Última hora
This content is not available in your region

La NASA confirma caída de las emisiones de gases de efecto invernadero en China por el coronavirus

euronews_icons_loading
Emisiones de dióxido de nitrógeno en enero (izda.) y en febrero de este año (dcha.)
Emisiones de dióxido de nitrógeno en enero (izda.) y en febrero de este año (dcha.)   -   Derechos de autor  Imágenes del Observatorio de la Tierra de la NASA por Joshua Stevens, usando datos modificados del Copernicus Sentinel 5P procesados por la Agencia Espacial Europea.
Tamaño de texto Aa Aa

La caida de la actividad económica en China es visible desde el espacio. Los satélites de la agencia Europea Copernicus han registrado una caida inusual en los niveles de dióxido de nitrógeno. Los datos han sido recopilados por el equipo de observación terrestre de la NASA.

Los expertos en calidad del aire han centrado las observaciones en el dióxido de nitrógeno (NO2), porque es un gas muy volátil, que solo se detecta cerca de las fuentes de emisiones: la quema de combustibles fósiles del tráfico rodado y la industria.

Numerosos expertos ya habían observado una reducción de emisiones sin embargo, en medio del periodo de vacaciones del Año Nuevo chino era difícil saber si se trataba de una reducción ligada a las restricciones por la epidemia de coronavirus o simplemente la "tregua" de actividad de las vacaciones.

Luego además, el factor meteorológico tiene mucha influencia en las concentraciones de este gas. Para evitarlo en la medida de lo posible, han medido periodos largos, de una decena de días.

Ahora los científicos están seguros de que la actividad no ha retomado como es habitual después de las vacaciones de Año Nuevo.

NASA Earth Observatory/ Joshua Stevens / Copernicus Sentinel 5
Arriba, caida de NO2 en Wuhan en 2019, ligado a las vacaciones, y repunte en la segunda semana de febrero (derecho). Abajo, emisiones de NO2 este año.NASA Earth Observatory/ Joshua Stevens / Copernicus Sentinel 5

"Siempre hay una desaceleración general en esta época del año", dice Barry Lefer, científico de la calidad del aire de la NASA. "Nuestros datos de monitoreo de Ozono a largo plazo nos permiten ver si estas cantidades son anormales y por qué".

Esta tendencia se confirma en las otras grandes ciudades. En la segunda mitad de febrero apenas hay actividad.

NASA Earth Observatory/ Joshua Stevens / Copernicus Sentinel
Hasta principios de enero las emisiones seguían siendo importantes. Desde la segunda semana de febrero, se volatilizaron.NASA Earth Observatory/ Joshua Stevens / Copernicus Sentinel

"Esta es la primera vez que he visto una caída tan dramática en una zona tan amplia para un evento específico", dijo Fei Liu, investigadora en calidad del aire en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA. Liu comenta que hubo una caida de NO2 en varios países durante la crisis de 2008, pero fue un fenómeno paulatino. También citan una disminución en Pekín durante durante los Juegos Olímpicos aunque los niveles de contaminación se recuperaron al terminar las Olimpiadas.

Respecto a la caida típica de las vacaciones de Año Nuevo, Fei Liu explica que "este año, la reducción es más significativa que en años anteriores y ha durado más tiempo", dijo. "No me sorprende porque muchas ciudades del país han tomado medidas para minimizar la propagación del virus".

Para realizar estas medidas los expertos en calidad del aire de la NASA han usado el Instrumento de Monitoreo del Ozono (OMI) de la misión Aura de la NASA, lanzado en 2004 que ha estado recopilando datos mundiales sobre el NO2 y diversos contaminantes atmosféricos durante más de 15 años.

Los expertos también han usado datos del satélite Sentinel 5 del programa europeo de observación terrestre Copernicus.

Caida también en la contaminación por partículas

El Servicio de Vigilancia de la Atmósfera de la red europea Copernicus ha analizado por su parte la contaminación por partículas finas y también ha detectado diferencias. El color azul que se observa sobre la mayor parte de China corresponde con una reducción de en torno al 20% o 30% respecto a la media de febrero entre 2017 y 2019.

Copernicus ECMWF Atmosphere Monitoring Service
Diferencia relativa entre febrero de 2020 y la media de febrero para 2017-2020. El color azul refleja una caida del 20%-30%Copernicus ECMWF Atmosphere Monitoring Service

Desde Copernicus el director del servicio Vincent-Heni Peuch, señala que estos datos aparentemente tan claros pueden verse influidos por el efecto de la meteorología y porque China está haciendo un esfuerzo nacional importante para reducir las emisiones, aunque considera que la diferencia de contaminación por partículas finas es significativa como para reflejar la influencia del parón económico por las medidas de cuarentena.

Cada vez menos dudas

Otros especialistas se han puesto manos a la obra para mostrar visualizaciones de la caida en las emisiones de dióxido de nitrógeno.

La desaceleración de la actividad económica en China debido a #Coronavirus#COVID19 Es fácilmente visible desde el espacio. Las emisiones de NO2 se han desplomado en cantidades sin precedentes, y los efectos ahora se pueden ver incluso en Corea del Sur. Aquí está la contabilidad de datos 2019 vs. 2020 para el Año Nuevo Chino de Aura OMI:

El investigador Simon Gascoin lo pone en gráficos. En Pekín y la provincia de Hubei las emisiones han caido claramente, aunque empiezan a recuperarse.

Esta visualización creada a mediados de febrero por científicos de la agencia meteorológica finlandesa también muestra una diferencia importante en las emisiones de NO2.

_La media de NO2 troposférico entre el 1 de enero y el 16 de febrero. Comparando los años 2019 y 2020. Claramente disminuyeron las concentraciones sobre #China entre 2019 y 2020 debido al #coronavirus y prohibiciones de tráfico de vehículos. Fuente: instrumento de monitoreo de ozono (OMI) #satellite datos: @am_sundstrom_

Algunos internautas, seguidos por los tabloides británicos, publicaron la noticia falsa de que en Wuhan y Chongqing se estaban registrando altos niveles de SO2, dióxido de azufre, y que esto se debía a la actividad de los crematorios. En euronews mostramos que la información no tenía ningún sentido.

La página especializada Carbon Brief ya había publicado un informe con la reducción de emisiones de CO2 basándose en la caida del consumo de carbón. Estimaba que las emisiones podrían haberse reducido un 25% por debajo de lo habitual.

El blog de economía Zero Hedge también dio datos sobre la caida de la actividad económica.

El miedo a un efecto en cadena por el coronavirus provocó una semana de pérdidas en las bolsas globales la semana pasada, la mayor caida desde la crisis financiera de 2008.

Los expertos advierten que además de en los mercados financieros la epidemia ya está teniendo efectos en la economía real. El sector impactado más directamente es el turismo, pero poco a poco la reducción de actividad se deja sentir en industrias como la automoción.