EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Entrevista con Sandra Hüller: la indiscutible estrella europea que pondrá de rodillas a Hollywood

Euronews Cultura habla con Sandra Hüller, protagonista de Anatomía de una caída y La zona de interés, estrella indiscutible de 2023
Euronews Cultura habla con Sandra Hüller, protagonista de Anatomía de una caída y La zona de interés, estrella indiscutible de 2023 Derechos de autor Euronews - Le Pacte - A24
Derechos de autor Euronews - Le Pacte - A24
Por David Mouriquand
Publicado
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Este artículo se publicó originalmente en inglés

Euronews se sienta con Sandra Hüller, estrella indiscutible de 2023, protagonista de las ganadoras de Cannes "Anatomía de una caída" y "La zona de interés", dos de las mejores películas de este año.

PUBLICIDAD

Para Sandra Hüller, 2023 ha sido un gran año.

La actriz alemana saltó a la fama internacional en 2016 con Toni Erdmann, de Maren Ade, que cautivó al público de Cannes en su estreno e impulsó a la actriz a la escena internacional. Incluso disfrutó de los Óscar cuando Toni Erdmann fue nominada al premio de la Academia.

Pero este año, Hüller se ha convertido en el centro de atención.

Protagoniza dos de las mejores películas de 2023: la ganadora de la Palma de Oro de Cannes Anatomía de una caída, en la que interpreta a Sandra Voyter, novelista y madre acusada de asesinato, y el drama sobre el Holocausto La zona de interés, ganadora del Gran Premio de Cannes, una de las películas más vitales de los últimos tiempos, en la que encarna a Hedwig Höss, la esposa del comandante de Auschwitz Rudolf Höss, uno de los asesinos en masa más famosos de la historia.

La versatilidad que la actriz de 45 años ha demostrado en pantalla este año es realmente impresionante, y ha suscitado comparaciones tanto con Ingrid Bergman como con Isabelle Hupert.

Con las dos películas obteniendo importantes premios en Estados Unidos y otros en Europa -entre ellos el de mejor actriz en los Gotham Awards, los European Film Awards, el máximo galardón de interpretación de la Asociación de Críticos de Cine de Los Ángeles y ya una nominación al Globo de Oro a la mejor actriz-, hay muchas posibilidades de que Hüller consiga un Óscar al protagonizar dos películas en lengua extranjera (no inglesa).

Pero antes de los Óscar del próximo mes de marzo -en los que ambas películas son candidatas oficiales de Francia y el Reino Unido al Óscar a la mejor película internacional- Euronews Culture se reunió con la estrella indiscutible de 2023 en Berlín, antes de que ganara el premio a la mejor actriz, para hablar de ambas películas, de los retos que supone interpretar esos papeles, así como de la expectación suscitada por los premios.

Sandra Hüller
Sandra HüllerTaylor Jewell/ Invision/ AP

Euronews: Empecemos por Anatomía de una caída. He leído que no estaba segura de si el personaje que interpretaba era culpable o inocente, y que la directora Justine Triet le dijo que le gustaría que la interpretara como si fuera inocente. ¿Cómo afrontó esa incertidumbre?

Sandra Hüller: Alguien me preguntó cuando hice una proyección en Rumanía si diría que es una película sobre una mujer acusada de matar a su marido, o si es la historia de un hijo cuya madre es acusada de matar a su padre. Y creo que esta perspectiva es realmente importante. Justine nunca quiso perder el punto de vista del niño. Él no lo sabe. Tampoco lo sabe hasta el final. Así que se trata de tu propia imaginación, y de lo que eres capaz de creer.

La mayoría de las veces, cuando trabajo, intento no pensar solo en el personaje, sino en el conjunto. También tengo que pensar en todas las demás cosas. Por eso, en este caso, no fue tan difícil, porque queríamos contar otra cosa. Queríamos que se centrase en la búsqueda de la verdad, y en cómo es posible. No sé si puedo explicarlo mejor.

