This content is not available in your region

Análisis: Una rápida mirada a las elecciones legislativas en Francia

Access to the comments Comentarios
Por Anelise Borges
Carteles electorales de la candidata presidencial Roxana Maracineanu y Rachel Keke son vistos el jueves 16 de junio de 2022 en Thiais, al sur de París.
Carteles electorales de la candidata presidencial Roxana Maracineanu y Rachel Keke son vistos el jueves 16 de junio de 2022 en Thiais, al sur de París.   -   Derechos de autor  AP Photo/Jade Le Deley

Francia acudirá a las urnas este fin de semana para votar en su segunda ronda de elecciones legislativas con una posible amenaza para la mayoría parlamentaria del presidente Emmanuel Macron.

Las elecciones podrían marcar un camino recto o un camino lleno de obstáculos para Macron a la hora de gobernar el país.

El movimiento "Renacimiento" del presidente francés quiere aprobar una serie de reformas, como cambios en el sistema de jubilación, incluido el aumento de la edad de jubilación.

El bloque del presidente francés intentará conseguir al menos 289 escaños para constituir una mayoría. Los últimos sondeos apuntan a que deberían conseguir entre 255 y 295 escaños, muy por debajo de los 345 que tienen actualmente en la Asamblea Nacional.

¿Su principal reto?

Una nueva unión de partidos de izquierda llamada "NUPES", dirigida por el líder de extrema izquierda Jean-Luc Mélenchon, que quedó tercero en las elecciones presidenciales.

Mélenchon ha dicho que quiere obligar a Macron a elegirle como primer ministro en caso de que la izquierda obtenga la mayoría en el Parlamento. Su movimiento exige un recuento de la primera vuelta de las elecciones legislativas, alegando que las autoridades no etiquetaron correctamente a los candidatos.

A solo tres días de la votación del domingo, el presidente Macron fue noticia por su visita a la capital ucraniana, Kiev.

Macron ha advertido en repetidas ocasiones a los votantes franceses que, sin una mayoría, habrá caos en el país y que Europa ya se enfrenta a suficientes desafíos.

Todavía es una incógnita si esto convencerá a los votantes para que acudan a votar el domingo.

En la primera vuelta, solo el 47% de los votantes registrados acudieron a las urnas, un mínimo histórico en la historia moderna del país.