Préstamos para estudiantes en Europa: ¿merece la pena endeudarse para ir a la universidad?

Estudiantes en Alemania (foto de archivo)
Estudiantes en Alemania (foto de archivo) Derechos de autor DANIEL MAURER/AP
Por Servet Yanatma
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Euronews Business analiza cómo funcionan las tasas y los sistemas de ayudas en la enseñanza superior en Europa, especialmente en el Reino Unido. También examinamos cómo varía el empleo de los recién licenciados y los salarios según el nivel educativo.

PUBLICIDAD

La educación superior es costosa debido a las tasas académicas y los gastos de manutención. La carga de la deuda es un factor importante que puede afectar a la decisión de invertir en educación universitaria. En el Reino Unido, por ejemplo, una cuarta parte de los estudiantes no cree que ir a la universidad merezca la pena, según descubrió Ipsos en una encuesta reciente de mayo de 2023. Las principales razones son las tasas (49%) y la deuda de los préstamos estudiantiles (42%).

Más de un tercio (37%) también cree que no necesita ir a la universidad para conseguir un buen trabajo. En 2016, la investigación de Aviva reveló que más de uno de cada tres (37%) "millennials" británicos (18-35 años), que fueron a la universidad, se arrepienten de haberlo hecho por el nivel de deuda que tienen ahora.

Al parecer, mucha gente se pregunta si merece la pena endeudarse para obtener un título universitario.

Comparar las tasas universitarias, los préstamos y las ayudas financieras es todo un reto. ya que varían considerablemente en toda Europa. Los salarios medios y el empleo de los recién licenciados también difieren según el nivel educativo.

Euronews Business ha analizado todos estos aspectos para dar respuesta a la pregunta: ¿merece la pena endeudarse para ir a la universidad?

Según el informe de la Comisión Europea, EACEA y Eurídice "Sistemas nacionales de tasas y ayudas al estudio en la enseñanza superior europea - 2020/21", los estudiantes nacionales no pagan tasas en los grados universitarios en siete de los 42 sistemas de enseñanza superior de toda Europa. 

Se trata de Dinamarca, Grecia, Chipre, Malta, Finlandia, Suecia y Turquía. Tampoco se pagan tasas en los centros públicos de enseñanza superior de Noruega.

En cambio, en 12 sistemas de enseñanza superior, todos los estudiantes pagan tasas. Son Bélgica (comunidad germanohablante y flamenca), Luxemburgo, Países Bajos, Portugal, Reino Unido (Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte), Albania, Suiza e Islandia.

En los 23 sistemas educativos restantes, algunos estudiantes pagan tasas, mientras que otros no. Las tasas pueden ser diferentes para los distintos programas educativos o campos de estudio.

En Chequia, Alemania, Croacia, Polonia, Eslovenia y Eslovaquia, los estudiantes a tiempo completo pagan en su mayoría solo tasas administrativas de hasta 100 euros, según el informe de Eurydice. En 14 sistemas de enseñanza superior, las tasas anuales oscilan entre 101 y 1.000 euros.

En Irlanda, España, Italia, Hungría, los Países Bajos y Suiza, la tasa más común es relativamente alta y oscila entre 1.001 y 3.000 euros.

Las comisiones anuales son más elevadas en el Reino Unido

Las tasas anuales más comunes son las más altas de toda Europa en Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte.

En Inglaterra, las tasas de matrícula de los estudios de grado están actualmente limitadas por el Gobierno a 9.250 libras (10.737 euros). Durante el curso 2022-23, la media de las tasas de matrícula era de 8.230 libras (9.446 euros) en Inglaterra, 8.410 libras (9.653 euros) en Gales y 5.490 libras (6.301 euros) en Irlanda del Norte, según la Student Loans Company.

Las tasas de matrícula se suprimieron en el año 2000 para los estudiantes escoceses que estudiaban en Escocia.

