El lago de Garda con un tercio de agua mientras Italia se prepara para otro año de sequía

A drone image shows San Biagio island, affected by drought in Lake Garda, near Lido di Manerba, Italy, February 21, 2023.
A drone image shows San Biagio island, affected by drought in Lake Garda, near Lido di Manerba, Italy, February 21, 2023. Derechos de autor Reuters
Derechos de autor Reuters
Por Charlotte Elton con Reuters, AP
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

El lago de Garda ha alcanzado este invierno su nivel invernal más bajo en más de treinta años, mientras el río Po tiene un tercio de su caudal. El país sufrió en 2022 la peor sequía en setenta años. De cara al próximo verano nada indica que la situación vaya a mejorar.

PUBLICIDAD

Los niveles de agua almacenada en algunas zonas de Italia son menos de la mitad de lo normal, advierten los expertos.

Tras las escasas lluvias y nevadas alpinas del invierno, Italia se prepara para **un segundo año consecutivo de grave sequía.**Los embalses y lagos se encuentran en niveles extremadamente bajos, lo que amenaza la producción agrícola.

"Las consecuencias de una sequía tan larga están a la vista", advierte Ramona Magno, investigadora del Instituto de Bioeconomía del Consejo Nacional de Investigación. "Los grandes lagos están muy por debajo de sus niveles medios estacionales, especialmente el nivel del lago de Garda ha alcanzado su punto más bajo, con cerca del 38 % de su capacidad. A lo largo de todo el curso del río Po, el caudal es inferior al del año pasado durante el mismo periodo".

Los niveles de almacenamiento de agua en algunas partes de Lombardía son menos de la mitad de lo normal  en esta época del año, declaraba Attilio Fontana, presidente de la región.

¿Cuál fue la gravedad de la sequía italiana en 2022?

Italia sufrió el año pasado la peor sequía de los últimos setenta años. El río Po, el más largo del país, se convirtió en una larga extensión de arena.

Un invierno anormalmente seco apenas ha aliviado a los agricultores. El lago de Garda ha alcanzado su nivel invernal más bajo en más de treinta años, dejando al descubierto un camino de arena hasta la isla de San Biago. El pasado febrero, la línea de flotación del lago estaba unos 65 cm por debajo de la media para esta época del año.

La prolongada sequía está devastando los cultivos del país. Coldiretti, la principal asociación de agricultores del país, comentó que el sector había perdido unos seis mil millones de euros el año pasado y predijo que trescientas mil empresas perderían más si la sequía no terminaba.

Euronews
Rocas submarinas emergen a la superficie del lago de Garda tras la peor sequía en Italia en setenta años en Sirmione.Euronews

Los operadores de embarcaciones también sufren las consecuencias, ya que el caudal del río disminuye y las aguas se vuelven poco profundas. La navegación de las embarcaciones más grandes será imposible si no llueve pronto.

¿Cuál será la gravedad de la sequía en Italia este año?

La sequía extrema afecta ya al 6 % de las ciudades de Lombardía y Piamonte. Diecinueve de ellas registran el nivel más alto de escasez, según Utilitalia, una federación de empresas de servicios públicos. 

Algunas ciudades ya han empezado a recibir agua potable en camiones cisterna.

A principios de abril, el nivel del río Po alcanzó un mínimo estacional récord en treinta años, con un caudal de un tercio de la media, según la autoridad de la cuenca del Po.

Los Alpes circundantes han pasado un invierno inusualmente seco y cálido, por lo que no tienen las reservas de nieve que normalmente habrían alimentado el río a finales de primavera y en verano.

La capa de nieve está ahora un 75 % por debajo de la media estacional de diez años, según la agencia de clima y medio ambiente de la provincia de Bolzano. Los lagos alpinos de la provincia suelen almacenar una media de cien millones de litros de agua, pero el nivel actual apenas alcanza los 42 millones.

Este tiempo inusualmente seco será cada vez más frecuente. El último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático predice que las precipitaciones en el valle del Po variarán más en los próximos años, con un aumento de los fenómenos meteorológicos extremos.

Los bajos caudales dejan que el mar Adriático se filtre por los ríos Po y Adigio a lo largo de decenas de kilómetros, poniendo en peligro cultivos, criaderos de almejas, acuíferos e incluso el agua potable de algunos pueblos.

"La frecuencia e intensidad de los fenómenos meteorológicos extremos están subiendo el listón cada vez más", ha dicho Magno. "Los costes de una respuesta se hacen insostenibles y dejan heridas cada vez más profundas y difíciles de curar".

A lo largo de las orillas del río Adigio, en el norte de Trento, el caudal es la mitad de la media estacional.

Los bajos caudales dejan que el mar Adriático se filtre por los ríos Po y Adigio a lo largo de decenas de kilómetros, poniendo en peligro cultivos, criaderos de almejas, acuíferos e incluso el agua potable de algunos pueblos.

¿Cómo se está preparando Italia para la sequía?

La Primera Ministra italiana Giorgia Meloni creó el mes pasado una sala de control para supervisar la capacidad hídrica de todo el país. En febrero, nombró a un comisario extraordinario con poderes ejecutivos para llevar a cabo el plan de lucha contra la sequía del Gobierno.

PUBLICIDAD

Pero algunos mantienen que el ejecutivo no está mirando lo suficientemente lejos.

"Italia es muy buena en la gestión de emergencias, pero bastante mala en la planificación", asegura  Alessandro Bratti, secretario general de la autoridad fluvial del Po. "En el reciente decreto sobre la sequía publicado por el Gobierno no hay nada, no hay planificación plurianual, no hay proyectos ejecutivos de infraestructuras".

La intrusión de agua salada podría frenarse con barreras antisal, pero la autoridad de la cuenca del Po acaba de recibir los fondos para el proyecto y pasarán años o incluso décadas antes de que se ponga la primera piedra.

El Gobierno regional de Lombardía ha pedido a las compañías de agua y a los operadores hidroeléctricos que limiten su uso. Muchos agricultores también están invirtiendo en sistemas de irrigación de precisión para ahorrar agua durante los meses más calurosos del año.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Venezuela | El lago Maracaibo convertido en una piscina verde tóxica

Semana Europea: Temperaturas de récord en España

La sequía en España pone en riesgo la producción del jamón ibérico