Bruselas presenta una nueva estrategia para incrementar la devolución de migrantes

Access to the comments Comentarios
Por Isabel Marques da Silva
La comisaria europea, Ylva Johansson.
La comisaria europea, Ylva Johansson.   -   Derechos de autor  JOHN THYS/AFP or licensors

La Comisión Europea quiere aumentar las devoluciones de inmigrantes irregulares y acaba de presentar "una nueva estrategia operativa". Sólo el 21% de los migrantes irregulares regresan a sus países de origen, a pesar de haber recibido una negativa sobre su solicitud de asilo por parte de un Estado miembro. "Es necesario que inmediatamente después (de la decisión negativa), los Estados miembros hagan la solicitud de readmisión para el país (de origen). (Entonces) podremos actuar en base a la decisión y devolver a estas personas al país de origen. Por eso es tan importante que trabajemos juntos. Los Estados miembros no pueden resolver solos, pero la Comisión Europea tampoco puede hacerlo", ha explicado durante la rueda de prensa la comisaria europea de Interior, Ylva Johanson.

Las solicitudes de asilo se han incrementado un 50% en 2022. Hubo 924 000 solicitudes, algo que preocupa a la Comisión Europea. Los países con más solicitudes han sido Francia, Alemania, España y Austria.

El problema es que, según las leyes europeas, no todos tienen derecho a protección internacional y ejercen mucha presión sobre el sistema de asilo. La mayoría son inmigrantes económicos, por lo que la red de ONG Consejo Europeo de Refugiados y Exilio cree que hay otras soluciones. "Una sería aumentar los canales para la inmigración legal, que en realidad han ido disminuyendo en Europa en los últimos 20 años. Son personas que pueden querer venir a Europa a buscar trabajo y, de hecho, Europa necesita trabajadores", ha explicado Catherine Woollard, directora del Consejo Europeo de Refugiados y Exilio (ECRE).

La Comisión está dispuesta a crear empleos que respeten los derechos humanos en sus paises. Pero ECRE afirma que sería mejor concentrar los recursos en la cooperación al desarrollo. "El verdadero obstáculo está en el país de origen. Debido a la impopularidad y el resentimiento por los esfuerzos y la presión de Europa para que la gente regrese, y esto no es una prioridad para muchos de esos países. Sobre todo, en un contexto en el que se benefician de las remesas, los flujos financieros, los conocimientos y la experiencia que aportan sus nacionales que se han trasladado al extranjero", ha asegurado Catherine Woollard.

El documento político se debatirá en la reunión informal de Justicia y Asuntos de Interior que se celebrará en Estocolmo esta semana.