Las tasas más comunes también superaban los 2.000 euros en Islandia, Países Bajos, Letonia y Lituania, según el informe EACEA/Eurydice.

Ayudas económicas directas: becas y préstamos

Todos los países europeos ofrecen ayudas económicas directas a los estudiantes de enseñanza superior: las becas y los préstamos. Las becas públicas son ayudas financieras directas que vienen del presupuesto público, con lo cual, los estudiantes no tienen que devolverlas, mientras que los préstamos tienen que devolverse, a menudo cuando se gradúan o tienen un empleo remunerado. El gobierno asume una parte de los costes en los préstamos subvencionados públicamente, principalmente a través de tipos de interés reducidos.

En Inglaterra no hay becas públicas

Todos los países europeos ofrecen al menos un tipo de ayuda económica pública directa a sus estudiantes. Según el informe Eurydice, existen becas públicas en todos los sistemas europeos de enseñanza superior excepto en Inglaterra e Islandia. Los préstamos públicos subvencionados existen en aproximadamente dos tercios de los sistemas europeos de enseñanza superior. Las becas en función de las necesidades son la forma más común de ayuda económica directa en Europa.

En comparación con las becas públicas, los préstamos son menos utilizados por los estudiantes. En el año académico 2019/20, no hubo préstamos subvencionados públicamente en 13 sistemas educativos. La proporción de beneficiarios de préstamos fue inferior al 5% en siete sistemas educativos, y fue inferior al 15% en seis países. La proporción de beneficiarios de préstamos era inferior al 5% en siete sistemas educativos, e inferior al 15% en seis países: uno de cada cinco en Turquía y uno de cada tres en Islandia.

PUBLICIDAD

La proporción de beneficiarios de préstamos era mayor en el Reino Unido, los países nórdicos y los Países Bajos.

Como se observa en el gráfico anterior, la mayor proporción de beneficiarios de préstamos se registró en el Reino Unido, los países nórdicos y los Países Bajos. En Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte, más del 94% de los estudiantes en las universidades se beneficiaron de los préstamos con subvención pública. Esta proporción era del 69% en Escocia.

Al Reino Unido le siguieron Noruega (66%), Suecia (55%), los Países Bajos (54%) y Finlandia (49%).

Por lo tanto, nos fijamos en los préstamos en estos países, en particular muy de cerca el Reino Unido.

La deuda al graduarse aumentó rápidamente hasta más de 50.000 euros en Inglaterra

En 2023, la deuda media al graduarse de los estudiantes ingleses rondaba las 47.000 libras (54.124 euros), según el informe de la House of Commons Library Research Briefing, titulado Estadísticas de préstamos a estudiantes y fechado en diciembre de 2023.

PUBLICIDAD

La deuda media en el resto del Reino Unido para la cohorte de 2023 era mucho menor que en Inglaterra. Era de 35.800 libras (41.141 euros) para Gales, 24.500 libras (28.155 euros) para Irlanda del Norte y 15.400 libras (17.968 euros) para Escocia.

Los datos de Student Loans Company y GOV.UK muestran que la cantidad media de los préstamos para estudios superiores en el momento del acceso al reembolso pasó de 10.050 libras (14.686 euros) en 2007 a 44.940 libras (51.667 euros) en 2023.

Inglaterra encabeza la lista de países con mayor deuda media de los estudiantes

Si nos fijamos en otros países europeos, Inglaterra registra la deuda media más alta al graduarse. Según la OCDE, la deuda media de los estudiantes al graduarse en el curso 2019/20 fue de 51.367 euros en Inglaterra, de 27.491 euros en Noruega, 14.907 euros en Dinamarca y 14.807 euros en Finlandia. La deuda media de los estudiantes al graduarse en los Países Bajos fue de 16.227 euros en el curso 2017/18.

Sin embargo, en los países nórdicos, donde las tasas de matrícula son bajas o inexistentes, el nivel de deuda de los estudiantes en el momento de la graduación puede seguir siendo alto porque los gastos de manutención son elevados", añade el informe de la OCDE.

