EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

¿Sabía que Walt Disney fue espía del FBI?

Pegatinas de Disneyland París y el FBI
Pegatinas de Disneyland París y el FBI Derechos de autor Canva
Derechos de autor Canva
Por Jonny Walfisz
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

El FBI ha trabajado a favor y en contra de figuras de la cultura a lo largo del siglo XX... Pero quizá no sepas que Walt Disney era un espía del gobierno...

PUBLICIDAD

La historia de las injerencias del Gobierno estadounidense en el mundo del arte es larga y rica.

Están todos los músicos que han estado bajo sospecha de la Oficina Federal de Investigación, que tenía abiertos archivos sobre estrellas del rock como John Lennon y Elvis Presley. Ya fuera por el interés de Lennon en la lucha contra la guerra de Vietnam o por la habilidad de Presley para poner los pelos de punta a sus fans, la más alta rama de la seguridad nacional consideró que eran figuras importantes a las que había que seguir la pista.

Luego está la larga lista de artistas negros por los que el FBI se ha interesado, desde los días en que los archivos del FBI catalogaban el consumo de LSD de Jimi Hendrix hasta la campaña nacional para impedir que N.W.A. tocara su éxito "Fuck Tha Police".

Una cosa es que el gobierno actúe contra los artistas. A estas alturas es casi de esperar. Otra muy distinta es que el gobierno trabaje con ellos.

Por ejemplo, recientemente se ha demostrado que la CIA promocionó a artistas modernistas como Jackson Pollock y Mark Rothko entre los años 50 y 60 como arma para demostrar que Estados Unidos era más libre artísticamente que la URSS.

Es en la Guerra Fría cuando se encuentran más ejemplos de extraños juegos del Gobierno estadounidense con la cultura.

En el momento álgido del miedo a los rojos, cuando el Comité de Actividades Antiamericanas del senador Joseph McCarthy arruinaba las carreras de artistas a diestro y siniestro (pero sobre todo a la izquierda), los artistas se veían obligados a vender a sus colegas para poder seguir trabajando.

Herramientas en la lucha contra la URSS. Lienzos del expresionista abstracto Jackson Pollock en el Museo de Arte Moderno de Nueva York.
Herramientas en la lucha contra la URSS. Lienzos del expresionista abstracto Jackson Pollock en el Museo de Arte Moderno de Nueva York.Mary Altaffer/AP2005

En 1952, el célebre director de Untranvía llamado deseo, Elia Kazan, denunció a sus colegas ante el HCUA, lo que le valió el rechazo público de muchos miembros de su sector, incluido Orson Welles.

Con todo este preámbulo, es hora de pasar a uno de los nombres más famosos de toda la cultura: Walt Disney.

El 10 de noviembre de 1940, el magnate de los medios de comunicación fue reclutado por el FBI para espiar a sus propios trabajadores.

Para contextualizar, en ese momento Disney estaba en la cresta de la ola del éxito en medio de la edad de oro de la animación. El ratón Mickey había sido creado en 1928 y Disney ya había lanzado éxitos como Blancanieves y los siete enanitos(1937) y Pinocho(1940).

Walt Disney, segundo por la izquierda, entrega su boceto de una máscara de gas de Mickey Mouse al general William Porter, derecha, en Washington, D.C., 8 de enero de 1942
Walt Disney, segundo por la izquierda, entrega su boceto de una máscara de gas de Mickey Mouse al general William Porter, derecha, en Washington, D.C., 8 de enero de 1942AP/AP1942

En aquella época, el FBI estaba preocupado por la presencia de agitadores comunistas en Estados Unidos, que dudaba si unirse a la guerra que asolaba Europa. Puede leer la correspondencia entre Disney y el FBI en el sitio web del Gobierno.

Disney facilitó al FBI información para socavar el trabajo sindical en su empresa.

En 1941, durante una huelga de animadores, Disney tachó a muchos de ellos de comunistas ante la HCUA. Disney incluso permitió que el director del FBI J. Edgar Hoover (cuyo nombre aparece en Asesinos de la luna de flores) prestara sus ideas creativas a algunos proyectos. A cambio, a Disney se le permitió rodar en las instalaciones del FBI, además de garantizarle una protección continuada frente al entonces estado carthysta.

En 1954, Disney fue nombrado "Agente Especial en Contacto". Siguió siendo informante del FBI hasta su muerte en 1966.

Cuando se desclasificó la información sobre su trabajo, también quedó claro que gran parte del trabajo que el titán cultural había realizado con el Gobierno estaba relacionado con películas de propaganda.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Mickey Mouse ya es público y protagonizará películas de terror sin la supervisión de Disney

El Coliseo acoge visitas nocturnas este verano

Almodóvar llevará su debut en inglés a un Festival de Venecia cargado de estrellas