Uber y Deliveroo podrían costar más muy pronto: ¿Estás preparado para pagar?

Un ciclista de Deliveroo circula por el centro de Londres el 26 de marzo de 2021\.
Un ciclista de Deliveroo circula por el centro de Londres el 26 de marzo de 2021\. Derechos de autor AFP
Por Doloresz Katanich
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Una encuesta de 'Euronews Business' arroja luz sobre la opinión de los europeos después de que un funcionario de la UE afirmara que los ciudadanos están dispuestos a pagar más para mejorar las condiciones de los trabajadores. En 2020, más de 28 millones de personas trabajaban en plataformas.

PUBLICIDAD

Es posible que los europeos tengan que pagar precios más altospor los servicios de reparto y de transporte a domicilio como Uber y Deliveroo una vez que se apruebe y aplique una nueva directiva de la UE para garantizar mejores derechos a los trabajadores de las plataformas.

Un alto responsable político de la UE ha expresado recientemente su opinión de que los europeos están dispuestos a pagar más por esos servicios, aunque el aumento estimado de los precios podría llegar al 40%. Nicolas Schmit, Comisario europeo de Empleo y Derechos Sociales, hizo estos comentarios en una entrevista con el 'Financial Times' (FT) la semana pasada sobre el proyecto legislativo que, de aprobarse en su forma actual, convertiría a los trabajadores de plataformas en empleados de facto y obligaría a las empresas de transporte compartido y reparto a ofrecerles más protección social.

La entrevista se produjo después de que el gigante del transporte compartido Uber advirtiera de que la propuesta obligaría a cerrar su servicio de transporte en cientos de ciudades europeas."La gente está dispuesta a asumir el coste", dijo Schmit, según el 'FT'. "Existe la idea de que se puede corregir el bajo precio con una propina. Esto no es normal. Si hay un coste hay que pagarlo".

¿Qué opinan los ciudadanos?

¿Tiene razón Schmit? ¿Están los europeos "dispuestos a asumir el coste" y pagar más para mejorar las condiciones de los trabajadores?

'Euronews Business' ha realizado una encuesta en varias redes sociales, como Instagram y X, para averiguar lo que realmente piensa la gente.

Encuesta de 'Euronews' en Instagram
Encuesta de 'Euronews' en InstagramEuronews

No se trata de un estudio de mercado representativo. Recibimos 1.242 respuestas de toda Europa, sin seleccionarlas por sexo, edad o ubicación. Algunos encuestados dejaron comentarios, además de votar en nuestra encuesta, y la mayoría opinó que deberían ser las propias empresas las que asumieran los costes.

"¡No debería suponer un coste para los consumidores! No estamos hablando de una pequeña empresa familiar. O de una tienda local. Es el mismo caso que Amazon. Sólo avaricia...", dijo un licenciado en Periodismo en LinkedIn.

Otra persona comentó en X compartiendo algunas ideas sobre cómo abordaría el coste extra: "Reducir la paga de los CEO, recaudar impuestos de forma justa y pagar salarios justos. El coste debería recaer en las empresas". Una tercera persona dijo: "Quiero pagar menos y (tener) mejores condiciones sociales para trabajadores y usuarios".

Los encuestados en Instagram tendieron a ser más generosos: el mayor porcentaje de personas (44%) respondió que estaba dispuesto a pagar entre un 10 y un 15% más por esos servicios si venían acompañados de mejores condiciones para los trabajadores. En LinkedIn, el 45% de los encuestados rechazó la idea, pero algunos sugirieron que considerarían asumir parte de los costes si se dieran más detalles.

El resultado global es "sí": Por término medio, los europeos estarían dispuestos a pagar entre un 10 y un 50% más para mejorar las condiciones de trabajo, y la mayoría se situó en la franja del 10-15%.

La encuesta muestra que hay una mayoría de clientes dispuestos a pagar un poco más y, desde luego, las plataformas también tienen que pagar su parte
Nicolas Schmit
European Commissioner for Jobs and Social Rights

En concreto, casi 500 encuestados se declararon dispuestos a pagar entre un 10 y un 15% más. Sin embargo, si los cálculos de Bruselas son correctos, se necesitaría aproximadamente un 40% más para mejorar las condiciones.

