Por qué algunas sociedades son más felices que otras independientemente de la riqueza

Unos niños ríen mientras comen una fruta local en la comunidad de Chambira, en la Amazonia peruana, el martes 4 de octubre de 2022.
Unos niños ríen mientras comen una fruta local en la comunidad de Chambira, en la Amazonia peruana, el martes 4 de octubre de 2022. Derechos de autor Martin Mejia/Copyright 2022 The AP. All rights reserved
Por Doloresz Katanich
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Un nuevo informe del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB) cuestiona la idea de que sólo las personas de las sociedades ricas pueden ser felices.

PUBLICIDAD

Según un nuevo estudio, muchos habitantes de pequeñas sociedades de todo el mundo son muy felices con su vida a pesar de tener muy pocos ingresos. Aunque estudios anteriores, como el Informe Mundial sobre la Felicidad, sugieren que el crecimiento económico (es decir, más dinero) es un medio infalible de aumentar el bienestar de las sociedades, el Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universidad Autónoma de Barcelona (ICTA-UAB) se asoció con la Universidad McGill de Canadá para cuestionar este punto de vista. Los investigadores estudiaron las sociedades a pequeña escala, incluidos los pueblos indígenas, afirmando que los estudios anteriores las descuidaban y obtenían resultados distorsionados al haberse centrado únicamente en las respuestas de los ciudadanos de las sociedades industrializadas.

Se registran altos niveles medios de satisfacción vital, comparables a los de los países ricos, en numerosas poblaciones que tienen ingresos monetarios muy bajos

En las sociedades examinadas, el intercambio de dinero desempeña un papel mínimo en la vida cotidiana y los medios de subsistencia dependen directamente de la naturaleza. Analizando los resultados de una encuesta realizada a 2.966 miembros de pueblos indígenas y comunidades locales de 19 lugares distribuidos por todo el mundo, sólo el 64% de los hogares encuestados disponía de ingresos en efectivo. La investigación afirma que "se registran altos niveles medios de satisfacción vital, comparables a los de los países ricos, en numerosas poblaciones que tienen ingresos monetarios muy bajos".

Localización de los lugares de estudio
Localización de los lugares de estudioPNAS/Victoria Reyes-García

Según las conclusiones, cuatro de los 19 lugares tienen una media de satisfacción vital muy alta (>8). La media de las 19 pequeñas sociedades estudiadas es de 6,8 sobre 10, a pesar de que la mayoría de los lugares tienen unos ingresos estimados inferiores a 1.000 dólares (928 euros) al año por persona.

Los investigadores afirman en su informe que "el consenso actual es que la riqueza de las naciones está estrechamente relacionada con el hecho de que sus habitantes puedan vivir una vida cercana a su ideal". También concluyen que, de ser así, "alcanzar una alta satisfacción vital para todos los humanos requeriría presumiblemente tasas de extracción material mucho mayores que las actuales", sacrificando ecosistemas, y señalan también cómo los esfuerzos "probablemente sobrepasarían" los límites planetarios. En cambio, la gente tiende a medir su felicidad con varas de medir, como por ejemplo cómo es su vida dentro de esta comunidad. Si las "características del pueblo no relacionadas con la riqueza monetaria" fueran ideales, la riqueza individual contaría muy poco.

¿Dónde son más felices las personas con muy pocos ingresos?

Entre las comunidades encuestadas, la mayoría de las personas que afirmaron que su satisfacción vital estaba en el nivel más alto (10), eran tibetanos y otros grupos étnicos del mayor condado de la Prefectura Autónoma Tibetana de Diqing (155). Posteriormente, la segunda y tercera sociedades más felices parecían ser los indígenas amazónicos que viven cerca del río Juruá en Brasil (80) - y los habitantes de Bulgan soum en Mongolia (63), hogar de casi 6.000 kazajos y otros grupos étnicos y 100.000 cabezas de ganado, respectivamente.

Una gran proporción de los indígenas pai tavytera de Paraguay (124) también declararon que su satisfacción vital era muy alta (8), algo típico de los países escandinavos ricos en otras encuestas. Es difícil no ver la correlación entre la felicidad y vivir codo con codo en valles rodeados de montañas nevadas o cerca de una selva tropical en estrecha relación con la naturaleza. Sin embargo, si crees firmemente que la felicidad viene con el dinero (¡no te juzgo!), lee más sobre cuánto necesitas para ser feliz.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

¿En qué lugar de Europa se pagan los impuestos más altos?

China y Europa buscan nuevas rutas comerciales, así será el Corredor Medio

Alemania registra un menor crecimiento económico en el último trimestre de 2023