El porno sonoro, un nuevo género que causa furor entre las mujeres y personas no binarias

El auge del porno sonoro, un campo al que se han apuntado miles de  mujeres.
El auge del porno sonoro, un campo al que se han apuntado miles de mujeres. Derechos de autor Canva
Por Anca Ulea
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Algunas empresas europeas baten récord de suscripciones. Fundadoras y clientas nos cuentan su experiencia. Por cierto, una de las "start-ups" ha pedido que su contenido sea financiado por la seguridad social alemana.

PUBLICIDAD

Como muchos despertares sexuales modernos, este comienza en Tumblr.

Recién salida de una ruptura en 2017, Laurel Zoff Pelton no estaba preparada para volver al mundo de las citas. "Todavía estaba de duelo. Me sentía muy sola, pero también estaba tratando de romper la mala costumbre de buscar intimidad con gente cuando sabía que no era real", cuenta a Euronews Culture esta actriz de doblaje estadounidense de 31 años. 

Fue entonces cuando descubrió el porno sonoro.

El concepto en sí se explica por sí mismo: aprovecha todos los elementos de la narración erótica, añade algunos efectos de sonido del porno convencional y un montón de fantasías diferentes, y obtienes esta nueva forma de pornografía no visual.

"En su día, el porno sonoro de Tumblr era una locura", cuenta Pelton. "Para mí era, en primer lugar, porno caliente. Pensaba 'esta es una forma totalmente nueva de hacer esto'". 

Las historias iban de lo hiperrealista a lo completamente absurdo: "Podía ser cualquier cosa, desde que solo estoy intentando hacer la colada... hasta que soy un vampiro".

Canvas
Contenidos que permiten escuchar porno en cualquier parte.Canvas

A diferencia del porno visual, Pelton mantiene que este tipo de contenido aporta una capa adicional de intimidad. Da la sensación de que el orador se dirige directamente al oyente, creando una conexión íntima entre productor y consumidor.

Además, la naturaleza no visual del contenido les resulta muy atractiva a muchos usuarios, porque no hay señales visuales que choquen con su identidad de género (Zoff Pelton se identifica como no binaria).

"Para mí, el porno sonoro, y el porno en general, ha sido una válvula de escape o una vía en la que puedo involucrarme en diferentes partes de mi identidad", comenta. "También me ha ayudado, como persona no binaria, a aprender y explorar nuevas dinámicas sexuales y de género que me gustan, en un espacio seguro en el que solo estoy yo y otra persona que ha creado este entorno".

Pelton no es la única: en los últimos años, el audioporno o audioerotismo, como también se lo llama, ha visto cómo se disparaba su popularidad entre las mujeres y las personas no binarias, grupos que a menudo quedaban fuera cuando se trataba de placer sexual.

Mujeres al timón de las plataformas de porno sonoro

El concepto de pornoaudio no es necesariamente nuevo, las líneas de porno telefónico han existido desde hace décadas. Pero la popularidad se ha incrementado exponencialmente con la ubicuidad de los teléfonos móviles. 

En la actualidad hay un número increíble de aplicaciones y sitios web de audioerotismo, con millones de suscriptores en todo el mundo. Algunos se centran en ficción erótica, con distintos géneros como ciencia ficción y fantasía. Otros están abiertos a creadores individuales, que pueden escribir y grabar sus propios guiones.

Varios utilizan tecnología de audio de última generación para crear experiencias de erotismo porno envolventes que sitúan al oyente en el centro de la acción. Casi todas estas empresas emergentes dicen que su público objetivo son mujeres, y la mayoría también están creadas y dirigidas por mujeres. Es sorprendente, teniendo en cuenta que las mujeres solo representaban alrededor del 14% de los fundadores de start-ups en 2021. 

Aunque las mujeres han sido a menudo el centro de las películas porno más populares, rara vez han estado detrás de la cámara tomando decisiones. Por ello la industria del porno convencional a menudo no acierta cuando se trata de crear contenidos que atraigan a las mujeres o a espectadores no cisgénero. 

"Parte de lo que puede ocurrir con el porno visual es que lo compares contigo y sientas que no estás a la altura de los cánones de belleza presentes en la pantalla, además de no identificarte en absoluto con los actores", explica la terapeuta sexual Leigh Norén, que dirige un programa en Internet para personas con bajo deseo sexual.

Norén cuenta a Euronews Culture que ha empezado a recomendar audioerotismo cada vez más a sus clientes. 

"No solo es una forma estupenda de explorar la sexualidad en general, también creo que es bueno para los clientes que nunca se han masturbado y para los que consideran que el porno visual es algo en lo que aún no quieren entrar porque creen que es demasiado gráfico y que puede hacerles sentir inseguros. También es posible que aún sientan mucha vergüenza en torno al sexo y que necesiten empezar con algo menos explícito". 

El punto justo entre autenticidad e inmersión

Nina Julie Lepique, cofundadora francesa de Femtasy, un sitio web de audio erótico con sede en Berlín, reconoce que se dio cuenta de que había una necesidad que no se cubría cuando escuchó a algunas mujeres decir que consumían porno tradicional con la tapa del ordenador portátil bajada, para poder oír los sonidos sin ver las imágenes.

PUBLICIDAD

"Lepique investigó mucho por qué la gente prefería el audio al vídeo", explica Lisa Demma, redactora jefe de Femtasy. "Algunos decían: antes entraba en Pornhub y cerraba el portátil para no ver los vídeos porque lo que se mostraba era muy hiriente o perturbador". 

