This content is not available in your region

El nivel de CO2 alcanza máximos históricos según el Observatorio de Mauna Loa en Hawái

El Observatorio de Mauna Loa (Hawái)
El Observatorio de Mauna Loa (Hawái)   -   Derechos de autor  Susan Cobb/AP
Por Juan Carlos De Santos Pascual
Tamaño de texto Aa Aa

La media mensual que ha alcanzado el dióxido de carbono en el observatorio hawaiano es de 419 partes por millón, pero las últimas mediciones han llegado ya a las 420 partes por millón. Según los científicos de la NOAA y del Instituto Scripps de Oceanografía de la Universidad de California en San Diego es el nivel más alto que se ha alcanzado desde que hay mediciones precisas, es decir, desde hace 63 años.

En este gráfico aportado por los científicos se puede ver a través de la curva de keeling cómo se ha ido produciendo ese aumento desde los años 60:

Observatorio de Mauna Loa
Gráfico sobre la evolución de los niveles de CO2 en el Observatorio de Mauna LoaObservatorio de Mauna Loa

El científico principal del Laboratorio de Vigilancia Global de la NOAA, Pieter Tans ha señalado que el CO2, es el gas de efecto invernadero que más abunda en la atmósfera y que persiste durante miles de años después de que se haya emitido: "Estamos añadiendo a la atmósfera unos 40.000 millones de toneladas métricas de contaminación de CO2 al año", ha apuntado Tans. _"Se trata de una montaña de carbono que extraemos de la Tierra, quemamos y liberamos a la atmósfera en forma de CO2, año tras año. Si queremos evitar un cambio climático catastrófico, la máxima prioridad debe ser reducir la contaminación por CO2 a cero lo antes posible". _

La pandemia no redujo significativamente los niveles de CO2

Según el Observatorio no hubo ninguna señal discernible en los datos de la interrupción económica mundial causada por la pandemia del coronavirus. Solo el aumento interanual de 1,8 partes por millón en el pico de CO2 de mayo fue ligeramente inferior al de años anteriores, las mediciones de CO2 en Mauna Loa para los primeros cinco meses de 2021 mostraron un aumento de 2,3 partes por millón adicionales con respecto a los mismos cinco meses de 2020, un aumento anual promedio parecido aL de los años comprendidos entre 2010 y 2019.

Según el geoquímico Ralph Keeling, "aún nos queda un largo camino por recorrer para detener el aumento, ya que cada año se acumula más CO2 en la atmósfera. En última instancia, necesitamos recortes mucho mayores y sostenidos durante más tiempo que los paros relacionados con el COVID de 2020."

El observatorio de Mauna Loa es un lugar de muestreo de referencia para el CO2. Su situación es ideal para tomar muestras de aire bien mezclado, sin la influencia de fuentes de contaminación o vegetación locales, lo que permite obtener mediciones que representan el estado medio de la atmósfera en el hemisferio norte.

Tal y como muestran las mediciones de Mauna Loa, a pesar de décadas de negociación, la comunidad internacional ha sido incapaz de parar este crecimiento de los niveles de CO2, y mucho menos de revertirlos

"La solución está delante de nuestros ojos", recuerda el científico principal del observatorio, PieterTans. "La energía solar y la eólica ya son más baratas que los combustibles fósiles y funcionan a las escalas necesarias. Si tomamos medidas reales pronto, aún podríamos evitar un cambio climático catastrófico".