¿Está dispuesto a esperar 6 meses para alquilar un estudio en París? Derechos de autor Canva
Derechos de autor Canva
Por Oceane Duboust
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Se tarda una media de seis meses en poder alquilar un estudio amueblado en París, según datos recientes.

PUBLICIDAD

Numerosas ciudades europeas se enfrentan a una crisis de oferta de pisos ante una población en constante crecimiento.

La capital francesa no es una excepción. Sin embargo, aunque no es un fenómeno nuevo, el mercado del alquiler nunca ha estado tan tenso.

Se tarda una media de seis meses en encontrar, mudarse y alquilar un estudio amueblado en París y los precios de los alquileres subieron un 1% en el tercer trimestre de este año, según datos publicados por la agencia inmobiliaria Lodgis.

Este aumento se explica por el hecho de que los alquileres están limitados en París desde 2019. En otras grandes ciudades francesas, la subida ha sido mucho mayor: Más del 10% en Burdeos y casi el 15% en Aix-en-Provence, según Lodgis.

El repunte es el resultado natural de la oferta y la demanda, según Alexis Alban, presidente de Lodgis.

"La escasez de vivienda se agrava y la demanda aumenta sin cesar", afirma Alban en un comunicado.

"Estamos asistiendo a la confirmación del regreso de inquilinos internacionales, con estudiantes y profesionales móviles que siguen optando por los tradicionales alquileres amueblados de larga duración", añadió.

La dificultad para adquirir una vivienda puede ser una de las explicaciones de este fenómeno.

Para intentar atajar el problema, el Gobierno francés ampliará sus préstamos al 0% de interés para familias con bajos ingresos y los abrirá a más personas el año que viene para ayudarles a acceder a la propiedad.

Seis meses para alquilar un estudio en París

Casi tres cuartas partes (73%) de los profesionales declararon que había disminuido el número de viviendas disponibles para alquilar en comparación con el año pasado, según un comunicado de la Federación Nacional de la Propiedad Inmobiliaria de Francia (FNAIM), y el 66% también observó un aumento de la demanda.

"El aumento de los tipos de interés del crédito y el endurecimiento de las condiciones impuestas a los prestatarios impiden a algunos inquilinos acceder a la propiedad; permanecen más tiempo en el lugar, lo que frena la movilidad del stock", declaró en agosto Loïc Cantin, presidente de la FNAIM.

También mencionó las limitaciones que sufren los arrendadores, que les hacen querer "tirar la toalla" y vender sus propiedades.

La tensión en el mercado del alquiler es aún mayor con motivo de los Juegos Olímpicos de 2024, que atraerán a París a un gran número de visitantes, voluntarios y equipos.

El Gobierno se enfrentó a intensas críticas cuando decidió expulsar a más de 2.000 estudiantes de sus apartamentos de alquiler controlado -dedicados específicamente a ellos- para acoger al personal olímpico durante el verano.

Un sindicato de estudiantes llevó el caso a los tribunales, donde un juez administrativo suspendió la expulsión.

La crisis de la vivienda en Europa

París no es la única ciudad europea que sufre una grave escasez de vivienda.

En Londres, el alquiler medio de un piso de un dormitorio en el centro de la ciudad es actualmente de casi 2.500 euros al mes, mientras que el salario medio ronda los 2.600 euros.

Lo mismo ocurre en Ámsterdam, donde el alquiler medio supera los 1.500 euros al mes.

PUBLICIDAD

Son los hogares con rentas bajas y los jóvenes los que más acusan el impacto de la crisis inmobiliaria.

Para hacer frente a la situación, algunas ciudades han optado por soluciones diferentes.

Viena, París, Ámsterdam y otras ciudades decidieron tomar medidas enérgicas contra los alquileres tipo Airbnb, que se cree que alimentan la falta de viviendas de alquiler disponibles en el mercado.

Berlín ha levantado su prohibición de Airbnb, pero sigue habiendo normas estrictas que se aplican con fuertes multas.

Otra solución es gravar las viviendas vacías para disuadir a los propietarios de mantenerlas vacías y animarles a alquilarlas.

PUBLICIDAD

En Europa, España abrió el camino con su primera ley nacional de "derecho a la vivienda" -aprobada el año pasado-, que incluía un impuesto para los propietarios que dejaran viviendas sin alquilar durante largos periodos.

El Ejecutivo francés le siguió este año con un impuesto similar para las ciudades de más de 50.000 habitantes.

Al otro lado del Atlántico, Vancouver (Canadá) y Washington DC (EE.UU.) han adoptado una medida similar, y otras ciudades como San Francisco y Honolulu están estudiando la posibilidad de hacer lo mismo.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

¿En qué lugares de Europa ha aumentado más el precio de la vivienda desde 2015?

Una asociación francesa ofrece cortes de pelo gratuitos para personas sin hogar

Los familiares de las víctimas de accidentes de Boeing exigen cargos y una multimillonaria multa