This content is not available in your region

Vicenza o una ciudad pionera en el reciclaje que da una segunda vida a los objetos

Por Aurora Velez  & Euronews
euronews_icons_loading
Vicenza o una ciudad pionera en el reciclaje que da una segunda vida a los objetos
Derechos de autor  euronews

Vicenza es pionera en el reciclaje, dando una segunda vida a los objetos. No muy lejos del centro histórico de esta ciudad italiana, los trabajadores de la cooperativa social Insieme, creada en 1979, recogen por las casas, muebles y objetos de todo tipo que, de otro modo, habrían acabado en la basura. Se reciclan o reacondicionan en la cooperativa y luego se venden, para darles una segunda vida.

La cooperativa es uno de los ‘parques de reutilización inteligente’ del proyecto SURFACE. Este proyecto europeo lucha contra el despilfarro, promoviendo la reutilización de objetos, al tiempo que apoya acciones sociales y de reinserción. Federica visita la tienda de Insieme, al menos una vez al mes, desde hace unos años.

"Me gusta venir aquí y comprar algo de segunda mano porque me gusta la idea de dar una nueva historia a algo que ya la tiene. Hoy estoy buscando broches. Pero si encuentro otra cosa, igual la compro", declara la clienta Federica Santimaria.

SURFACE ha reunido a 10 socios de 9 países europeos (República Checa, Austria, Alemania, Italia, Hungría, Croacia, Polonia, Eslovenia y Bélgica) durante 3 años.

El presupuesto total del proyecto es de 2,16 millones de euros, de los cuales 1,78 millones están financiados por la Política de Cohesión Europea. En su haber: 254 iniciativas*, un ahorro de más de 1 600 toneladas de residuos (1.607.610 kg) y la creación de 253 puestos de trabajo (253). Las cifras corresponden al período comprendido entre 2017 y 2020.

(*Iniciativas de reutilización: organización de eventos como reformas de cafeterías, apoyo a proyectos locales, etc. Todos los centros que participaron en el proyecto SURFACE siguen activos hoy en día, según el coordinador del proyecto)

La integración sociolaboral es una de las prioridades de Insieme. Sylvester es nigeriano, lleva dos años trabajando en la cooperativa. Se encarga de cribar lo que se descarta definitivamente y lo que se puede revender.

"Este es mi primer empleo en Italia. Sin trabajo... no puedes hacer nada. Eres como alguien que está en la calle, como si te hubieran dejado solo. Pero, gracias a Dios, tengo este empleo y me gusta. ¡Es genial!", afirma Sylvester Odijie, ciudadano que forma parte de la plantilla laboral de Insieme.

Cada año, llegan a la nave de la cooperativa más de 1 000 toneladas de materiales. La mitad se reacondiciona y se revende (700 toneladas al año se reutilizan y se venden en las tiendas de segunda mano). Las bicicletas, los pequeños electrodomésticos y la ropa son los más valiosos. Así, la cooperativa recibe 300 toneladas al año, solamente de prendas textiles.

En el taller de costura de Katharina se acumulan las chaquetas de cachemira de los hombres, nadie las quiere. Antes de venderlas, les da un nuevo aspecto porque, según explica, tardarían varias generaciones en desintegrarse en la naturaleza.

"Una chaqueta tarda entre 30 y 40 años en deshacerse bajo tierra. He intentado transformar esta chaqueta, con un mínimo de esfuerzo, en una prenda nueva", señala Katharina Hoch, diseñadora que trabaja en la cooperativa Insieme.

Insieme y Vicenza apuestan, de esta manera, por la ‘economía circular’.