Desde que empezó en 2018, Femtasy ha producido cientos de piezas de audio erótico para suscriptores de pago en Reino Unido, Alemania y Francia. Su contenido se divide en tres categorías: relatos, sonidos y masturbación guiada.

Demma se encarga de idear la estrategia editorial de la empresa, decidir qué fantasías presentar y en qué formato. Con los años, han ido aprendiendo qué atrae a los oyentes. 

"Siempre me sorprende que, con el audio, la gente en general quiera oír la parte desagradable del sexo", explica Demma a Euronews Culture. "Quieren oír los golpes de cabeza contra la pared, la torpeza de las parejas, la complicidad. Pero al mismo tiempo, nuestros contenidos que mejor funcionan son siempre los más trabajados, los más pulidos".

Femtasy utiliza una técnica de grabación de audio binaural para algunas de sus historias. Colocando los micrófonos justo donde estarían los oídos de una persona y grabando en estéreo, esta técnica permite  reproducir la forma en que los humanos experimentan el sonido en la vida real.

PUBLICIDAD

El resultado es una experiencia completamente inmersiva, casi imposible de reproducir con el porno visual. Imagina cerrar los ojos y, de repente, parecer que estás en medio de una sesión de sexo colectivo. Puedes oír a una persona a tu derecha, a otra a tu izquierda y a varias al fondo respirando, suspirando. La puerta cruje al cerrarse detrás de ti. Todo esto desde la comodidad de tu habitación.

Los alemanes van al grano, los franceses necesitan poesía

Después de haber producido contenidos para tres mercados diferentes en tres idiomas, Demma comenta que también ha observado preferencias culturales en el erotismo sonoro.

Canvas
Contenidos que permiten escuchar porno en cualquier parte.Canvas

"El estilo de escritura es muy diferente. En Alemania se va directo al grano, sin necesidad de contexto. La gente busca más las prácticas, como el estilo perro, los tríos, etc. 

"En Francia, necesitan poesía, más contexto; describes mucho más, los personajes dan más tiempo. Sin embargo, también les van las prácticas que nosotros calificamos de más avanzadas, como ser sorprendido, o el peligro emocional, cosas así. 

"En el Reino Unido fue muy interesante porque teníamos que ser muy indirectos a la vez que cuidadosos de no llamarlo porno y ser muy suaves en toda la comunicación y el marketing. Pero, por otro lado, lo que funcionó mejor fueron las prácticas que implicaban muchos tipos específicos de BDSM (Bondage, Dominación Sumisión, Sadismo y Masoquismo), sobre todo la cosificación y la degradación".

PUBLICIDAD

"Lo que me sorprende cada vez más es lo viciosa que es la gente, eso es algo que no cambia. Así que cuanto más pervertidos nos volvemos, más le gusta a la gente".

Femtasy trabaja actualmente para expandir su oferta en Francia, un mercado floreciente, según Demma. 

Hasta ahora, han producido trescientas piezas de audio en francés, solo una quinta parte de las lanzadas en alemán. 

Una de sus suscriptores, Marion, asegura que se volcó en este género como alternativa a la pornografía convencional, que no encontraba muy atractiva. Buscaba algo más ético, los informes sobre la explotación en esa industria la habían desanimado. "Sé que la mayoría quienes trabajan en la industria pornográfica están mal pagados", comenta a euronews Culture. "No busco siempre feminismo o inclusividad, pero ese sector no me decía nada". 

Esta parisina de 29 años comenta: "Me hizo descubrir el aspecto vocal. Me di cuenta que en mi última relación no hablábamos mientras practicábamos sexo, no hablábamos en absoluto. Ahora me doy cuenta de que la voz es algo que había echado mucho de menos".

PUBLICIDAD

¿Qué hacer para que suene sexy?

La producción de porno sonoro varía en estilo y calidad: puede ser tan simple como alguien hablando por el móvil o una grabación de dos personas practicando sexo escuchada a la distancia. Algunas de las historias pueden parecer audiolibros, con un relato narrado por una voz sensual.

Uno de los guionistas y actores de doblaje ingleses de Femtasy, alias Michael, explica que a menudo son los pequeños gestos y los sonidos no verbales los que pueden llevar a la gente al límite.

"Ser sexy en estas cosas no es tanto lo que dices como lo que no dices. Lo más sexy es lo que te guardas", asegura.  "Saber que alguien está luchando por controlarse, eso puede ser muy sexy. Como suspirar, o liberar tensión, o añadir palabrotas, hacerlo humano".

Una perspectiva cambiante sobre la salud sexual

La publicación de este tipo de contenidos para adultos sigue planteando problemas.

Según Demma, Femtasy ha intentado varias veces tener una aplicación para teléfonos inteligentes, pero era bloqueada en las tiendas de aplicaciones. Ahora tienen un sitio web que "parece una aplicación".

PUBLICIDAD

Comunicar el contenido que producen también es complicado: el Instagram de Femtasy ha sido a menudo bloqueado, igual que su publicidad, porque se consideran contenidos no seguros o inapropiados que pueden herir la sensibilidad del oyente. 

Los profesionales del sector esperan que esto cambie en el futuro. Demma cuentaque Femtasy está en conversaciones para que su suscripción esté cubierta por la seguridad social en Alemania.

Muchos estudios revelan que el sexo es beneficioso para la salud física y mental, reducir el estrés o aumentar la autoestima.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Prostitución en la UE: de la abolición a cotizar a la seguridad social

España | Multitudinaria marcha feminista contra la prostitución

Pompeya presenta en una exposición sus famosas obras cargadas de erotismo y sensualidad