EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

¿Cuáles son los riesgos para la salud de trabajar durante una ola de calor?

¿Cuáles son los riesgos para la salud de trabajar durante una ola de calor?
Derechos de autor euronews
Derechos de autor euronews
Por Jeremy Wilks
Compartir esta noticia
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Desde guías turísticos a agricultores, millones de empleados tienen que trabajar al aire libre, incluso en una ola de calor. ¿Qué ocurre dentro de nuestro cuerpo y a qué peligros para la salud nos enfrentamos?

PUBLICIDAD

Este mes en Clima Ahora viajamos a Grecia para conocer a científicos que investigan los riesgos del calor extremo en el lugar de trabajo.

Se produce cuando el Servicio de Cambio Climático Copernicus ha publicado sus últimos datos, que indican que marzo de 2024 fue el más cálido registrado a nivel mundial, con temperaturas 0,7 grados centígrados por encima de la media de 1991-2020, y 2,2 grados por encima de la media en Europa.

Las temperaturas medias mundiales se situaron en marzo 0,7C por encima de la media de 1991-2020. Euronews / Servicio de Cambio Climático de Copernicus operado por ECMWF
Las temperaturas medias mundiales se situaron en marzo 0,7C por encima de la media de 1991-2020. Euronews / Servicio de Cambio Climático de Copernicus operado por ECMWFeuronews

Alemania y los Países Bajos tuvieron su marzo más cálido desde que se tienen registros, y fue mucho más cálido que la media en el este de Estados Unidos y Canadá. Mientras tanto, en algunas zonas de California hacía un frío inusual y nevaba. Las temperaturas de la superficie del mar en todo el mundo siguen alcanzando niveles récord en las zonas no polares.

Comparación de la anomalía de temperatura de marzo de 2024 con los datos desde la década de 1940. Euronews / Servicio de Cambio Climático de Copernicus operado por ECMWF
Comparación de la anomalía de temperatura de marzo de 2024 con los datos desde la década de 1940. Euronews / Servicio de Cambio Climático de Copernicus operado por ECMWFeuronews

El gráfico de Copernicus de las anomalías de la temperatura del aire desde la década de 1940 muestra cómo los tres primeros meses de 2024 fueron más de 1,5 grados más cálidos que la media preindustrial. Con los datos de marzo, llevamos 10 meses seguidos de temperaturas récord para la época del año.

El sur de Europa registró precipitaciones superiores a la media en marzo de 2024. Euronews / Servicio de Cambio Climático de Copernicus operado por ECMWF
El sur de Europa registró precipitaciones superiores a la media en marzo de 2024. Euronews / Servicio de Cambio Climático de Copernicus operado por ECMWFeuronews

El creciente problema del estrés térmico

Muchos trabajadores de todo el mundo se enfrentan actualmente al problema del estrés térmico en el lugar de trabajo. En el pasado, el problema se asociaba a los obreros de la construcción y los trabajadores manuales, pero hoy las investigaciones muestran que afecta a un amplio espectro de la población, desde periodistas e inspectores de seguros hasta personal de teatros de verano y guías turísticos.

Androniki Miliou ofrece visitas guiadas por Meteora, patrimonio de la humanidad, en el centro de Grecia, y cuenta a Euronews que en los meses de verano las temperaturas pueden ser difíciles de soportar: "Muchas veces tenemos 35 grados centígrados y más, así que es bastante difícil. Muchas veces, tenemos que esperar mucho tiempo en las escaleras para subir a un monasterio, y eso no nos ayuda, ni a nosotros ni a otras personas, a sobrellevarlo".

En los días más calurosos, también pierde ingresos: "Cuando el calor es insoportable a menudo se cierran los yacimientos arqueológicos porque ni nosotros ni la gente podemos soportarlo", dice.

¿Qué ocurre dentro de nuestro cuerpo cuando tenemos demasiado calor?

En la ciudad de Trikala, en la Universidad de Tesalia, un grupo de investigación dirigido por el profesor Andreas Flouris estudia los efectos del calor en el cuerpo en el lugar de trabajo. El profesor Flouris forma parte de un gran esfuerzo de concienciación en Grecia sobre el problema del estrés térmico, que ha llevado incluso al servicio meteorológico nacional a publicar en Internet lo que se conoce como temperatura WBGT, un indicador del calor que hace en función de la radiación, la temperatura y la humedad.

Le conocimos mientras estudiaba al agricultor Athanasios Peristeris, equipándole con sensores para medir su consumo de energía y la temperatura exterior e interior de su cuerpo.

"Por un lado, necesitamos saber cómo se siente su cuerpo exterior -lo llamamos el caparazón-, pero también el núcleo, que es realmente importante para la temperatura cerebral", dice el profesor Flouris.

El siguiente paso es realizar trabajos manuales pesados en esta cámara, que se calienta hasta condiciones de ola de calor, con luces para simular la luz del sol. Mientras Peristeris trabaja, el 85% de su energía se convierte en calor, calentando su cuerpo, incluido el cerebro.

"Mientras hace este tipo de trabajo, su temperatura central aumenta. Y si supera los 39-39,5 grados centígrados, su temperatura cerebral empezará a afectar al funcionamiento de su sistema nervioso. En algún momento, el cerebro se colapsará, lo que provocará un estado que puede incluso llevar a la muerte, que es lo que llamamos insolación", explica el profesor Flouris.

Sus investigaciones demuestran que el cerebro y los nervios son las partes del cuerpo más sensibles al calor: "No son nuestros riñones, no son nuestros pulmones, no es nuestro corazón -aunque éstos también se ven afectados-, sino que el sistema nervioso central es el que primero se estropea".

Cuando trabaja en verano, Peristeris evita las horas más calurosas del día. Sin embargo, nos cuenta que el calor le puede sentar mal a veces.

"La sensación que me produce el calor es malestar, dolor en el pecho, algo así como peso aquí delante, y dificultad para respirar", dice.

Estos síntomas son la primera señal de problemas. Cuando el cerebro y el cuerpo están demasiado calientes, los trabajadores deben parar, descansar, beber agua y buscar la sombra. Si lo hacen, preservarán su salud y también su productividad, según el profesor Flouris.

"Una cuestión muy importante que hay que entender es que el calor es una situación en la que todos pierden. Tanto los trabajadores pierden salud, como los empresarios pierden muchos beneficios económicos debido a las pérdidas de productividad".

"Pero hemos visto que con soluciones sencillas y prácticas no se pierde productividad. De hecho, se gana productividad en lugar de perderla", concluye.

Compartir esta noticia