This content is not available in your region

La Unión Europea revisa a la baja el crecimiento de su economía y habla de más inflación

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
euronews_icons_loading
La Unión Europea revisa a la baja el crecimiento de su economía y habla de más inflación
Derechos de autor  European Union, 2022

La presión derivada de los altos precios de la energía hace que la inflación aumente aún más, lo que frena todas las perspectivas de crecimiento de la Unión Europea y la zona euro, según las últimas previsiones de la Comisión Europea.

El propio Comisario europeo de Asuntos Económicos, Paolo Gentiloni, era el encargado de confirmarlo: "Los elevados precios de la energía, los cuellos de botella de la oferta y los efectos de base están actuando con fuerza para hacer subir los precios al consumo", explicaba Gentiloni. "En comparación con las previsiones de otoño, las proyecciones de inflación se han revisado al alza de forma significativa para este año".

Gentiloni también remarcaba cómo "las indicaciones sobre el futuro muestran que los precios de la energía van a seguir siendo altos durante más tiempo y las presiones sobre los precios se están extendiendo a varias categorías de bienes y servicios".

Para mantener la inflación baja y estable, el Banco Central Europeo fijó un objetivo de inflación del 2 por ciento. La Comisión Europea estimó que la inflación anual en la zona euro pasaría del 2,6 por ciento en 2021 al 3,5 en 2022, para bajar después al 1,7 en 2023.

BCE
Previsiones de crecimiento de la Comisión EuropeaBCE

Pero los expertos se muestran cautelosos con respecto a estas previsiones, dado que la incertidumbre sobre las interrupciones de la cadena de suministros y por supuesto sobre la pandemia sigue siendo alta.

La preocupación por el aumento de la inflación o los planes de endurecimiento de la política monetaria ya han repercutido en los mercados mundiales. Ante este escenario, ¿cuál es realmente el riesgo de una nueva crisis financiera? Guntram Wolff, director del laboratorio de ideas Bruegel, responde a esta pregunta:

"Me gustaría poder decir con confianza que esta queda descartada", opina Wolff. "Creo que la realidad es que la eurozona sigue estando en una situación frágil y que lo que necesitamos son dos cosas: necesitamos trabajo a nivel nacional para reformar y aumentar el crecimiento de la productividad. Pero también necesitamos más acción europea. Y eso significa que tenemos que debatir la espinosa cuestión de la unión fiscal y de una mayor integración fiscal. Y creo que al final, la eurozona no puede ocultar este debate para siempre, especialmente en un periodo en el que la inflación irá en aumento y la política monetaria no podrá intervenir más".

Por supuesto, las perspectivas de la inflación, pero también las de la economía europea en general dependen también de las tensiones entre Ucrania y Rusia. Como ya subrayó Gentiloni, "la estabilidad de la paz y el crecimiento económico están evidente y estrictamente relacionados".