This content is not available in your region

Alemania finaliza el año cerrando tres centrales y fija el apagón nuclear para 2022

euronews_icons_loading
Archivo: la central nuclear de Brokdorf, en el norte de Alemania, el 8 de marzo de 2007.
Archivo: la central nuclear de Brokdorf, en el norte de Alemania, el 8 de marzo de 2007.   -   Derechos de autor  AP / Heribert Proepper
Por Euronews

Con el cambio de año, el apagón nuclear en Alemania entra en su penúltima fase. El 31 de diciembre se desconectarán tres centrales nucleares. Una de ellas es la simbólica central nuclear de Brokdorf que se convirtió en un sÍmbolo de la oposición de la energía nuclear en la década de los 80.

Su operador vive con nostalgia las últimas horas de la central.

"Los últimos días han estado acompañados de una buena dosis de melancolía. Hemos operado la planta durante 35 años. La hemos cuidado, la hemos mantenido al mejor nivel técnico y la hemos operado siempre de forma segura", dijo Guido Knott, presidente del Consejo de Administración de la empresa operadora Preussen Elektra.

Para el activismo antinuclear no hay rastro ni de dudas ni de tristeza. Solo la alegría de haber ganado una de sus tantas batallas.

"Me alegro en silencio, pero sin pausa, de que el asunto se haya cerrado. Esto no es un final feliz. Algunos me preguntan si esto es una victoria. No, no lo es, ha llevado demasiado tiempo para que ocurriera", explicó Karsten Hinrichsen, activista antinuclear.

Tras la catástrofe nuclear de Fukushima en 2011, el entonces gobierno de Angela Merkel dio marcha atrás a la prolongación de la vida de las centrales nucleares alemanas. Los ocho reactores más antiguos se cerraron de inmediato, y los nueve restantes lo harán por etapas hasta 2022.

Después de cerrar Brokdorf se desconectarán las centrales de:

  • Grohnde y Emsland, en Baja Sajonia
  • Gundremmingen e Isar, en Baviera
  • Neckarwestheim 2, en Baden-Württemberg

A más tardar a finales del próximo año. De este modo se completará el abandono de la energía nuclear en Alem ania después de once años.

En definitiva, el apagón nuclear no finalizará hasta dentro de mucho tiempo.

La llamada fase post-operativa y el desmantelamiento gradual de las plantas, bajo la responsabilidad de los operadores, llevará muchos años más.

Mientras tanto, Alemania está afinando la expansión de las energías renovables. Para 2030, el 80 % de la electricidad del país debe salir de las turbinas eólicas, paneles solares o plantas de biogás.

Alemania se resiste con vehemencia a que la Comisión Europea clasifique la energía nuclear como tecnología "sostenible".