This content is not available in your region

¿Qué piensan los rusos de la invasión de Ucrania por parte de Putin?

Access to the comments Comentarios
Por Anastasia Trofimova
Cuatro rusos cuentan a Euronews su opinión sobre la invasión de Ucrania por parte de Moscú
Cuatro rusos cuentan a Euronews su opinión sobre la invasión de Ucrania por parte de Moscú   -   Derechos de autor  Credit: Anastasia Trofimova

"Chicos, ¿dónde está la protesta principal?", pregunta Ksenia, de 28 años, que ha salido a la calle a protestar por primera vez en su vida.

Son las 9 de la noche en Moscú y la policía ya ha disuelto el grueso de las protestas. Como cualquiera que lleve carteles contra la guerra es detenido inmediatamente, los manifestantes se pasean despreocupadamente hasta que se reúne una multitud lo suficientemente grande como para gritar su oposición a lo que está ocurriendo en Ucrania.

Dos mujeres de mediana edad sisean "¡no a la guerra!" a la policía antes de salir corriendo, riendo nerviosamente.

"¡A trabajar, vamos!", ordena el policía a sus subordinados. Un grupo de tres jóvenes policías sale a la calle pero no encuentra ningún objetivo adecuado. Finalmente localizan a un hombre que, al ser arrastrado hasta el furgón policial, se revela muy borracho. Se le deja en libertad.

Los manifestantes se deslizan por las calles más pequeñas, siguiendo las actualizaciones de ubicación de los canales de Telegram. Los convoyes de furgones policiales los siguen. Es un juego masivo del gato y el ratón. La noche termina con un hombre de 39 años que conduce un coche contra las barreras policiales en la plaza Pushkin con carteles "¡Esto es la guerra!" y "¡Levántate, pueblo!". El coche empieza a arder; el hombre es detenido.

En el sexto día de la guerra en Ucrania, se han producido más de 6.000 detenciones en las protestas contra la guerra en toda Rusia.

Credit: Anastasia Trofimova
KseniaCredit: Anastasia Trofimova

"La noche (de la invasión) estaba de muy buen humor", recuerda Ksenia. "Mi amiga y yo estábamos celebrando el 23 de febrero (Día del Defensor de la Patria o, más comúnmente, el Día del Hombre).

"Estábamos fuera, bebiendo vino y cantando en los columpios. A las 6:05 de la mañana, Forbes anunció que Putin había declarado el inicio de la operación militar. Y eso es todo. Mi mundo se dividió en un antes y un después".

Ksenia trabaja en relaciones públicas y habla sin tapujos.

"Putin está loco. Ninguna persona cuerda haría algo así. Ucrania perseverará. Mientras tanto, nosotros estaremos en [la] mierda".

Hace mucho tiempo que se veía venir

"No eres uno de esos liberales, ¿verdad?", pregunta Yuri, de 49 años. No es un fan de los manifestantes antiguerra como Ksenia.

Credit: Anastasia Trofimova
YuriCredit: Anastasia Trofimova

"Estoy en contra de la guerra. Pero, para ser sincero, hace mucho tiempo que se veía venir. El problema no es con Ucrania, sino con esos anglosajones que se arrastran sobre nosotros. Sólo hay que ver lo que ha pasado con los países en los que se han metido, como Siria. Y ahora intentan llegar a nosotros (crear conflictos internos) a través de Ucrania. Por lo tanto, creo que todo esto está justificado y es correcto".

Los liberales a los que Yuri odia responderían del mismo modo llamándole "víctima de la caja de zombis", o de la televisión estatal. Esta división ideológica recorre muchas familias rusas. Sin embargo, el sentimiento de Yuri es demasiado común como para descartar que se trate de una charla de locos en los márgenes.

El miedo a la OTAN era y es muy real aquí. Los ejemplos de Yugoslavia y Libia, dos estados bombardeados por las fuerzas de la OTAN, se utilizan para impulsar el temor de que Rusia pueda ser la siguiente. El día antes del comienzo de la guerra, Putin habló a la nación de las promesas de la época de la Segunda Guerra Mundial de no expandir la OTAN hacia el este y dijo que esas promesas se habían roto cinco veces. El coqueteo de Ucrania con el ingreso en la OTAN hizo que esos temores se dispararan.

Credit: Anastasia Trofimova
NikitaCredit: Anastasia Trofimova

Yuri es uno de los muchos que ven los acontecimientos a través de un prisma de miedo.

"Si me llaman, iré", dijo. "Los rusos no tienen miedo al ejército. Todos tenemos hijos. Al menos mis hijos estarán protegidos".

¿Qué opina de las sanciones a Rusia?

"Nuestro pueblo siempre ha estado bajo algún tipo de sanciones. Estamos acostumbrados. Si sobrevivimos durante el hambre y los asedios, lo conseguiremos".

Hace sol, la gente se toma selfies en la Plaza Roja, mientras un largo convoy de autobuses de la Guardia Nacional pasa junto a los muros del Kremlin. Se esperan más protestas.

Nikita, de 20 años, dice a Euronews: "Estoy sobre todo en contra de la guerra. Pero no sé qué habría hecho yo en lugar del gobierno. Si la guerra no hubiera empezado ahora, quizá cinco o seis años después Ucrania podría haber entrado en la OTAN y las consecuencias habrían sido muy diferentes para nuestro país. Por supuesto, me siento realmente mal por la gente de a pie que no puede influir en las decisiones de su gobierno". Se le pregunta a Nikita si se refiere a los rusos o a los ucranianos. "A todos nosotros. Los nuestros están muriendo allí y los ucranianos también".

Credit: Anastasia Trofimova
OlesyaCredit: Anastasia Trofimova

"Estoy en contra de la guerra", dijo Olesya, de 45 años, que tiene la mayoría de sus familiares en la región separatista del Donbás. "Pero creo que esto debería haberse hecho en 2014 y entonces no tendríamos guerra hoy. Dónde estaba Occidente, con toda su preocupación humanitaria, cuando los ucranianos bombardearon a la gente de Donbás?"

La guerra en el este de Ucrania estalló en 2014 después de que Rusia se anexionara Crimea. A continuación, dos regiones separatistas del Donbás, Donetsk y Lugansk, declararon su independencia de Kiev. Esto desencadenó un conflicto entre las fuerzas ucranianas y los separatistas apoyados por Rusia, que ha causado víctimas en ambos bandos.

Pero aunque entre los rusos se justifica la invasión de Ucrania, no ha habido manifestaciones de apoyo.

Por el contrario, los que salen a la calle son los que están en contra, a pesar de las amenazas de detenciones. La mayoría de los rusos tienen familia y amigos en Ucrania.

"La guerra siempre es horrible. La guerra nunca conduce a nada bueno y tampoco lo hará esta vez", - dice Tonya, de 18 años, llevando una bolsa con un cartel de "No a la guerra" cosido a mano.

"Tengo miedo y me duele por mis amigos de Ucrania, que me escriben 'vamos a bajar al refugio antibombas'. Bromeamos: 'Ha sido una mañana explosiva, ¿no?' y ella dice: 'Ha sido simplemente bombástica'. En los últimos tres días, he dormido 10 horas en total. El resto del tiempo estoy llorando".

Una guerra con un país con los más fuertes lazos históricos y culturales con Rusia era risible, ridícula, absurda. Hasta el 24 de febrero de 2022. El ataque de Putin a Ucrania tomó por sorpresa a la mayoría de los rusos.