This content is not available in your region

Preservar las poblaciones de peces ayuda a salvar la vida de los pescadores

euronews_icons_loading
Preservar las poblaciones de peces ayuda a salvar la vida de los pescadores
Derechos de autor  euronews
Por Denis Loctier
Tamaño de texto Aa Aa

La pesca y la acuicultura en alta mar son algunos de los oficios más arriesgados de Europa. Según los datos de la Agencia Europea de Seguridad Marítima, entre 2014 y 2019 se perdieron un total de 173 vidas en 89 accidentes de buques pesqueros. Más de la mitad de los incidentes se producen en los arrastreros, y la mayoría de las víctimas se atribuyen a fallos humanos; incluido el personal a bordo mal formado, inadecuadamente equipado o con exceso de trabajo.

Para mejorar las condiciones de trabajo y la seguridad en los buques pesqueros, la región de Emilia Romaña, en la costa adriática italiana, mantiene un diálogo entre la comunidad pesquera, los municipios costeros, las asociaciones privadas, los sindicatos y otras partes interesadas. En Cesenatico, Euronews habló con el sindicalista de la FLAI CGIL Pesca Emilia-Romagna, Marco Rinaldi, quien considera que la mejora de la cultura de la seguridad y la reducción de la cantidad de pesca podrían reducir, de manera eficaz, los siniestros en el mar.

©
Euronews©

"Mejorar la seguridad de los pescadores significa, en primer lugar, concienciarlos de que los riesgos del trabajo en alta mar pueden reducirse. Para ello, las asociaciones deben impartir formación y las autoridades deben ejercer el control. Reforzar la cultura de la seguridad y mejorar los controles puede, sin duda, hacer más seguras las condiciones de trabajo", declara Marco Rinaldi, sindicalista de la FLAI CGIL Pesca Emilia-Romagna.

"Hasta ahora, las principales mejoras han estado relacionadas con la reducción del esfuerzo en la pesca. En comparación con las cinco jornadas de trabajo en el mar, si solamente se abandona la costa durante tres o cuatro días, se reduce la fatiga y el tiempo trabajado es menor, por lo que las poblaciones de peces mejoran, junto con las condiciones de empleo", añade.

"En algunas regiones como Emilia Romaña, pero no solamente en esa zona, la concienciación sobre los riesgos que he mencionado también ha aumentado, gracias a los cursos de formación, y la creciente apuesta por la seguridad mejora los equipos a bordo. Los pescadores utilizan, por fin, equipos para prevenir accidentes; como es el caso de guantes, que no se usaban hasta hace unos años. La financiación europea ha contribuido a mejorar las condiciones de trabajo, pero todavía hay mucho margen de mejora", concluye Marco Rinaldi.