La película juega con los tropos de las historias de detectives y es interesante cuando hablas con la gente que la ha visto: muchos espectadores masculinos creen que ella lo hizo...

Divertido, ¿eh? Pero yo no lo sabía. Y me perturbó durante unos días, y luego decidí que no es importante. Quería decir cada frase para que la gente creyera lo que digo. E incluso si alguien hiciera algo de lo que se la acusa, seguirían creyendo quizá en el tribunal que es inocente. Sólo intenté ser creíble en lo que digo.

En la película, tu personaje también es juzgado por ser mujer, por ser bisexual, por no ser amable con los demás. Y por tener éxito. Más allá de la intriga, la película habla de ser mujer en la sociedad.

Anoche, me encontré con una amiga y me dijo: "Sabes, esta palabra feminista se usa de todas las maneras posibles, pero en esta película es bastante apropiada". Y eso es. Es una verdadera película feminista. 

I think every choice for a role is a political one. (…) We need films that risk something, and we need people who have a strong voice and who are daring to articulate it.
Sandra Hüller in Anatomy of a Fall
Sandra Hüller in Anatomy of a FallLe Pacte

Tuve el placer de hablar con Agnieszka Holland, y me dijo que en este momento necesitamos más películas audaces, películas atrevidas, películas que, como usted dice, hagan una declaración. ¿Es esto lo que busca a la hora de elegir sus papeles? Y en concreto, teniendo en cuenta los tiempos tumultuosos que vivimos, películas que tengan algo que decir más allá de su valor artístico.

PUBLICIDAD

Creo que cada elección de un papel es una elección política. Incluso si dices: no quiero ocuparme de política ahora porque necesito un descanso y quiero hacer algo que sea fácil para mí. Eso también es una decisión política. Así que sí, estoy de acuerdo. Necesitamos películas que arriesguen algo, por supuesto. Y necesitamos gente que tenga una voz fuerte y que se atreva a articularla.

Justine Triet ha dicho que te gusta estar cerca de tus personajes. Pero, por otro lado, dijiste sobre La zona de interés, de Jonathan Glazer, que no querías meterte en la mente del personaje de esa manera. ¿Cómo te acercaste a esos personajes?

Con Hedwig Höss tuve que encontrar la manera, sin empatizar con ella, de poder estar en este proyecto sin interpretar realmente a un personaje. Así que utilicé todos los elementos que había: el increíble pelo fue una parte importante, así como el vestuario y toda la casa. Creo que trabajé desde el exterior a partir de lo que quería mostrar, y normalmente no trabajo a partir de lo que quiero mostrar, sino de lo que quiero sentir. Tuve que buscar otros caminos. Por ejemplo, intentar averiguar cómo caminaría alguien que ha visto a tantos niños paseando por el jardín, alguien que ha sido siempre un granjero, o que lleva quizá un peso al hombro del que no es consciente...

Uno de los aspectos más fascinantes de este papel es cómo todo estaba tan normalizado y cómo Hedwig Höss se comporta con su madre, la jardinería, los niños, como si nada pasara al lado en el campo de exterminio. Usted la interpretó con tanta normalidad y pureza, ¿fue difícil encontrar ese tipo de distancia?

PUBLICIDAD

Creo que esta era la tarea, y este resultado es de lo que trataba todo el guión y lo que queríamos mostrar. La pregunta que nos hacíamos era: ¿Cómo es posible ser así? Esta era la pregunta constante en nuestras mentes cuando jugábamos. Pero me resulta difícil responder a la pregunta, ya que no oímos el increíble diseño de sonido de Johnnie Burn cuando estábamos allí. Sabíamos dónde estábamos, sobre todo como alemanes. Sabíamos lo que significaba estar allí. Me conmovieron mucho los gestos de bienvenida de todos los miembros del equipo polaco. Así que esta forma humilde de trabajar influyó en lo que se ve ahora.

