This content is not available in your region

Los bebés están llenos de microplásticos, según un estudio

 Un inocente bebé, inconsciente de todos los microplásticos que hay en él
Un inocente bebé, inconsciente de todos los microplásticos que hay en él   -   Derechos de autor  Claire 51700 / Pixabay
Por Jonny Walfisz
Tamaño de texto Aa Aa

Una preocupante investigación revela que los bebés tienen 15 veces más microplásticos en su cuerpo que los adultos.

Los microplásticos son trozos diminutos de plástico de menos de cinco milímetros, aproximadamente el grosor de una moneda de dos euros.

Los microplásticos se utilizan en diversas industrias, como la cosmética, la biotecnología, los productos de lavado y las cápsulas de medicamentos.

Pero también pueden crearse cuando los objetos de plástico se descomponen. Eso puede ser a partir de algo tan sencillo como lavar la ropa sintética.

Otra forma de descomponer los microplásticos y absorberlos es con un chupete.

Los microplásticos pueden descomponerse al usar un chupete.

Los investigadores creen que la forma en que los bebés consumen niveles tan altos de microplásticos es a través de juguetes para masticar, o los chupetes, y al gatear sobre alfombras sintéticas que contienen microplásticos.

El equipo buscó dos tipos comunes de microplásticos, el tereftalato de polietileno (PET) y el policarbonato (PC). Para encontrar el PET y el PC, examinaron los niveles de microplásticos en las muestras de heces de 10 adultos y seis bebés del estado de Nueva York (EE.UU.).

En todas las muestras encontraron al menos un tipo de microplástico. Esto parece confirmar que también hay microplásticos en los adultos.

Pero al comparar las muestras de los bebés con las de los adultos, los investigadores encontraron al menos 10 veces más microplásticos.

¿Por qué los microplásticos son un problema?

Desgraciadamente, la ciencia todavía no es muy clara sobre cuáles son los efectos exactos de los microplásticos en la salud humana.

Pero cada vez parece más claro que puedan ser muy perjudiciales cuando se ingieren.

Los trozos más pequeños son capaces de atravesar las membranas celulares y entrar en nuestra circulación.

Los científicos solían creer que los microplásticos pasaban inofensivamente por el tracto gastrointestinal. Pero investigaciones recientes sugieren que los trozos más pequeños son capaces de atravesar las membranas celulares y entrar en nuestra circulación.

Esto es preocupante porque las investigaciones sobre microplásticos en animales de laboratorio han provocado muerte celular, inflamación y trastornos metabólicos.

Canva
Los plásticos que tiramos se descomponen casi hasta el infinitoCanva

Eliminar los microplásticos de las industrias

Ya sabemos más sobre por qué los microplásticos son malos para el medio ambiente.

El año pasado, científicos de la Universidad de Duke demostraron que los peces se veían perjudicados por las sustancias químicas de los microplásticos en el océano. Muchos de los microplásticos que se desprenden al lavar la ropa sintética acaban en el océano.

Durante un tiempo se pensó también que los microplásticos ingeridos por los peces serían digeridos sin mayor daño. Pero la investigación de la Universidad de Duke lo contradice.

Descubrieron que las sustancias químicas que recubren los microplásticos afectaban a las hormonas reproductivas de los peces.

Deshacerse de los microplásticos de una vez por todas

Canva
Los mejillones no pueden hacer todo el trabajoCanva

Como filtradores del mar, los mejillones pueden acudir al rescate eliminando los microplásticos de los océanos.

Pero no son sólo los mejillones los que hacen el trabajo. También sus heces. Los científicos descubrieron que un grupo de 300 mejillones podía filtrar 250.000 piezas de microplásticos por hora.

Los modelos informáticos sugieren que los mejillones podrían llegar a ser responsables de filtrar el 25% de los microplásticos en el agua que los rodea.

Si usar un mejillón para limpiar los juguetes de tu bebé no te parece tan factible, se recomienda reducir las fibras sintéticas que compras.

Dicho esto, no es recomendable que tires toda tu basura sintética vieja a la basura, ya que probablemente acabe en un vertedero donde nunca tiene la oportunidad de descomponerse.

Hay filtros que puedes comprar para atrapar los microplásticos que se desprenden de tu ropa sintética. O bien, puedes modificar tu lavado semanal para esperar a tener una carga completa, ya que lavar una carga completa reduce la fricción, lo que hace que se vayan menos fibras por el desagüe.