El Comisario europeo Schmit comentó los resultados de 'Euronews Business': "Es necesario un reequilibrio. De momento, el trabajador de plataforma se lleva la peor parte". La encuesta muestra que hay una ligera mayoría de clientes dispuestos a pagar un poco más y, desde luego, las plataformas también tienen que pagar su parte".

Resultados de la encuesta de 'Euronews'.

¿Qué hay que mejorar exactamente para los trabajadores de plataformas?

El trabajo de plataforma (trabajo a través de una plataforma online) se ha hecho cada vez más popular en los últimos años debido a sus bajos requisitos de acceso y a la flexibilidad de horarios. El sector engloba a taxistas, repartidores de comida a domicilio, cuidadores, etc., que utilizan apps para prestar sus servicios.

En 2020, más de 28 millones de personas trabajaban en plataformas, según la Comisión Europea. Se espera que esta cifra aumente a 43 millones en 2025. Mientras tanto, millones de ellos desempeñan su trabajo sin derecho a un salario mínimo, protección sanitaria y derecho a vacaciones pagadas, ni a un mejor acceso a la protección social contra accidentes laborales, desempleo, enfermedad y vejez.

Según la Comisión Europea, el 55% de los trabajadores de plataformas ganan menos del salario mínimo neto por hora (si existe en su país) y más del 40% de su tiempo de trabajo no está remunerado. 

Incluso pueden enfrentarse a una disminución drástica de sus ingresos. Los repartidores franceses denunciaron la reducción de sus salarios debido a un nuevo método de cálculo de los pagos introducido por Uber Eats. En respuesta, celebraron una huelganacional durante el primer fin de semana de diciembre. El sindicato CGT dijo a 'Euronews Business' que las huelgas eran las mayores de los últimos tres años: "Demuestra el enfado de los repartidores que no tienen más remedio que ir a la huelga para ganar sus reivindicaciones". Añadió que el tiempo de espera de los trabajadores debería pagarse y que las propias plataformas deberían contribuir a las cotizaciones sociales. El sindicato tacha de "chantaje" las afirmaciones de Uber de que tendría que cerrar en toda Europa si entraba en vigor la legislación comunitaria.

¿Peligra el empleo?

La directora de la división de movilidad de Uber en Europa, Anabel Díaz, declaró al 'FT' que los derechos laborales plenos para los conductores obligarían a la empresa a cerrar servicios en cientos de ciudades, subir los precios y emplear a menos personas, que perderían la flexibilidad del trabajo en plataformas, lo que significa que tienen que presentarse a los turnos y no trabajar para ninguna otra aplicación.

El comisario europeo Nicolas Schmit tachó el planteamiento de "alarmismo", según el 'FT', y añadió que confía en que "haya un mercado fuerte para este tipo de servicios" y Uber y el resto de plataformas puedan adaptar su modelo de negocio.

PUBLICIDAD

Sin embargo, un análisis más detallado de los precios muestra que Uber no tiene mucho margen de maniobra en grandes capitales como París. Nuestra simulación muestra que no hay mucha diferencia entre los precios de Uber y los de G7, una de las mayores compañías de taxis de París, para un trayecto de los Campos Elíseos al aeropuerto Charles de Gaulle. Los precios pueden variar según el destino y la hora, pero la simulación actual muestra que una subida del 40% en los precios de Uber costaría su competitividad.

La oferta de Uber, a la izquierda, y las tarifas de la empresa de taxis G7, a la derecha.
La oferta de Uber, a la izquierda, y las tarifas de la empresa de taxis G7, a la derecha.Euronews

En estos momentos, cuando la crisis del coste de la vida sigue siendo una preocupación muy real en Europa y la amenaza de una próxima recesión mantiene en vilo a responsables políticos y economistas, puede resultar poco realista esperar que la gente pague mucho más por este tipo de servicios. Pero dentro de unos años, la situación podría ser completamente distinta. Incluso una vez aprobado el proyecto de ley en el Parlamento Europeo, los Estados miembros y las empresas tardarán otros dos años en adaptarse al cambio, y quién sabe cómo habrán evolucionado las cosas para entonces.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

¿Cuánto dinero necesitas para ser feliz? Los europeos se conforman con menos

El riesgo de burbuja inmobiliaria se desinfla en todo el mundo, excepto en una ciudad europea

La guerra entre Israel y Hamás pasa factura a la economía israelí