La agricutlura sostenible: comercio justo y trazabilidad del producto

La agricutlura sostenible: comercio justo y trazabilidad del producto
Derechos de autor euronews
Derechos de autor euronews
Por Cyril Fourneris
Compartir esta noticia
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La cooperativa Cayat es pionera en el comercio justo y la trazabilidad del cacao en Costa de Marfil. Hablamos con los responsables detrás de este proyecto para aprender más sobre la agricultura sostenible.

En Adzopé, una pequeña ciudad de Costa de Marfil que dio su nombre a un chocolate, la cooperativa Cayat es pionera en el comercio justo y la trazabilidad del cacao. Robert Yao Nguettia, secretario general de la cooperativa, nos explica más: 

"Las normas se aplican a todos, así que no aceptamos a productores que hayan deforestado o que estén en zonas protegidas. Con el cambio climático aquí en África, las temperaturas son altas, no llueve. Lo habíamos previsto, incluso antes de que llegaran estas normas, ya estábamos poniendo viveros de árboles de sombra".

"Aquí cultivamos árboles de sombra. Estos árboles frutales y forestales se distribuyen a los productores. Les ayuda a cultivar cacao, porque hemos visto que en los últimos años hemos tenido demasiado sol y los árboles de cacao ya no pueden producir. Hemos comprobado que plantar árboles les ayuda y, además, las hojas de los árboles que caen al suelo mejoran la tierra, actuando como abono. También plantamos árboles frutales, que les proporcionan otras fuentes de ingresos", dice Ake Rosin, secretaria general de la Asociación de Mujeres de la cooperativa Cayat.

Para la directora general, Awa Bamba, está muy bien salvar el planeta, pero también es necesario salvar a las personas que viven en él:

"A nivel cooperativo, empleamos a una veintena de jóvenes para realizar inspecciones de las plantaciones, seguidas de formación. Hemos conseguido poner en marcha medidas para proteger el medio ambiente, pero no es fácil para todas las cooperativas de Costa de Marfil. Así que, si queremos conservar a los pocos productores que todavía quieren seguir cultivando cacao, vamos a tener que comprar cacao a un precio realmente rentable. Cada uno de nosotros tiene una responsabilidad. Tenemos que definir las responsabilidades del chocolatero, del exportador y, por último, de los productores. Cada uno tiene que tener claro lo que tiene que hacer".

Compartir esta noticia