This content is not available in your region

¿Quiénes y cómo están ayudando militarmente a Ucrania frente a Rusia?

Access to the comments Comentarios
Por Alberto De Filippis  & Euronews en español
Ukrainian Territorial Defense Forces, the military reserve of the Ukrainian Armes Forces, take part in a military exercise near Kiev
Ukrainian Territorial Defense Forces, the military reserve of the Ukrainian Armes Forces, take part in a military exercise near Kiev   -   Derechos de autor  SERGEI SUPINSKY/AFP or licensors

Ante las amenazas rusas y el riesgo de invasión, Ucrania ha pedido ayuda militar a los países europeos. Pero el suministro de armas a Ucrania continúa originando polémica.

Alemania y la prohibición de enviar armas

Alemania ha sido uno de los mayores oponentes a proporcionar armas a Kiev, seguido por varios Estados miembro. El ministro de Exteriores de Luxemburgo Jean Asselborn lo ha dejado claro: "Creo que es un error decirle a la gente que la superioridad militar rusa sobre Ucrania puede equilibrarse enviando armas", ha dicho.

El alcalde de Kiev Vitali Klitschko ha expresado su decepción ante la actitud de Berlín. "Esta es negación de ayuda y una traición de un amigo en una situación dramática, en la que nuestro país está amenazado por tropas rusas en muchos puntos de la frontera", escribía en un artículo publicado en el diario Bild.

Pero también hay un grupo de países con un pasado tan ligado a la URSS como los bálticos, la República Checa o Polonia ,que se muestran muy proactivos a la hora de enviar armas a Ucrania.

Polonia y sus decenas de miles de balas

El pasado 1 de febrero el primer ministro polaco Mateusz Morawiecki ofreció oficialmente "decenas de miles de balas y munición de artillería, morteros ligeros, drones de reconocimiento y otro tipo de armas defensivas", aunque no reveló detalles sobre los términos y condiciones de este gesto.

Hemos preguntado a Yago Rodríguez, analista político y director del sitio The political room, cómo piensa que Polonia quiere ayudar a Ucrania. "Se cree que Varsovia ya ha enviado drones kamikaze. Este es un sistema armamentístico en el que la munición es un dron que sobrevuela la zona esperando el objetivo y que lo ataca una vez que lo localiza. La fase de sobrevuelo permite la selección de blancos. Se cree que Varsovia también ha enviado misiles antiaéreos GEOM. Son sistemas que se guían por el calor y que permiten disparar contra un avión hasta a tres kilómetros de distancia. Estas armas son sobre todo empleadas contra tanques para ralentizar un ataque terrestre. Los misiles serían usados para limitar la estratégica superioridad aérea rusa. Los drones suicidas podrían también atacar posiciones de la artillería rusa"

1,7 millones de dólares en proyectiles de la República Checa

Más recientemente, el 26 de enero, el Gobierno checo aprobó facilitar a Ucrania gran cantidad de artillería. Concretamente, el envío de 4 006 proyectiles almacenados de 152 milímetros por un valor total de 1,7 millones de dólares sin coste para Ucrania fue concedido tras una petición del ministerio de Defensa.

Países Bálticos y los obuses de la RDA

Letonia y Lituania están preparados para proporcionar misiles antiaéreos Stinger y su equipamiento. Mientras Estonia estaría dispuesta a donar una cantidad no especificada de misiles antitanque Javelin. 

Aunque el Gobierno alemán está analizando un permiso presentado al respecto por Tallín. ¿Por qué Berlín interfiere en los asuntos de terceros?

Obuses de la antigua RDA fueron vendidos primero a Finlandia bajo condiciones especiales y luego desde allí fueron entregados a Estonia. Una de esas condiciones fue que Berlín pudiera vetar su destino final.

La ayuda política y no letal alemana

Alemania envió recientemente cinco mil cascos a Ucrania. Yago Rodríguez explica el porqué: "Ayuda no letal, es un acto político. La ayuda económica procedente de Alemania y de la Unión Europea ha sido significativa. Pero esto muestra una elección política. No querer enviar armas no significa elegir la paz. Significa no querer apoyar a Ucrania a cualquier precio. El canciller Olaf Scholz ha recordado que su país ha ofrecido más de dos mil millones de euros a Kiev en unos pocos años como ayuda económica".