¿Merece la pena?

La cuestión más importante sigue siendo si merece la pena o no ir a la universidad. Tener un título universitario puede ser un factor decisivo a la hora de encontrar trabajo y el salario medio puede ayudar a tomar la decisión.

PUBLICIDAD

En 2022, el 86,7% de los titulados superiores de entre 18 y 34 años de la UE tenían trabajo, mientras que esta tasa se situaba en el 74,2% en el caso de los titulados medios, según Eurostat.

Los titulados recientes son aquellos que finalizaron su nivel educativo más alto hace entre uno y cinco años y no están cursando estudios superiores.

Cómo varía el empleo de los recién titulados según la educación?

La diferencia de empleo entre los titulados superiores y los que no lo son era de 12,5 puntos porcentuales (pp) en la UE. Esto sugiere que un título universitario ayuda a encontrar trabajo tras la graduación.

Excepto en Islandia, la tasa de empleo de los universitarios fue superior a la de los que solo obtuvieron el título de secundaria en todos los países.

En 2022, la diferencia entre los dos niveles de estudios varió mucho, desde -0,8 pp en Islandia hasta 31,2 pp en Rumanía.

PUBLICIDAD

Esta diferencia superaba los 20 puntos porcentuales en nueve países. Se trata sobre todo de países balcánicos o de Europa del Este. También fue de 18 pp en Francia y España.

En el Reino Unido en 2018, la diferencia fue de 8,7 pp.

En algunos países como Chechenia, Noruega, Países Bajos, Portugal y Alemania, la diferencia entre dos niveles educativos en el empleo era inferior a 6 pp.

Ganan más los titulados universitarios?

Sí, ganan más. Sin embargo, varía mucho de un país a otro de Europa. Los titulados universitarios o aquellos que se graduaron más allá de secundaria son mejor pagados que los no titulados en algunos países, mientras que la diferencia de ingresos entre ellos es menor en otros.

En 2022, la renta neta equivalente media de los trabajadores a tiempo completo (16-64 años) era de 26.304 euros, mientras que era de 18.876 euros para los que tenían un nivel de estudios medio.

PUBLICIDAD

La renta disponible equivalente es la renta total de un hogar, después de impuestos y otras deducciones, que está disponible para gastar o ahorrar. Tiene en cuenta la distribución de la renta, así como el tamaño y la composición del hogar.

Más que fijarse en los ingresos netos, la relación entre los niveles de educación proporciona información útil para comparar los países.

En 2018, la relación entre el nivel educativo alto y el nivel medio en los ingresos netos medios equivalentes varió de 1,08 en Noruega a 1,69 en Rumanía. Esta ratio fue de 1,39 en la UE, lo que indica que las personas con estudios superiores ganaron un 39 % más que las de nivel educativo medio.

La diferencia de ingresos es baja en los países nórdicos

Los países nórdicos, Noruega, Dinamarca y Suecia, registraron las ratios más bajas, lo que sugiere que el nivel educativo era menos importante en comparación con otros países. También fue de 1,28 en Finlandia.

Esta ratio fue de 1,33 en el Reino Unido (datos de 2018).

PUBLICIDAD

No es sorprendente que esta brecha aumente entre los niveles educativos altos y bajos. Era de 1,7 en la UE.

Sin embargo, la brecha de ingresos por educación entre los niveles altos y bajos todavía no era sustancial en los países nórdicos y los Países Bajos. La relación era de 1,27 en Dinamarca y Noruega, seguidos de los Países Bajos (1,33) y Finlandia (1,39). En el Reino Unido era de 1,58.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Países Bajos primero: medidas de sus universidades que restringirán el número de extranjeros

Oxford encabeza por octavo año su supremacía al frente de las mejores universidades del mundo. ¿Cuáles son los demás centros universitarios?

"Una tendencia preocupante": Universidades holandesas en contra de limitar las clases en inglés