This content is not available in your region

El calentamiento global cambia los hábitos y hábitats de los peces

euronews_icons_loading
El calentamiento global cambia los hábitos y hábitats de los peces
Derechos de autor  euronews
Por Jeremy Wilks
Tamaño de texto Aa Aa

En Climate Now les ofrecemos una actualización mensual sobre lo que está pasando en nuestro planeta.

Y desde un mercado de pescado en Dinamarca, les contamos los grandes cambios que se están produciendo en nuestros océanos.

"El cambio climático tiene un papel muy importante en el hecho de capturar estas especies aquí, tan al norte, en Dinamarca", asegura Mark Payne, investigador, Universidad Técnica de Dinamarca.

Primero, vemos los datos del Servicio de Cambio Climático de Copernicus.

Aquí, en Europa, vimos que la ola de frío desde abril continuó hasta mayo, con temperaturas medio grado por debajo de la media de 1991 a 2020.

euronews
Jeremy Wilkseuronews

Las cifras climáticas del mes pasado tienen que ver con los contrastes, y se puede ver en el mapa de anomalías de la temperatura del aire en la superficie.

Hay una clara disparidad entre el azul frío sobre Europa y la zona roja sobre Asia central, donde las temperaturas estuvieron cinco grados por encima de la media, el mes pasado.

Y luego hubo algunos datos extremos. Dentro del Círculo Polar Ártico, hubo una breve oleada de clima cálido, y el pueblo de Nizhnyaya Pesha alcanzó los 31 grados el 20 de mayo.

euronews
Anomalías de la temperatura del aire en la superficie 1991-2020 Fuente: Servicio de Cambio Climático Copernicus ECMWF / Roshydrometeuronews

Pasando a las anomalías de precipitaciones, podemos ver algunos paralelismos con los mapas de temperatura. Las áreas más cálidas también fueron las más secas: en Grecia, Turquía y Rusia.

euronews
Anomalías de precipitaciones mayo 2021euronews

Luego, en el noroeste de Europa, hubo a la vez frío y humedad: Gales tuvo su mayo más húmedo jamás registrado, con 245 milímetros de lluvia.

Efecto del cambio climático en las poblaciones de peces del planeta

Vemos ahora el efecto que está teniendo el cambio climático en las poblaciones de peces de todo el mundo.

Los peces son particularmente sensibles a los cambios de temperatura y, a medida que los océanos se calientan, algunas especies se mueven hacia el norte, otras llegan del sur, algunas prosperan y otras apenas sobreviven. Fui a Dinamarca para saber más.

En el puerto de Gilleleje, al norte de Copenhague, se prepara la pesca diaria para la venta. Los pescadores están bajo la presión de cuotas restrictivas. Se quejan de que las aguas sobrantes agrícolas contaminan el mar. Y también se enfrentan a un nuevo desafío del cambio climático: están atrapando nuevos tipos de peces en sus redes.

"Estamos empezando a ver especies que no habíamos visto aquí antes tan a menudo. Por ejemplo, ha habido pulpos este año. También ha habido bastante platija de bruja en los últimos años, que no había antes. El salmonete es otra especie que ha comenzado a aparecer, no en grandes cantidades, pero es una especie que estamos viendo cada vez con más frecuencia", explica Lasse Nordahl, subastador de pescado en Gilleleje.

La razón por la que los peces se están trasladando a nuevos hábitats es porque son animales de sangre fría que viven cerca de su umbral de temperatura máxima.

En Europa, algunas especies de peces están viajando hacia el norte desde aguas más cálidas. El científico Mark Payne explica por qué:

"Si lo piensas, en tierra, si hace demasiado calor, puedes refugiarte debajo de un árbol o tal vez excavar, pero el océano tiende a ser mucho más uniforme. No hay un refugio. Es mucho más difícil obtener un respiro en condiciones difíciles que en tierra".

Viajamos a la Universidad Técnica de Dinamarca, donde el monitoreo rutinario de las aguas danesas destaca el efecto del cambio climático.

Hay dos tendencias clave: la llegada de especies como el atún, la merluza y la anchoa, y el declive de los pescados locales, como el bacalao del Báltico, según la investigadora Louise Lundgaard, técnica de investigación en la Universidad Técnica de Dinamarca:

"Hoy, un bacalao de cuatro años es más pequeño de lo que hubiera sido, por ejemplo, hace diez años. Y eso se debe a que se centran más en reproducirse que en crecer. Y eso puede deberse tanto a la temperatura del agua como a la condición de la comida, la cantidad de comida y muchos factores".

Los cambios que se ven en Dinamarca están ocurriendo en todo el mundo. Entonces, a medida que las poblaciones de peces se adaptan al calentamiento global, ¿qué deberíamos hacer?

"Sin duda, crea un desafío para todas las comunidades y empresas que dependen de los océanos. Básicamente, se verán obligadas a adaptar sus técnicas de pesca, sus artes de pesca, cómo almacenan y procesan el pescado y, también, cómo venden el pescado en la cadena de suministro. Por lo tanto, es en toda la industria de procesamiento de pescado en la que se deberá hacer frente a estos cambios", afirma Mark Payne, investigador, Universidad Técnica de Dinamarca.

Mientras la industria pesquera se adapta, los consumidores también podemos ayudar, comprando pescado sostenible.

Puede leer más al respecto en euronews.com/climatenow.