España, Países Bajos y Dinamarca desplazan barcos y tropas

España ha movilizado un par de fragatas y algunos aviones de caza hacia el Mar Negro. Países Bajos y Dinamarca han desplazado algunos contingentes de tropas, pero no a territorio ucraniano sino al de otros países de la OTAN. El objetivo es disuadir a Rusia de un posible ataque.

Rodríguez mantiene que "también es impensable que la UE pueda ayudar militarmente a Ucrania a defender sus fronteras. En los tratados europeos, el bloque solo puede intervenir para defender a otro Estado miembro".

Rusia intentaría crear un Estado disfuncional

Otro experto entrevistado por Euronews, Oleksandr Sushko, director ejecutivo de la Fundación Internacional Renacimiento de Kiev, opina lo mismo. "No creo en una ocupación total de Ucrania. La población está en contra y Moscú no cuenta con recursos suficientes. Lo que Moscú podría intentar en lugar de eso es crear un sistema bosnio, un Estado disfuncional, una administración dividida e ineficiente, con algunas partes controladas por Rusia".

Ucrania, un antiguo paraíso de las armas

**¿Pero necesita realmente Ucrania armas para defenderse? **

El país ha sido hasta hace pocos años uno de los mayores exportadores de armas del mundo. Mientras formó parte de la Unión Soviética, producía el 30% del armamento del país. Un sector que empleó a un millón de trabajadores en más de 750 fábricas en todo el territorio. Cuando la URSS desapareció, también lo hicieron estas armas, sumergidas en el mercado negro y posteriormente vendidas a países africanos. Una película protagonizada por Nicolas Cage, El señor de la guerra (2005) explicaba dónde acabaron exactamente.

En 2012 Ucrania fue el cuarto mayor exportador de armas del mundo. Sus mejores clientes, Pakistán, China y Rusia, una de las razones por las que la mayoría de los ucranianos dijeron entonces NO a entrar en la OTAN.

La corrupción acabó con el negocio

Pero Ucrania producía partes sueltas de sistemas armamentísticos, no tenía una industria capaz de crear el arma completa. ¿Otro tema importante? La corrupción. En 2010 todas las empresas ucranianas se fundieron en un conglomerado llamado  Ukroboronprom, que en solo diez años acabó con la producción nacional por culpa de la corrupción. En 2014 168 000 personas formaban parte del personal militar ucraniano. Solo seis mil de ellas habían recibido entrenamiento militar. El resto engrosaba una administración gigantesca e inútil. 

Como cuenta el periodista chileno Carlos González en su documental Ucrania, la guerra olvidada, cuando los territorios del este del país se separaron, se formaron grupos de voluntarios ucranianos. También surgieron grupos paramilitares integrados por musulmanes ucranianos. ¿Cómo se pagó esta guerra? Con microfinanciación colectiva o crowdfunding. Aparecieron organizaciones como Vuelve vivo, que consiguieron reunir dinero para comprar armas para los voluntarios. También contribuyó a la causa la diáspora ucraniana repartida por el mundo. 

Estados Unidos envía misiles bajo la condición de no usarlos en combate

Una de las condiciones que Washington impuso a Kiev para suministrarle armas fue que todos los voluntarios deberían integrarse en un ejército regular. Los grupos paramilitares lo hicieron y el ejército ucraniano aumentó sus filas hasta contar, según el ministerio del Interior, con 250 000 miembros.

EE. UU. ha enviado ya 2 500 millones de dólares en ayuda militar a Ucrania desde 2014. Una ayuda que incluye vehículos y radares antiartillería. La OTAN también ha facilitado instructores militares para entrenar a las tropas. 

Todo ello, siempre, con fines disuasorios. Ucrania cuenta con misiles antitanque Javelin estadounidenses, un sistema portátil de lanzamiento de cohetes. Un arma que resultaría muy útil durante la batalla. Aunque el contrato de suministro prohíbe, precisamente, emplearlos... en combate. 

Occidente no quiere una guerra. La UE, que cuenta con países que dependen del gas ruso, tampoco. Moscú no quiere a Ucrania ni en la OTAN ni como Estado miembro de la la Unión Europea. 

Se diría que nadie desea un conflicto armado. Y, sin embargo, parece que el viejo continente no ha estado nunca tan cerca de una desastrosa guerra justo al borde de sus fronteras desde el final de la II Guerra Mundial.