Using the Holocaust as a canvas for an emotional thing to tell about a family... That is something that disgusts me, to be honest.
Sandra Hüller (second from right) with Justine Triet (center) and the cast of Anatomy of a Fall for the Cannes Palme d'Or win this year
Sandra Hüller (second from right) with Justine Triet (center) and the cast of Anatomy of a Fall for the Cannes Palme d'Or win this yearDaniel Cole/AP

Ha sido sincera al decir lo reacia que era a interpretar a una mujer fascista, compartiendo que ni siquiera estaba segura de si se presentaría a la audición para La zona de interés... ¿Cómo consiguió Jonathan Glazer que se sintiera cómoda y convencerla de que su enfoque iba a ser diferente de lo que ya habíamos visto en películas sobre el nazismo y el Holocausto?

Fue muy honesto, ¡pero no me hizo sentir cómoda! Era muy consciente de que nunca habría un momento de tranquilidad durante el rodaje. Nunca. Ni siquiera ahora. Es muy importante mostrar y contar, y hacer que la gente sienta, porque eso es lo que hace esta película. Hace que la gente sienta realmente lo horrible que fue y les hace ver lo fácil que es ir al lugar donde estaba la familia Höss: mirar hacia otro lado e ignorar todo lo que estaba sucediendo al lado, o en las fronteras europeas.

Ves toda la política de cada país. En mi país también. Hacemos muchas cosas por conveniencia, y eran cosas de las que hablábamos constantemente en La zona de interés. Yo respetaba mucho el punto de vista (de Glazer), las decisiones artísticas que tomaba, y el hecho de que no hiciera una historia dramática sobre una pareja fascista, ni utilizara el Holocausto como lienzo para contar algo emotivo sobre una familia. Eso es algo que me repugna, para ser honesta. Eligió otro camino. Mostró las vidas más aburridas, básicas y banales que puedas imaginar: gente que sólo quiere un poco más, ya sabes, tener un bonito jardín, los niños en paz, y a la que no le importa lo que ocurre en la casa de al lado. Eso es lo que hizo, y me pareció apropiado.

PUBLICIDAD
Sandra Hüller in The Zone of Interest
Sandra Hüller in The Zone of InterestA24

¿Puede hablarnos del proceso de rodaje de La zona de interés? Tengo entendido  que había cámaras ocultas en la casa.

Aunque no las viéramos, nunca olvidábamos que estaban ahí... Porque habría sido raro encontrarte en una casa con objetos nazis. Y si no hay una cámara alrededor, ¿qué estoy haciendo aquí? (Risas) Pero sí, este sistema de vigilancia que construyeron creo que tuvo un fuerte efecto psicológico en el reparto y en todos los que participaron, porque crea una especie de carga, de responsabilidad. En cierto modo, te quedas completamente sola con el tema, con lo que piensas sobre él y con tu compañero de reparto, lo que crea una fuerte conexión. Porque tenéis que confiar el uno en el otro. No puedes hacer lo tuyo en ningún momento. Estáis juntos en esto. También fue una especie de experiencia espiritual, si se me permite decirlo, porque no es sólo algo técnico. 

Teniendo en cuenta que estamos hablando de Anatomía de una caída y de La zona de interés a la vez, porque se estrenan más o menos al mismo tiempo y usted está nominado a los premios por ambas películas, ¿hablar de ambos personajes le hace reflexionar sobre su forma de pensar? ¿Y establece algún paralelismo entre ambos, el hecho de que sean personajes bastante inescrutables, por ejemplo?

