This content is not available in your region

¿Porqué Lituania no se sumó a los tributos a Gorbachov?

Access to the comments Comentarios
Por Jorge Liboreiro
euronews_icons_loading
Lituania proclamó su independencia en 1990.
Lituania proclamó su independencia en 1990.   -   Derechos de autor  Victor Yurchenko/AP

Los líderes europeos conmemoraron la muerte de Mijaíl Gorbachov, el último líder de la Unión Soviética al que hoy se le atribuye el mérito de haber alejado a Rusia del comunismo y acercarla al liberalismo.

"Mijail Gorbachov era un líder de confianza y respetado. Desempeñó un papel crucial para poner fin a la Guerra Fría y derribar el Telón de Acero", aseguró la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

"Es un legado que no olvidaremos". Las palabras de Von der Leyen se repitieron en toda Europa Occidental, con homenajes que no tardaron en llegar desde Berlín, París, Londres, Roma, Madrid, Bruselas, Ámsterdam y Viena.

Pero en Vilnius, la reacción fue diferente.

"Los lituanos no glorificarán a Gorbachov", dijo Gabrielius Landsbergis, ministro de Asuntos Exteriores de Lituania. "Nunca olvidaremos el simple hecho de que su ejército asesinó a civiles para prolongar la ocupación de nuestro país por su régimen", aseguró el político.

Landsbergis se refería a los trágicos acontecimientos de enero de 1991, que aún resuenan en toda Lituania. Ese mes representó un punto de inflexión en la historia del país báltico y su larga búsqueda de la libertad.

Vea el vídeo de arriba para conocer lo que ocurrió en enero de 1991.