¿Cómo son los salarios medios en Europa?

Vista aérea del centro de Varsovia y el río Vístula con el puente Swietokrzyski
Vista aérea del centro de Varsovia y el río Vístula con el puente Swietokrzyski Derechos de autor JANEK SKARZYNSKI/AFP
Derechos de autor JANEK SKARZYNSKI/AFP
Por Indrabati Lahiri
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

¿Cómo son los salarios medios en Europa? Euronews Business analiza los países que mejor remuneran a sus empleados.

PUBLICIDAD

La normativa laboral de la UE suele ser bastante estricta y hace hincapié en las condiciones de trabajo individuales y los derechos laborales, incluido el derecho a la información, las leyes antidiscriminatorias y la seguridad en el empleo.

Sin embargo, en lo que se refiere a sueldos y salarios en los distintos Estados miembros de la UE, sigue habiendo variaciones significativas, en función de una serie de factores, como la legislación, la demanda, la inflación y otros.

Comparación salarial entre países europeos

Según Statista, en 2022, los salarios medios anuales oscilaban entre los 73.642 euros de Islandia y los 24.067 euros de Grecia.

Los países que más pagaban en 2022 eran Islandia (73.642 euros), Luxemburgo (72.529 euros), Suiza (67.605 euros), Bélgica (63.758 euros) y Dinamarca (59.405 euros), mientras que los que menos eran Grecia (24.067 euros), Eslovaquia (24.337 euros), Hungría (26.376 euros), Portugal (29.540 euros) y la República Checa (30.967 euros).

Según Eurostat, el coste laboral medio por hora en la UE fue de 30,5 euros. El salario medio anual de los trabajadores solteros sin hijos era de 26.136 euros. Las parejas trabajadoras con dos hijos cobraron una media de 55.573 euros anuales.

La diferencia salarial no ajustada entre hombres y mujeres fue del 12,7% en 2021; la mayor diferencia se registró en Estonia, con un 20,5%, y la menor en Luxemburgo, con un -0,2%. Sin embargo, según la Comisión Europea, la brecha salarial aumentó un 13% en 2023.

¿Qué hace la UE para reducir la brecha salarial?

Ya en 2020, la Comisión Europea anunció una estrategia para intentar reducir esta brecha de aquí a 2025. A continuación, en junio de 2023, la Comisión puso en marcha la Directiva sobre transparencia salarial, con un fondo de 6,1 millones de euros para ayudar a su aplicación. Esto facilitó a los empleados el reconocimiento de la discriminación salarial. También funcionó como directriz para los empresarios.

Normalmente, los sectores mejor pagados en Europa son las finanzas, los seguros, la electricidad, la minería, las tecnologías de la información, el comercio minorista y la educación. En el extremo opuesto, los sectores peor pagados suelen ser el apoyo administrativo, la hostelería y la construcción.

¿A qué se deben los altos salarios de Islandia y Luxemburgo?

Los elevados salarios de Islandia se deben a que gran parte del sector privado del país está sujeto a convenios colectivos. Algunos aumentos también se han debido a la incorporación de las prestaciones de Covid-19, así como a la recuperación de los salarios por hora tras la debilidad sufrida durante la pandemia.

Islandia también es uno de los países más caros del mundo, con una inflación persistentemente alta, lo que también contribuye a que los trabajadores exijan salarios más altos. Desde marzo de 2019, se han firmado 326 convenios laborales islandeses, y más del 90% de la mano de obra forma parte de un sindicato.

Los sectores financiero y bancario forman el principal peso detrás de los atractivos salarios de Luxemburgo, con la mayoría de los bancos empleando trabajadores altamente educados, experimentados y demandados. Algunos de ellos son también expatriados.

Luxemburgo también revisa cada dos años su salario social mínimo, en comparación con los salarios medios y la evolución de los precios, manteniendo así muy actualizados los niveles salariales. Sin embargo, los salarios dependen en gran medida de los sectores, las divisiones de los bancos, la antigüedad, la edad, así como la formación y la experiencia.

Esto puede causar disparidades significativas, incluso dentro del mismo sector, dependiendo de la función particular de un empleado y su cargo. Así, los salarios medios se han mantenido más o menos planos en Luxemburgo desde 2015, a medida que disminuye la productividad.

Impuestos más bajos y un sector bancario y financiero en auge

El mercado laboral de Suiza también comparte gran parte de las ofertas de Luxemburgo, debido a que ambos países se ven reforzados principalmente por el sector de los servicios bancarios y financieros. Sin embargo, Suiza también tiene unos impuestos mucho más bajos en comparación con el resto de Europa, con una media de entre el 20% y el 35% para el tramo de 150.000 a 250.000 francos suizos.

Bélgica también apuesta fuertemente por la indexación salarial, tanto para los empleados de cuello blanco como para los de cuello azul del sector privado. En 2022, el país registró la mayor indexación de los últimos 50 años, ya que la inflación galopante y los precios descontrolados de la energía hicieron mella en el poder adquisitivo de los asalariados.

Dinamarca, por su parte, tiene un modelo de mercado laboral único, basado en el equilibrio entre flexibilidad y seguridad. Esto permite que el país no tenga un salario mínimo fijo, sino que empleados y empresarios lleguen a sus propios acuerdos salariales.

Al mismo tiempo, también hay menos leyes sobre despidos, y los litigios que los impugnan son también bastante reducidos. Sin embargo, los trabajadores no están desamparados. Disponen de fondos de seguro de desempleo, a los que pueden cotizar mientras trabajan, mediante suscripción. Esto les proporciona prestaciones de desempleo de hasta dos años, en caso de que pierdan su empleo más adelante.

¿Por qué los salarios son tan bajos en Grecia en comparación con otros países?

La economía y el mercado laboral de Grecia siguen luchando por recuperarse de la crisis de la deuda soberana, por lo que los salarios medios y mínimos son muy inferiores a los del resto de Europa. Recientemente se han aplicado medidas más estrictas en el mercado laboral, como la contratación de jóvenes licenciados en prácticas, que pueden cobrar menos.

PUBLICIDAD

Del mismo modo, Eslovaquia también se enfrenta a una baja productividad laboral, que mantiene los salarios bajos.

Portugal también se enfrenta a una baja productividad, así como a una creciente tendencia a contratar temporeros a corto plazo, para reforzar el sector turístico del país. Los salarios más bajos también han contribuido en gran medida a expulsar a muchas personas del floreciente sector inmobiliario.

Una recesión técnica en Hungría puede haber contribuido a la reciente bajada de los salarios, ya que menos empresas han podido hacer frente a los costes laborales. Sin embargo, históricamente, el bajo coste de la vida en Hungría puede haber sido un factor clave en los débiles movimientos al alza de los salarios, aunque esto puede estar cambiando lentamente ahora que el país se enfrenta a una mayor inflación.

Por otro lado, la República Checa se enfrentó a un problema más cultural, ya que la mayoría de los empleados se mostraban reticentes a negociar salarios más altos. En consecuencia, incluso los sindicatos son más débiles de lo que deberían y no pueden hacer gran cosa para promover los intereses de los trabajadores.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Los salarios reales bajan en Europa: ¿Qué países han experimentado los mayores cambios salariales?

El plan de la UE para terminar con la brecha salarial de género

La Eurocámara da luz verde a las nuevas normas fiscales de la UE entre temores de una vuelta a la austeridad