No. (Risas) Este periodo de trabajo fue largo. Empezó con La zona de interés. Luego pasé a una película alemana llamada Sissy and I. Y después fue Anatomía de una caída. Así que tuve que hacer como una conexión interna, o una conexión de tareas entre las tres. De lo contrario, no habría sido posible. Porque cuando estás en un proyecto que trata del fascismo y después de eso, pasando por una obra de época sobre Sissy, un personaje que es completamente libre y que no juzga en absoluto, que lo sentiría todo, que diría todo lo que se le ocurriera... Traté de usar esto para deshacerme de la primera. Y luego, alegrarme de pasar a una mujer completa y madura que se responsabiliza de todo lo que hace y siente. Sandra Voyter es una mujer que no se disculpa por nada. Quizá eso tenga algo que ver, ahora que lo pienso, porque creo que ella no estaba haciendo nada malo.

PUBLICIDAD
Sandra Hüller (second from left) for the premiere of Jonathan Glazer's The Zone of Interest
Sandra Hüller (second from left) for the premiere of Jonathan Glazer's The Zone of InterestVianney Le Caer/Invision/AP

Ha sido nominada a varios premios, a veces dos veces en la misma categoría por estos dos papeles, algo que no ocurre muy a menudo. Muchos incluso predicen que va camino de una nominación al Oscar...

¿Dónde está mi bola de cristal? (Risas) ¿Qué puedo decir a esto? No conozco la historia de las dobles nominaciones. No lo he buscado. Ambas obras son muy importantes para mí, personal, artística y profesionalmente. Me llevaron a un lugar como actriz al que nunca pensé que podría llegar. Así que soy muy afortunada de haber trabajado con estos dos equipos y de haber podido rodar estas dos películas tan diferentes entre sí y tan serias... ¡quizá sea eso lo que las une!

¿Sería importante para usted ese tipo de reconocimiento en los premios?

No puedo decir nada al respecto. Realmente está fuera de mi control. Quiero decir que sería muy, muy emocionante. Pero no sé cómo afrontarlo en mi mente, y es un mundo que no entiendo. No conozco las reglas. No sé lo que hay que hacer para ser visible. Hay tantos estudios involucrados en esto y ellos toman las decisiones al respecto. Así que no puedo decir nada.

PUBLICIDAD
Sandra Huller
Sandra HullerVianney Le Caer/Invision/ AP

Ya que hablamos de los Oscar y de Hollywood, un acontecimiento importante que ha tenido lugar este año ha sido la huelga de actores, que ya ha terminado. Usted ha sido muy franca en el pasado sobre su papel en la industria, concretamente en lo que respecta al teatro durante la Covid. ¿Teme que pueda darse una situación similar en Europa, con el papel invasor de la Inteligencia Artificial?

Creo que no. Es interesante porque estaba pensando en la posibilidad de la huelga, y si sería posible en Europa o en cualquier país europeo, si la gente se uniera de esa manera, como la industria estadounidense. El fenómeno de permanecer unidos me pareció realmente impresionante, y que realmente lo llevaran hasta el final hasta conseguir lo que querían. Creo que en Europa no tenemos este tipo de cultura cinematográfica de las grandes producciones en las que se puede sustituir a alguien sin más. Tengo la sensación de que está muy relacionado con la personalidad de los actores. Por el momento. No sé cómo evolucionará, pero por ahora no me da miedo.

Pero con respecto a la IA. Quiero decir, estás grabando esta entrevista con tu teléfono en la mesa y tu pequeño dispositivo más antiguo, pero todos estamos conectados a estos dispositivos. Un día veremos que ya no podemos vivir sin ellos, lo que de alguna manera ya es el caso. Así que ya somos una especie de borgs, por así decirlo. No sé adónde nos llevará esto, pero por ahora creo que la industria cinematográfica europea no depende de la inteligencia artificial.

Anatomía de una caída está en los cines y en DVD/BluRay en algunas zonas europeas. Zona de interés se estrena en los cines europeos en enero.

PUBLICIDAD
Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Detrás de la nueva moda de las vendas en las orejas de los partidarios de Trump

La salida del armario de Ralf Schumacher allana el camino hacia una mayor diversidad en la F1

Emmys 2024: 'Shōgun' y 'El Oso' lideran las nominaciones mientras 'True Detective' hace historia