¿Una sola sede parlamentaria para ahorrar energía?

Access to the comments Comentarios
Por Vincenzo Genovese
La sede plenaria en Estrasburgo.
La sede plenaria en Estrasburgo.   -   Derechos de autor  Genevieve ENGEL/ European Union 2019 - Source : EP

En medio de la crisis energética, incluso las instituciones europeas se aprietan el cinturón. En las oficinas de la Comisión Europea se ha reducido la temperatura de la calefacción en 2 °C y también los niveles de humidificación. Unas medidas que han venido acompañadas de una reducción del consumo total de energía de sus edificios en un 20% de 2015 a 2021.

El Parlamento Europeo también ha decidido bajar la temperatura y reducir la iluminación en sus edificios, ya equipados con paneles fotovoltaicos, unidades de cogeneración y bombas de calor. Además, la Eurocámara ha abandonado 14 proyectos de construcción y renovación para poder pagar las cada vez más elevadad facturas energéticas.

Pero la Eurocámara sigue teniendo que resolver un importante problema que cuesta mucho dinero y gasta mucha energía: la existencia de dos sedes parlamentarias. Una en la ciudad francesa de Estrasburgo y otra en la capital belga, Bruselas. Pero ya hay eurodiputados que se oponen a los viajes. "En esta situación, me parece totalmente injustificado que el Parlamento Europeo caliente e ilumine dos sedes y que sigamos viajando entre las dos ciudades. Creo que durante el tiempo que dure la crisis energética deberíamos quedarnos aquí en Bruselas", ha explicado Daniel Freund, de Los Verdes.

Según los tratados europeos, Estrasburgo es la sede de los plenos del Parlamento, que se celebran 12 veces al año. Los eurodiputados, que realizan su trabajo diario en Bruselas, viajan esta semana a la ciudad francesa, a 440 kilómetros, por segunda vez este mes. Esta sede tiene unas claras raíces históricas, que para algunos eurodiputados son anticuadas.

Un informe del Tribunal de Cuentas publicado hace unos años estimaba que trasladar toda la actividad de la Eruocámara a la capital belga supondría un ahorro de 114 millones al año. Las emisiones totales de CO2 atribuibles al funcionamiento de la sede de Estrasburgo ascienden a casi 19.000 toneladas. "Creo que en 2022, La relación entre Alemania y Francia es lo suficientemente fuerte como para que podamos permitirnos solo una sede del Parlamento Europeo. El Parlamento lo quiere, pero desgraciadamente no podemos decidirlo. Son los gobiernos, en particular el francés, los que nos impiden tomar esta decisión. Si el PE pudiera decidir por sí mismo, creo que mañana tendríamos solo una sede en Bruselas", ha defendido Freund.

En enero de 2020, los eurodiputados pidieron a los Estados miembros que designaran una sede única para la Eurocámara, pero sin especificar cual.